Vecinos cortaron la Ribera en reclamo de viviendas

Habían sido desalojados en la madrugada del martes de un predio de Villa Fiorito. Dicen que no fueron avisados por la Justicia. Reclamaron a la Municipalidad un lugar donde habitar. La comuna dice que construirá en el lugar una planta depuradora y que hasta ahora no tiene una solución inmediata para los reclamos.

Alrededor de 55 familias de Villa Fiorito que se quedaron sin techo luego de ser desalojadas el martes pasado, se manifestaron hoy con un corte total del Camino de la Ribera, en ese barrio, a la espera de una respuesta de las autoridades municipales que, sin embargo, aseguraron que el predio está destinado a la construcción de una planta depuradora de líquidos cloacales y que por el momento “no hay lugar para (dar vivienda a) los desalojados”.

Mientras tanto, las familias asentaron una carpa cerca del lugar donde se encontraban “para ‘aguantar’ hasta que haya una solución” de los funcionarios lomenses, y aunque entendieron que “la obra puede beneficiar al barrio”, remarcaron que no tienen un lugar a donde ir.

Durante la madrugada del martes pasado, con diez carros de asalto y dos topadoras, miembros de la Infantería de la Policía Bonaerense arrasaron violentamente con las casas que hace tres semanas se alzaron en el descampado ubicado en El Plumerillo y la cuenca del Arroyo Unamuno.

“De los ranchos de chapa, cartón y madera no quedó nada. Las topadoras tiraron todo y hasta los policías quemaron algunas pertenencias de los habitantes de esas tierras”, sostuvo a AUNO Armando Chaves, miembro de la organización Encuentro de la Resistencia Indígena, Barrial y Campesina (CEPOFI). Los vecinos no se resistieron, aunque sí se indignaron debido a que “no hubo un aviso previo de la Justicia”.

Ante esta situación, desde la Municipalidad enviaron un camión con setenta colchones y algunos alimentos perecederos para los vecinos afectados que cortaron hoy el Camino de la Ribera de 7 a 12. Sin embargo, las familias lo consideraron como “un remiendo que evita solucionar la situación a fondo”.

Fuentes del Ejecutivo municipal evaluaron ante esta agencia que “el desalojo es razonable” en el caso de que estuviese destinado a permitir la construcción de la planta depuradora, que formaría parte del plan de obras de saneamiento del Arroyo Unamuno.

“Igualmente, hay que tener en cuenta algo: los vecinos nunca fueron censados para obtener una casa o formar parte del Plan de Viviendas provincial y no tienen un lugar a donde ir. Por eso, lo más razonable es que la administración de Jorge Rossi haga algo respecto al tema, porque no puede estar de brazos cruzados como hizo hasta ahora”, demandó Diego, otro de los miembros del CEPOFI.

Frente a esta postura de las autoridades locales y ante la precaria situación en la que tienen que vivir, las familias desalojadas se unirán mañana a una asamblea que se realizará en Puente La Noria, a las 16, en la que se repartirán panfletos con consignas de “repudio a la inflación, los bajos salarios y los altos costo de la canasta básica familiar” a las personas que pasen por el lugar.

Por su parte, ante el desalojo, el presidente del bloque PRO lomense, Carlos Fiorentino, repudió la ausencia de una política de Estado por parte de los gobiernos nacional y provincial que permita facilitar el acceso a la tierra y a la vivienda por parte de los sectores populares.

“La necesidad de la vivienda propia es un derecho humano básico que hoy no pueden ejercer miles de familias en la provincia de Buenos Aires”, manifestó el concejal a través de un comunicado.

NS-AFD
AUNO-07-08-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>