Una hipótesis más oscura sobre el caso de Mercedes y Marcos

Hace 15 días, una madre con su hijo habían sido encontrados muertos a la vera del Camino Negro. La Justicia y la Policía sostienen que fue un accidente de tránsito. La familia reveló una nueva hipótesis: “Algo sabían y por eso los asesinaron”.

“Algo sabían y por eso los asesinaron.” Ésta es la frase que define la hipótesis de la familia de las dos personas halladas muertas el pasado 19 de septiembre a la orilla de Camino Negro, en Ingeniero Budge. Sin embargo, aunque “hay una denuncia formal en relación a esta suposición y pruebas presentadas ante la Justicia”, según afirmó la hermana de una de las víctimas, Berta Galván, la investigación policial continúa relacionada con la conjetura sobre un accidente de tránsito.

“Doble homicidio culposo” es la carátula que reza el expediente judicial y sobre la que investiga la comisaría décima de Lomas de Zamora, la primera en intervenir en el caso. Sin embargo, Galván, aunque no pudo precisar datos porque la investigación se encuentra “bajo secreto de sumario”, descartó enfáticamente la hipótesis en la que trabajan policías, peritos y el fiscal: su hermana y su sobrino “no murieron a causa de un accidente”, asegura.

Los cuerpos de Mercedes, de 35 años, y su hijo Marcos, de 10, fueron encontrados en la colectora de Camino Negro, en Ingeniero Budge, con signos de haber sido atropellados por un vehículo. Pero según afirmaron sus familiares, el incidente “no ocurrió en ese lugar”. Para ellos, a la mujer y al chico “los mataron en otro lugar y los llevaron ahí (a Camino Negro)”.

En diálogo con AUNO Galván, aseguró que no sólo descartan la posibilidad de un accidente automovilístico, sino que además rechazan la idea de un robo, ya que Mercedes “no llevaba elementos de valor ni dinero”.

Por otra parte, la mujer aseveró que su hermana “no tenía enemigos”, que en el barrio la conocían muy bien y nunca tuvo problemas. Estas cuestiones descartadas por la familia pretenden confirmar de alguna manera el espectro de posibilidades que maneja el entorno de las víctimas. Por ello, Galván insistió que el episodio se debió a una cuestión “mucho más oscura” que “no tiene que ver con lo que la Policía está buscando”.

“Es imposible que el hecho haya ocurrido en ese lugar descampado, Mercedes no solía caminar por allí y menos en compañía de su hijo”, argumentó. Aparte, según la familia “no hay indicios de accidente en esa zona”.

Aunque no pudo brindar información precisa sobre las conjeturas esbozadas hasta tanto no se definan ciertas cuestiones en relación a la causa, Galván afirmó que “hay datos que llevan a pensar que fue un crimen” y prometió brindar todas las explicaciones necesarias una vez aclarados algunos puntos trascendentales.
Las pruebas que respaldan la hipótesis de los allegados a las víctimas “ya fueron presentadas ante la Justicia”. Este es el aporte de los familiares a la causa, además de contribuir con la búsqueda incesante de testigos que por el momento no aparecen.
Las marchas de todos los lunes 17:30, con las consignas de “Justicia para Marcos y Mercedes” corresponden a otras de las actividades realizadas por allegados y vecinos. La movilización por la calle Virgen de Itatí abarca las 25 cuadras que separan el domicilio de la familia del lugar en donde se encontraron los cuerpos.

RCI-AFD
AUNO-01-10-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>