Teatro x la Identidad: la búsqueda de los nietos nacidos en el Pozo de Banfield

Las Abuelas de Plaza de Mayo firmarán un convenio con el Club Banfield. El colectivo artístico ofrecerá una presentación en el estadio. Osqui Guzmán, Juan Palomino y Arturo Bonin conversaron con AUNO sobre el significado del ritual.

Lomas de Zamora, diciembre 3 (AUNO).- Teatro x la Identidad (TxI) se presentará este miércoles a las 19 en el estadio Florencio Sola para celebrar un convenio que acordaron las Abuelas de Plaza de Mayo y el Club Atlético Banfield con el fin de contribuir a la búsqueda de los nietos nacidos en cautiverio durante la última dictadura cívico-militar.

Según un comunicado del club, la iniciativa –y posterior organización– del encuentro surgió del Colectivo por los Derechos Humanos del Taladro. La intención es «generar una campaña para la restitución de la identidad de los chicos nacidos en el Pozo de Banfield«. El club se encuentra a 30 cuadras de este ex centro clandestino de detención que se transformó este año en un espacio para la memoria tras una década de pedidos y trámites de vecinos y familiares de desaparecidos.

Precisamente, el espectáculo ocurrirá en vísperas de la audiencia preliminar del juicio por los casos de lesa humanidad en el Pozo (este viernes). Además, el 10 es el Día Internacional de los Derechos Humanos.

El encuentro fue una idea del Colectivo por los Derechos Humanos del Taladro.

La campaña de Banfield tiene una consigna: «Ellos y ellas son banfileños y banfileñas y les estamos buscando». Bajo este lema, este miércoles estarán presentes y formalizarán el acuerdo Estela de Carlotto y Delia Giovanola, abuela de Martín Ogando –quien nació en el Pozo–. La institución verde y blanca ya había plantado anteriormente la semilla de la memoria. A principios de mes restituyó la condición de asociados a los desaparecidos, que la habían perdido durante el terrorismo de Estado. Ahora retoma el compromiso con esta nueva iniciativa.

Según lo pautado por el acuerdo, el club sumará sus redes y  estructura de difusión a las campañas por la búsqueda de los nietos y las nietas apropiadas durante la última dictadura militar. Esto se coronará con la presencia del colectivo artístico TxI.

Cristina Fridman, integrante de la Comisión directiva del brazo teatral de las Abuelas, expresó su deseo de que esta propuesta se replique en todos los clubes de fútbol, ya que en todas estas instituciones «hay familiares de desaparecidos». «Y porque la identidad es muchas cosas, pero si hay algo que a uno lo identifica es el club del barrio, su club de fútbol, y más a los argentinos», destacó, en diálogo con AUNO.

«El fútbol tiene absolutamente que ver con la identidad de un pueblo», definió la actriz. Y tan es así que en el estadio del Taladro el teatro también dirá presente: «Porque en TXI no hablamos solamente de la apropiación, sino de nuestra identidad

Después de la firma del convenio, Teatro x la Identidad –que ya lleva 20 años trabajando codo a codo con las Abuelas– comenzará su presentación con las presencias de Malena Sánchez, Juan Palomino, Osqui Guzmán, Daniel Fanego, Arturo Bonin, María José Gabin, Cristian Cimminelli, María Forni, Eugenia Guerty y Natalia Berzano. La cita incluirá el condimento musical de Julia Zenko, Esteban Morgado y Mala Fama, a cargo del cierre.

Este ciclo teatral pondrá en juego una mixtura de monólogos, testimonios, música y poesía. Habrá textos de diferentes ediciones de Idénticos, clásico ritual de micromonólogos de TxI.

También estará presente el sobreviviente de la Noche de los Lápices Pablo Díaz, quien en un video convocó a acercarse al evento para recordar a los adolescentes desaparecidos y torturados en aquella fecha. «Mi historia tiene que ver con Banfield porque junto con los adolescentes de la Noche de los Lápices estábamos en el Pozo secuestrados», explicó.

El Pozo es una antigua dependencia de la Brigada de Investigaciones de Banfield de la Policía de la provincia de Buenos Aires que operó como centro clandestino de detención desde noviembre de 1974 hasta octubre de 1978. Por ahí pasaron más de 300 personas, de las cuales 97 aún se encuentran desaparecidas. Diez fueron los chicos de La Noche de los Lápices. 

A principios de este mes, el club restituyó la condición de asociados a los desaparecidos.

