“Un día de inmensa reparación” para la libertad sexual

Así lo consideró la presidenta Cristina Fernández al entregar los primeros DNI a las beneficiarias de la reciente Ley de Identidad de Género. “Es el comienzo de una vida con menos discriminación y con más posibilidades, de una ciudadanía plena con dignidad y libertad”, celebraron desde la Comunidad Homosexual Argentina.

Lomas de Zamora, julio 2 (AUNO).- El Salón de las Mujeres Argentinas, ubicado en la Casa Rosada, fue el lugar en el que la presidenta Cristina Fernández entregó los primeros DNI a personas beneficiadas con la nueva Ley de Identidad de Género, y calificó a la ocasión como “un día de inmensa reparación” hacia quienes “pasaron toda una vida esperando que reconozcan lo que son”.

Las militantes por la diversidad sexual compartieron la primera fila con la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, la nieta recuperada Victoria Montenegro y el ex magistrado español Baltasar Garzón. “Antes el Estado nos llevaba presas, ahora nos dan un documento”, explicaron las beneficiadas por la nueva legislación. Maiamar Abrodos y María Laura Alemán fueron dos de las activistas que recibieron sus nuevos documentos, entre otras personas trans beneficiadas con la Ley de Identidad de Género.

La reciente legislación reconoce aspectos de las personas que “no son nuevos, sino que vienen con la historia de la humanidad misma”. Junto con la Ley de Matrimonio Igualitario, “son el reconocimiento de la igualdad de género, uno, y el otro permite que los bebés de matrimonios igualitarios sean hijos, porque son hijos ante todo”, afirmó la Presidenta frente a las exultantes activistas que mostraban su nueva identidad plasmada en el documento y agregó: “Hoy es un día de reparación, la igualdad es tan importante como la libertad”.

Otra de las trans que recibió su nuevo documento fue Laura Moyano, oriunda de Adrogué, quien había sido la primera bonaerense en cambiar de género y nombre en su DNI. En aquella oportunidad, a comienzos de junio, la activista de 34 años pudo concretar su anhelo de ser considerada mujer por el Estado y aseguró que “es un avance muy importante ya que nos convierte en ciudadanos y ciudadanas provistos de derechos, nos reconoce con nuestro nombre y sexo”.

“Toda una vida esperando para que te reconozcan lo que sos —agregó Fernández al mirar a las trans—. Que te nieguen la igualdad de tu elección de vida, de tu elección sexual, es no reconocer los tiempos que corren. Es hora de que aceptemos la realidad cómo es. Quiero agradecerles a todos los que luchan por ampliar derechos.”

Asimismo, remarcó que Argentina está avanzando en materia de derechos, no sólo en la región, “recién ahora Francia está votando la Ley de Matrimonio Igualitario”, por eso manifestó sentirse “orgullosa de ser vanguardia”. “Qué hermoso ver que los argentinos tengan todos los mismos derechos. Perdón por haber esperado tanto”, se disculpó Fernández, con un muñeco de trapo suyo en la mano y aprovechó la oportunidad para contar que están las versiones “aladas” de los ex presidentes Juan Domingo Perón y Néstor Kirchner, de la ex primera dama María Eva Duarte y del comandante de la Revolución Cubana Ernesto Guevara de la Serna, que se pueden comprar en el Museo del Bicentenario.

Acerca de la ocasión, calificada como “histórica”, el titular de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), César Cigliutti, celebró la entrega de los nuevos documentos como “el comienzo de una vida con menos discriminación y con más posibilidades, de una ciudadanía plena con dignidad y libertad”.

La ley de Identidad de Género, sancionada a comienzos de mayo, contempla que todo individuo “tiene derecho al reconocimiento de su identidad de género, tal como cada persona la siente”, corresponda o no con “el sexo asignado al momento del nacimiento”.

Además, permite que toda persona pueda solicitar la rectificación registral del sexo y el cambio de prenombre e imagen “cuando no coincidan con su identidad de género autopercibida, sin necesidad de ningún trámite judicial o administrativo”, así como también considera que los mayores de 18 años puedan acceder a intervenciones quirúrgicas totales y parciales y/o tratamientos integrales hormonales para adecuar su cuerpo “sin necesidad de requerir autorización judicial o administrativa”.

PT-NS-AFD
AUNO-02-07-2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>