Una petrolera producirá combustibles vegetales con tecnología de avanzada

La carrera que comenzó a darse lentamente en el país para contar con producción de combustibles renovables menos contaminantes, a partir de la utilización de aceites vegetales, podría tener un efecto multiplicador importante antes de que termine este año, a partir de la decisión de la petrolera Repsol YPF de poner en marcha un programa para la producción de biodiesel.

(AUNO*) El reciente anuncio en tal sentido de la compañía, la más importante petrolera del país y una de las más grandes del mundo, podría ser el desencadenante final para el surgimiento de este tipo de producción de combustible en el país, ante su potencial económico y multiplicador.
Hasta ahora, en distintos puntos del país se realizaron programas experimentales o a pequeña escala de este tipo de producción, que, si bien tuvieron resultados positivos, nunca lograron una producción importante.
Si bien Repsol YPF destacó que hasta ahora la compañía “se encuentra trabajando activamente en un plan para la producción de biodiesel”, voceros de la empresa indicaron a la Agencia Universitaria de Noticias y Opinión que “antes de fin de año puede haber importantes novedades”.
“Estamos trabajando activamente en un plan para la producción de biodiesel a través de la aplicación de tecnología de punta con el objetivo de convertirse en el primer productor de este combustible renovable en el mercado argentino”, destacó la empresa.
El biodiesel es un combustible alternativo para motores diesel derivado de aceites vegetales, como de soja, colza o girasol, o de grasa animal, que son sometidos a un proceso químico. Además, se genera glicerina, que también es aprovechable.
El plan de la empresa se realiza en su Centro de Tecnología Aplicada (CTA), que está ubicado en el ingreso de la Refinería La Plata, “al mismo tiempo que se encuentra en el proceso de definición de su respectivo plan de trabajo y adaptación”.
“Repsol YPF con este emprendimiento está dando el primer paso para iniciar la integración de los combustibles tradicionales incorporando un porcentaje de biocombustibles, cuidando y priorizando el medio ambiente”, explicó la empresa.
En el país, más allá de experiencias puntuales menores, la producción de este tipo de combustibles no cuenta todavía con un marco legal, ya que la ley que lo trataría, y que concedería beneficios económicos a quienes lo manejen, todavía no fue aprobada por la Cámara de Diputados, tras contar con media sanción del Senado.
Puntualmente, el tema está trabado en la Comisión de Presupuesto de la Cámara, ya que se están estudiando el impacto que tendrán esos beneficios impositivos en los recursos nacionales. Los parámetros de mejoras ambientales que produce este tipo de energías está fuera de discusión, y ya pasó por los estudios necesarios.
Actualmente, el 98 por ciento de los combustibles alternativos se genera en Europa, en medio de una tendencia muncial a su estudio y uso. Alemania, Francia e Italia lideran este rubro, con acuerdos para que en todo el continente los combustibles cuenten obligatoriamente con un porcentaje de biodiesel en los próximos años.
“Repsol YPF entiende que con las oportunidades que representa el país como productor de oleaginosas es importante poner en marcha un programa para producir biodiesel en la Argentina”, indicó la empresa.
AUNO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>