Paro y futuro incierto para el reclamo salarial de los municipales

Los trabajadores de la comuna volvieron a reclamar un aumento del 22 por ciento. Reciben promesas del Ejecutivo distrital pero ni fechas ni valores concretos. Por eso, los empleados públicos de Echeverría realizarán un paro con movilización a la Municipalidad.

“Quieren que los trabajadores les solucionen sus problemas políticos”. Con esa afimación, el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Esteban Echeverría (STMEE), Adrián Gouin, acusó al intendente Fernando Gray de dilatar, nuevamente, una respuesta concreta al aumento salarial del 22 por ciento que reclaman desde diciembre. La única manera que encuentra Gouin para que los trabajadores solucionen sus problemas “es con la aprobación del aumento de tasas municipales”, pero el oficialismo no parece acercarse a esta decisión. En respuesta, el próximo miércoles realizarán un paro total de actividades con movilización a las puertas del Palacio Municipal.

Luego de dos reuniones con los secretarios de Hacienda, Verónica Ferraris, y Gobierno, Ricardo Fernández, y habiendo accedido a informaciones que indican que el incremento salarial no será realidad en lo que resta de 2008, los trabajadores recibieron una comunicación desde el Ejecutivo que aseguraba que sí concederían el pedido: “No desistieron del aumento pero no dieron la fecha ni el valor” finales, explicó Gouin.

Así que, con “más dudas que certezas”, el STMEE comenzó el miércoles un paro progresivo que se inició con cuatro horas de suspensión de actividades y que se incrementará hasta el próximo miércoles, cuando se concentrará en su sede de Boulevard Buenos Aires y se movilizarán, alrededor de las 11, hasta el Edificio Municipal, frente a la plaza Mitre de Monte Grande.

La incertidumbre de los trabajadores —que no se muestran favorables a aceptar un aumento progresivo tal como la Municipalidad propuso a partir de una presunta “escasez de recursos”— se pronunció cuando dos legisladores justicialistas dijeron que no aprobarán la tributaria, es decir, la ordenanza que dé vía libre al aumento de los valores impositivos. Y, por lo tanto, esta diferencia interna en el oficialismo acrecienta la relación circular entre ambas decisiones, de modo que tampoco se engordarían las arcas municipales para financiar la modificación salarial que piden los empleados.

El salario básico de un empleado municipal, según informó Gouin, ronda los 700 pesos, de modo que con el aumento que solicita el gremio alcanzaría los 854 pesos, aunque “Ferraris no supo decir si otorgaría el incremento a fin de mes”, dado que el Ejecutivo “no tiene dinero”. Por ese motivo, el intendente les recomendó, siempre según el referente del gremio, que se reunieran con los concejales para favorecer la aprobación de la nueva ordenanza fiscal.

MNL-LP-AFD
AUNO-05-11-2008
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>