Por el “Nunca Más” de la diversidad sexual

Se trata de una iniciativa que persigue formar un archivo de la memoria del distrito con testimonios y experiencias de vida de travestis, trans, homosexuales y bisexuales cuyos derechos humanos fueron violados durante la última dictadura cívico-militar. “A nadie se le ocurrió jamás que una travesti tenía algo para contar sobre la dictadura “, destacó Alex Freyre.

Emmanuel Videla

Lomas de Zamora, julio 10 (AUNO).- “Hoy vengo con dobles intenciones”, bromeó el director de la Fundación Buenos Aires Sida, Alex Freyre al comienzo de la charla en la Casa de la Cultura de Almirante Brown. Su afirmación parece inocente, pero es intencionada. Es que el referente de la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero afirmó que se necesita la participación de todos para empujar a la comunidad de LGBT a pronunciar sus violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura cívico-militar, al tiempo que destacó que es un “hecho histórico” firmar un convenio de cooperación para hacer emerger los testimonios que serán remitidos en el Archivo de la Memoria de la Diversidad Sexual, surgido a fin del año pasado.

El grado de insistencia de Freyre para incentivar a la sala a involucrarse tiene su objetivo. Encontrar más testimonios, ya que contó que durante 1983 y 1978 (aún en democracia) la comunidad de LGBT era perseguida por los controles policiales, en la brigada de moralidad y buenas costumbres.

Acompañado de una de las coordinadoras de Fundación Buenos Aires Sida, Valeria del Mar Ramírez, quien contó su experiencia al público, Alex relató: “La policía nos tenía bajo la figura de un edicto policial ‘2do H’. Durante la dictadura militar, era la marca, el estigma con el que perseguían a las personas homosexuales y a los travestis, porque estaba criminalizada” la práctica.

Con un auditorio silencio, detalló: “El ‘2do H’ te quedaba en el legajo casi como un antecedente penal en la Comisaría. Bajo ese edicto, se persiguió, se secuestró, se torturó y se desapareció a compañeros y compañeras durante la dictadura militar”.

VIOLACIÓN A LOS DERECHOS Y DISCURSOS SILENCIADOS
Uno de todos esos casos de tortura fue la oriunda de la localidad de Calzada Valeria del Mar Ramírez, quien este lunes recibió su DNI femenino por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el día que en Casa Rosada se entregaron por primera vez esas libretas.

“Por ejemplo, a Valeria la secuestraron sólo por querer ser Valeria. La reparación tiene que ser pensaba en términos multidimensionales. Si el Estado no las reconocía a las travestis como tal a través de una ley de género, nosotros no podíamos ir a buscar testimonios. Ellas fueron testigos, víctimas. A nadie se le ocurrió jamás que un travesti tenía algo para contar. Es parte de la amnesia colectiva”, aseveró Freyre.

Pasados unos minutos de la charla sobre diversidad y derechos humanos, la coordinadora de la sede Constitución de Buenos Aires Sida relató su historia: “Trabajaba en Seguí hasta la Rotonda, de Lavallol. Pasó que una vez hubo una razia. Caímos todas, las ocho, a la Comisaría de Lavallol. Nos trasladaron a siete al (ex centro clandestino de detención) Pozo de Banfield. No nos pasó nada, pero en el año 1977 nos levantan a Romina y a mí, nos hicieron el ‘pianito’ y nos llevaron en un Ford Falcón al Pozo de Banfield”.

Conmocionada y con lágrimas en los ojos, siguió contando: “Cuando llegamos había un policía gordo que dijo: ‘Menos mal, trajiste las cachorras que te había pedido’. Le dije a Romina: ‘Acá hay algo mal’. Ahí fue cuando nos agarraron y nos llevaron a los buzones. No nos taparon los ojos ni nada. Bajamos como dos pisos”.

Entre sollozos y con la voz entrecortada calificó esos 14 días encerrada como un “calvario”. Relató el horror: “Nos violaban. Yo tenía terror cuando abrían los buzones y me decían: ‘Querés comer’, y si una no accedía teníamos más terror. Por eso a veces me siento mal, no nos podíamos defender”.

CULTURA HETEROSEXISTA Y EL EX COMFER
“El Comfer (ahora la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual –AFSCA-) era el brazo audiovisual de los militares que cortaba y censuraba, y que, por supuesto, prohibía todos los contenidos sobre la diversidad. Tenemos que reconocer también que estábamos inmersos en una sociedad mucho más machista”, contó el director de Buenos Aires Sida.

A renglón seguido, ilustró la censura de los contenidos audiovisuales con un programa que aparecía en la televisión abierta. Se preguntó en público: “Se acuerdan del personaje ‘Hugo Araña’ de ‘Matrimonios y algo más’. El Comfer lo obligó a hacerlo desaparecer de la pantalla, pero lo mantuvieron vivo al personaje casándolo con Cristina del Valle”.

“Es un matrimonio ridículo —calificó-, porque ‘Hugo Araña’ era el estereotipo del maricón. Una falta de respeto (a la diversidad) que se sostiene desde el prejuicio.”

EV-AFD
AUNO-10-07-12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>