Reforma política: lista sábana ¿sí o no?

Un grupo de ong´s y diputados advierten que la eliminación de las listas sábanas haría desaparecer la representación de la mujer y de las minorías en los lugares de decisión. A la vez, se comprometen a trabajar por la reforma de los partidos políticos y el acceso ciudadano a la información pública

Por Cecilia Díaz

(AUNO-TERCER SECTOR*) La mayoría de los proyectos presentados para la reforma política coincide en la eliminación de las llamadas listas sábana. Sin embargo, un grupo de diputados y ONG”#8482;s denuncia que la principal intención de esta propuesta es “destrozar lo poco que queda de la política”.
En diálogo con AUNO-Tercer Sector, la titular de la Fundación Mujeres en Igualdad, Monique Thiteux-Altschul opinó que “es mentira eso de que si se eliminan las listas sábana se solucionan todos los problemas del país”, porque si eso ocurre “lo único que vamos a conseguir es que desaparezcan las mujeres y las minorías de la política”. Además, ocasionaría que haya candidatos independientes desconocidos y que “ni siquiera tienen el respaldo de una institución”.
La defensa de la lista sábana tuvo lugar durante la firma de una documento público en donde un grupo de diputados “#8220;entre ellos, Lucrecia Monteagudo, Nilda Garré, Juliana Marino, Margarita Stolbizer y Marcela Rodríguez- y organizaciones civiles como asociación Generar, el Centro de la Mujer, el Centro de Estudios Carolina Muzzili, Mujeres en Igualdad y Fundal, se comprometieron a “propiciar y defender la modificación de la ley de financiamiento político, la reforma de las cartas orgánicas de los partidos, el acceso a la información pública de los actos de gobierno, y el apoyo a los mecanismos de participación ciudadana” siempre que “no comprometan los logros obtenidos como el cupo femenino y la representación de las minorías”.
La polémica se enciende cuando algunos sectores demonizan a las listas bloqueadas y cerradas (adjudicándole un distanciamiento entre la ciudadanía y la política junto al ocultamiento de candidatos impresentables), mientras que políticos y militantes sociales sostienen que “la transparencia no se alcanzará mediante la desaparición de las listas, sino que para ello es necesario recuperar la política mediante un compromiso urgente y sin hipocresías”.
La propuesta que se plantea desde este grupo es la defensa de la Ley de Cupos y la lista plurinominal bloqueada cerrada (designación técnica de las listas sábana) como el único sistema que realmente garantiza la representatividad.
De esta manera, se explica que la transparencia y el compromiso que la sociedad le exige al Gobierno sólo puede llegar una vez que los partidos políticos reformulen sus cartas orgánicas.
Según Thiteux-Altschul, “en los partidos políticos, el manejo de las decisiones está en mano de los varones. Ellos eligen a mujeres obedientes, que van a votar como ellos quieran. Por eso se debe exigir una representatividad dentro de las agrupaciones para que se comparta la toma de decisiones”.
Mediante un decreto de agosto de 2003 fue creada la Comisión para el Análisis y Estudio de la Reforma Política, a partir de la cual representantes del Ministerio del Interior junto a miembros de entidades civiles, partidos políticos y personalidades académicas se abocaron al estudio y análisis de los temas referidos a la reforma política. Pero según la titular de la Fundación Mujeres en Igualdad, la Comisión “no escuchó otras voces, ni cumplió con las reuniones prometidas para debatir opiniones”.

Agencia Universitaria de Noticias y Opinión
Revista Tercer Sector

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>