Preventiva para el policía detenido por el crimen de Bugatto

El único imputado en el crimen del futbolista de 20 años asesinado en mayo pasado seguirá preso, acusado de “homicidio agravado por el uso de un arma de fuego”. Unos días antes, sus familiares se manifestaron en los Tribunales lomenses para denunciar “irregularidades” y “falta de transparencia” en la causa del joven.

Belén Escobar

Lomas de Zamora, junio 11 (AUNO).- La Justicia dictó prisión preventiva para el policía Damián Benítez, acusado del crimen de Lautaro Bugatto, el jugador de las inferiores de Banfield que fue asesinado el 6 de mayo, cuyos familiares, que aún no fueron notificados oficialmente de la noticia, se habían manifestado frente a los Tribunales de Lomas de Zamora para denunciar “irregularidades” en la causa. “Nos prometieron transparencia y mintieron”, subrayó la madre del muchacho, Alicia Giardina.

El juez que lleva la causa, Gabriel Vitale, decidió que Benítez seguirá preso por “homicidio agravado por el uso de un arma de fuego” y aguardará así hasta el juicio oral, que aún no tiene una fecha estipulada, en el penal 40 de Lomas de Zamora.

Por su parte, los familiares de Bugatto se manifestaron en los Tribunales lomenses acompañados de diferentes agrupaciones tales como Juventud Peronista Evita, Corriente de Liberación e Integración Nacional (CoLiNa), Madres de víctimas de gatillo fácil y la Agrupación Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (Hijos). Fueron más de 300 personas las que expresaron su “enojo” por las alteraciones en la causa.

“Luego de lo ocurrido, los policías entregaron el auto a la concubina de Damián Benítez, el asesino, en vez de llevarlo directamente al peritaje. Recién doce horas después el fiscal ordenó un allanamiento para volver a secuestrar el auto”, relató a AUNO, la mamá de Bugatto.

Según los familiares del joven, aquella noche él salió de su casa y estaba por subir a su auto junto con sus dos primos y un amigo, cuando simultáneamente dos delincuentes quisieron robar la moto en la que iba la hermana de Damián Benítez, el policía bonaerense, quien se encontraba en un coche detrás de ella. En ese momento, el oficial —que estaba de franco— disparó siete veces y una de esas balas fue la que dio en el futbolista y le provocó una hemorragia en uno de los pulmones. Al oír los disparos los ladrones huyeron inmediatamente. Cuando Benítez se percató que el futbolista estaba herido, quiso escapar, pero la tía de Lautaro y una amiga de ella lo detuvieron.

Si bien el acusado, que se encuentra detenido en el Penal 40 de Lomas de Zamora, argumentó que hubo un tiroteo, y que a raíz de eso, el joven recibió un disparo, los Bugatto sostienen que los únicos disparos fueron efectuados por el bonaerense.

Giardina denunció también que los dos primos de Lautaro, quienes estuvieron con él durante el hecho, fueron a declarar a la comisaría designada y uno de ellos, un testigo clave, fue “ocultado por dos policías para encubrir la verdad”.

La madre de la víctima, quien sólo sale de su casa “para hacer trámites” desde la muerte del chico de 20 años, contó a AUNO que aquellos policías que ocultaron el testimonio de uno de los primos, se presentaron en su casa días después con un “tono raro”, intimidatorio: “Con la supuesta finalidad de ayudarme, me dijeron que no debería estar sola en mi casa, pero con una intención oculta, a mi parecer”.

Otra de las quejas expresadas por aquellos que se manifestaron en Tribunales, se basó en que vinculan a Bugatto con los delincuentes. Con respecto a esto su madre cuestionó “¿quién va a salir a robar a la puerta de su casa?” y afirmó que es un razonamiento “absurdo”.

Asimismo, Alicia Giardina contó que en la causa figura una hipótesis en la que la familia de la victima “implantó” la bala en su cuerpo. “No sé cómo podríamos sacar una bala de la pistola de Benítez y ponerla en el cuerpo de Lautaro”, destacó.

Dentro de la larga lista de quejas, otro de los puntos que destacó la madre del futbolista fue sobre las declaraciones de la hija del imputado. “Hizo declarar a su hija de 12 años, y ella dijo que salieron 20 balas, pero eso nunca pasó. También dijo que una vez que ella y su familia llegaron a la comisaría, vio que el acusado tenía conversaciones con el comisario y eso no se puede hacer”.

A su vez, explicó que ese miércoles, el día de la manifestación, la Justicia los podría haber recibido, pero ellos no aceptaron porque no quisieron “entorpecer la causa”. “Nuestra intención no era que piensen que queríamos poner presión, nosotros necesitábamos expresar nuestro descontento, nada más.”

Giardina también mostró disconformidad con autoridades políticas, como con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal. El jefe de la Policía de la provincia, Hugo Matzkin, también fue señalado por la madre de la víctima: “Promete cosas delante de mucha gente. Yo le pedí que fuera transparente y mintió en lo que prometió”.

A su vez, a la autoridad provincial le reprochó el accionar de la Policía que está a su cargo, y con respecto al ministro Casal señaló que “las cosas no se resuelven sentados en el escritorio y viajando en un helicóptero de vez en cuando. Si el cargo le queda grande, que lo deje”.

MBE-AFD
AUNO-11-06-12

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>