Piden investigar un presunto centro clandestino de detención

h4. Sobre la base de testimonios de vecinos, organismos de derechos humanos sostienen que en la ex fábrica Campomar podría haber restos humanos de desaparecidos y piden que se frene un proyecto de construcción de viviendas en ese mismo lugar.

Pablo Tallón

Lomas de Zamora, septiembre 6 (AUNO).- En junio, mediante una videoconferencia con el intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, la presidenta Cristina Fernández anunció que en el predio de la ex textil Campomar, en Valentín Alsina, se construirían unos 2500 departamentos, lo cual sería “una mutación tremenda para el barrio”. Sin embargo, según el relato de algunos vecinos, las casi seis hectáreas en las que funcionaba la fábrica podrían contener restos humanos de desaparecidos en la última dictadura cívico-militar, ante lo cual la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) presentó ante la Cámara Federal de La Plata una medida de “no innovar”, para evitar la destrucción de posibles pruebas que confirmarían las versiones de que las instalaciones fabriles habrían funcionado como un anexo de la Comisaría 4º del distrito, uno de los centros clandestinos de detención utilizados por el aparato represor.

El recurso presentado por la organización de derechos humanos busca evitar que las obras anunciadas en junio destruyan las posibles pruebas, y así obliga a la Justicia a investigar los secretos que podrían yacer debajo de la antigua planta, que en sus épocas gloriosas supo albergar unos 700 telares que eran trabajados por unos 2500 obreros.

Entrada y salida de los simbólicos Ford Falcon, de la presencia de helicópteros que descendían en la zona, tiros y gritos que provenían del interior del edificio, e incluso la aparición de un cráneo humano, son los primeros detalles de los testimonios de al menos cuatro vecinos del lugar, que estarían dispuestos a declarar.

“En principio, se trata de algunos testimonios de gente que vivió cerca del predio, pero si la Justicia investigara, podría haber más datos para ahondar en el tema”, explicó a AUNO la directora de Promoción y Transmisión de la Memoria de la CPM, Sandra Raggio, acerca del predio ubicado sobre la avenida Remedios de Escalada y las calles Molinedo, Liniers y Darragueira.

El lugar se encuentra a tres cuadras de la comisaría 4º de Valentín Alsina, que funcionó como centro clandestino de detención dentro del denominado Circuito Camps y por donde pasaron, entre otros, algunos de los jóvenes platenses pertenecientes a la Unión de Estudiantes Secundarios que fueron secuestrados en septiembre de 1976, en la Noche de los Lápices.

El pedido de “no innovar” fue presentado por la CPM a comienzos de esta semana y se espera que en las próximas horas sea aceptado por la Cámara Federal de La Plata, que interviene en los Juicios por la Verdad desde hace más de diez años.

“Esperamos que mañana se ponga en marcha el recurso, porque están tardando bastante y estamos ante la inminencia de la destrucción de posibles pruebas”, consideró la historiadora ante la posibilidad de que allí se comiencen con las tareas para la construcción de las viviendas anunciada por el Ejecutivo nacional.

Según Raggio, la dependencia policial de Valentín Alsina tuvo dos períodos históricos en los que, al principio, “blanqueó presos” y, posteriormente, funcionó como centro clandestino de detención del Circuito Camps.

PT-AFD
AUNO-06-09-12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>