La reconstrucción de la identidad colectiva

Arturo Bonin forma parte de TxI desde hace 20 años y cree que es una «forma más de colaborar para reconstruir la identidad colectiva». Piensa también que la lucha fue mutando ya que en un principio el motivo era la búsqueda de chicos apropiados. Ahora pasó a ser «otra cosa»: «(Ellos) son adultos que no tienen su identidad real y esto implica también a jóvenes y niños con otra identidad». Es decir, a sus hijos.

Bonin destacó la actitud del club Banfield. Según su parecer es «muy importante el reconocimiento a los desaparecidos» de la institución, una postura política en línea con el trabajo incansable de Teatro x la Identidad. «Nosotros no representamos a ningún partido en particular, somos una identidad política colectiva«, aclaró el protagonista de la obra Un instante sin Dios.

Que los clubes de fútbol tomen esta iniciativa le saca una sonrisa, entiende que es un «crecimiento como sociedad», un «logro», una brisa de aire fresco. 

El actor también habló de la recepción del público al ver TxI. «Muchos toman primer contacto con esto», expresó. «Muchos creen que podría existir una separación entre la cultura y los derechos humanos«, agregó. Pero él no cree que pueda suceder. Aseguró que «hay una conexión directa entre todo esto» y el teatro sencillamente cumple la función de ponerlo de «manifiesto». Como un canal.

Según el artista oriundo de Villa Urquiza el trabajo del actor no es solamente entretener. Por eso, su compromiso con la identidad no dará tregua y seguirá entonces «tejiendo y entretejiendo socialmente esta red que en momentos de dictadura intentaron cortar». Ayudando a replicarla para que no la corten nunca más.

Construcción y reconstrucción

«La identidad es como un mástil que hay que mantener vivo porque no es una idea congelada», definió Osqui Guzmán, quien integra desde 1999 el grupo de Teatro x la Identidad. Al ser consultado por el significado de este concepto, prefirió abrir más signos de pregunta: quiénes somos, de dónde venimos, hacia dónde vamos. Guzmán aseguró que la identidad es el «camino» para trazar las respuestas.

El actor, que forma parte de TxI desde sus inicios y estuvo en la mayoría de sus funciones, entiende a la identidad como un «espacio de construcción y reconstrucción». Para él es muy difícil definirla. Sólo aparece cuando se la nombra, y en «la lucha».

Este miércoles el comediante y también conductor interpretará un monólogo que ya hizo anteriormente en A propósito de la duda, semimontado de Patricia Zangaro con el que inició su historia el colectivo artístico.

«Siempre» Guzmán se sintió muy «identificado con esta lucha». Lo representa completamente: «Me uno a ellas (las Abuelas) sabiendo que soy parte de una lucha genuina, de una de las más honestas de estos últimos tiempos, que es la recuperación de los nietos apropiados«.

Las heridas

Para Juan Palomino es importante saber de dónde cada persona viene. ¿Para quién no lo sería? Si «la génesis de uno es importantísima«. «Eso construye un camino y la identidad de una persona», definió.

Para él la identidad es la forma de poder construirse uno mismo. Conocer el pasado es la herramienta crucial para saberse entero. «Saber quiénes son tus padres, tus abuelos, tus bisabuelos», porque la historia del sujeto y la historia misma se encuentran «contenidas» por la identidad. «Cuando uno es despojado de ella aparecen las heridas«, aseguró.

Es «fundamental» para el actor saber quién es él, quiénes fueron sus antepasados «peruanos, argentinos o vascos», porque la identidad es algo que no puede negociarse.

Recordó, también, la actitud de River Plate en la época más fría del año: «Eso tiene que ver con cómo River, leyendo la realidad, abrió sus puertas a decenas de personas en situación de calle en los días más fríos». «Pasa por el poder de observación que uno tenga para poder entender mejor» lo que pasa alrededor, explicó. Y afirmó que se relaciona con la manera de percibir la realidad, sin importar si se trata de un «presidente de fútbol» o de un «piloto de aeronave». El fin siempre es comprenderla para así construir una sociedad más «justa».

«Un espacio físico, como lo es una cancha de fútbol, con dirigentes que entiendan quizá esa necesidad de encuentro y de reencuentro uno lo celebra», concluyó. Palomino nunca dudó de participar este miércoles y ahí va a estar, junto a sus colegas. También, de alguna manera, junto a los 30 mil que fueron arrebatados por la última dictadura. A los que aún sus Abuelas y Madres siguen esperando para darles un abrazo más.

AUNO-03-12-2019
DESP-MDY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>