Preocupa la mortandad de peces en el río Paraná

En las últimas semanas, autoridades sanitarias de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe detectaron una importante mortandad de una especie de peces que habita en las aguas del Río Paraná, lo que generó preocupación y motivó el inicio de una serie de estudios para intentar determinar el problema que la provocó.

(AUNO*) Ante esta situación, la Secretaría de Agricultura de la Nación informó que desde la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, a cargo de Gerardo Nieto, en conjunto con las autoridades y técnicos de esas dos provincias iniciaron el desarrollo de los estudios que afectaron, de manera “aguda”, a la especie conocida como “armados”, con tradición de ser altamente resistentes.
A simple vista, los peces presentan “ulceraciones cutáneas y hemorragias bucales, lo que hace suponer la presencia de alguna epidemia provocada por bacterias no identificadas aún”. Además, se inició una investigación para intentar determinar si este problema afectó a otras especies que habitan en el río, como bogas o sábalos.
De acuerdo con algunos estudios realizados por técnicos de la Universidad del Litoral y de la provincia de Entre Ríos, el origen de la enfermedad que provocó su mortandad no fue a partir del “contacto o ingesta de pesticidas agroquímicos”, como los comúnmente empleados en el agro argentino.
“Por tales motivos, se están realizando otros estudios, más específicos referidos a bacterias y virus, microorganismos que puedan estar afectando en forma virulenta a estas especies.
Ante esto, se resaltó que “de manera precautoria”, las autoridades provinciales y nacionales, recomendaron a la población que “no consuma estos peces, hasta tanto no se establezca el motivo de la mortalidad ocurrente”.
Los peces fueron hallados en una franja costera de cerca de 100 kilómetros, ubicada desde el puerto de Diamante hasta Pueblo Brugo.
El hallazgo de los primeros ejemplares sin vida de Ptoradas Granusus se produjo en junio pasado e inicialmente se atribuyó a la gran cantidad de granos que se detectó en sus intestinos, por lo que se supuso que habían ingerido de esa manera una importante cantidad de pesticidas.
Sin embargo, luego se descartó esta posibilidad y se inició una serie de estudios más intensivos.
Mientras tanto, desde la Dirección de Recursos Naturales de Entre Ríos se había alertado a los pobladores de los municipios situados sobre el río Paraná que se abstuvieran de consumir ese tipo de peces, a lo que ahora se sumó el área nacional.
AUNO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>