Proponen modificar la ley de quiebras

Mientras la actividad en el Congreso se centraliza en la sanción de leyes que intentan dar respuesta al reclamo contra la inseguridad, miles de trabajadores unidos en cooperativas esperan que se trate un proyecto de ley que les permita recuperar las empresas quebradas que lograron reactivar

Por Raúl Campos

(AUNO-TERCER SECTOR*) Con el propósito de facilitar a cooperativas de trabajadores la recuperación de empresas en proceso de quiebra, diputados de diferentes bloques presentaron un proyecto de ley para reformar la Ley de Quiebras.
La iniciativa fue elaborada por el Defensor del Pueblo, Eduardo Mondino, y en la Cámara de Diputados será apoyado por los bloques del justicialismo, el radicalismo y el socialismo, entre otras bancadas de la oposición.
La modificación, que antes deberá contar con la aprobación del Ministerio de Economía, apunta a promover el principio de conservación de la empresa porque hasta ahora la continuidad laboral sólo puede ser adoptada por la Justicia.
El proyecto de ley fue presentado por los presidentes de las Comisiones de Industria, Carlos Brown (PJ-Buenos Aires); de Asuntos Cooperativos, Héctor Romero (UCR-Chaco), los diputados Héctor Polino (PS) y Jorge Arguello (PJ); y el presidente del Movimiento de Fábricas Recuperadas, Luis Caro, que fue acompañado por representantes de un grupo de cooperativas de trabajo.
Los legisladores y el Movimiento de Fábricas Recuperadas entienden que al no estar legitimadas las cooperativas en la legislación actual, se colige que están prohibidas. La igualdad de trato estará contenida en la reforma del artículo 48 de la ley de quiebras 25.422, que contempla el procedimiento conocido como “cramdown”, es decir, de rescate de la empresa concursada y que hasta ahora no prevé la participación de cooperativas de trabajo formada por los empleados de la empresa en cuestión, para intervenir en la recuperación de la fuente de trabajo.
Con la modificación se logrará que este tipo de asociaciones puedan recuperar las empresas quebradas y convertirse en sociedad comerciales, con lo que se evitará el desguace empresario, cuando sea viable, y reactivar la empresa.

“Se plantea la legitimación de la cooperativa de trabajo o agrupación de trabajadores para adquirir la empresa, que ellos mismos han sostenido y revalorizado durante el período de continuidad”, señala el proyecto de reforma.
Advierte la iniciativa que concurre a esta circunstancia “la necesidad de prever la adjudicación directa de la empresa a los trabajadores al precio de tasación pudiendo compensar sus créditos laborales”.

En el país existen alrededor de ocho mil fábricas quebradas, que en caso de estar en condiciones legales de reactivarse generarían aproximadamente 500 mil puestos de trabajo, según cálculos de legisladores de la Cámara de Diputados.
En la presentación del proyecto de ley participaron trabajadores de las cooperativas de Brukman, 2 de Abril, 8 de marzo, Argentina Nuevas Era, Argypaz, Astilleros Navales Unidos, Avícola Moreno, Baseport, Campos, Cintoplom, , La Nueva Esperanza (Grissinopoli), Porteros, Hospital de Lavallol, Cotragas, Diario Villamaría, Diógenes Taborda, El Aguante Unión Sanluiseña (Gatic), entre otros.

*Agencia Universitaria de Noticias y Opinión
Revista Tercer Sector

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>