Palabras del capitán

Maximiliano Velázquez analizó la realidad del equipo de cara a los compromisos de 2010. “Es un semestre muy exigente porque afrontaremos una doble competencia entre Copa Libertadores y torneo local. Estamos muy ilusionados con la posibilidad de confirmar el crecimiento que tuvo el plantel en las temporadas pasadas”, resaltó.

Matías Quercia

El defensor de Lanús Maximiliano Velázquez aseguró que el equipo tendrá por delante “un semestre muy exigente”, y expresó que el plantel está “muy ilusionado con mejorar la performance del 2009”, ya que deberá afrontar dos competencias muy exigentes como son el Torneo Clausura y la Copa Libertadores.

“Arrancamos una etapa fundamental porque necesitamos ponernos a punto en la parte física. El año que nos espera está plagado de compromisos y debemos estar preparados para todos los desafíos. Queremos confirmar el crecimiento de las temporadas pasadas”, analizó el capitán del elenco del Sur del Conurbano bonaerense, en diálogo con AUNO.

Luego de un semestre con altibajos, el punto más sobresaliente de la campaña granate fue la obtención de la clasificación directa a la Libertadores, que le permitió a Lanús ingresar en la zona de grupos, y evitar así el desgastante repechaje que supo afrontar en su primera presentación en la Copa, haya por 2008, cuando debió enfrentarse con Olmedo de Ecuador.

“Es un elemento a favor haber pasado directamente a la fase de grupos, porque nos quita una presión de encima. Hace dos años, nuestra primera experiencia en la Copa fue un viaje a Ecuador, para jugar en la altura. Hoy podemos hacer una preparación más concentrada y sin tantos apuros”, comentó.

El capitán granate también planteó la necesidad de conformar dos planteles, de cara a las exigencias que impondrá el primer semestre de 2010.

De esta forma, se evitarían los inconvenientes que surgieron en las anteriores incursiones coperas del “Grana”, que estuvieron signadas por las diversas lesiones que sufrieron varios de sus jugadores.

“La prioridad es dar pelea en ambas competencias y por eso serán claves los refuerzos que puedan llegar. El equipo tiene fortaleza y grandes jugadores para salir adelante, pero debemos sumar gente de jerarquía si pretendemos luchar en ambos frentes”, aclaró.

Y agregó: “La situación es muy complicada a la hora de traer refuerzos, eso lo padecen todos los clubes del fútbol argentino y por eso la aparición de chicos del club siempre fue potable para una institución como Lanús, que creció a fuerza de esos jóvenes. Hoy son una pieza clave y se nota en los buenos resultados que conseguimos últimamente”.

Pero la dirigencia granate ya tomó nota de las posibles incorporaciones y el que corre con ventaja es el uruguayo Diego Ifrán, que milita en Danubio de Montevideo.

Zubeldía necesita acrecentar el caudal de goles del equipo, que se vio mermado luego de la salida de José Sand y que aún no supieron suplir ni Santiago Salcedo ni el juvenil marplatense Cristian Menéndez.

A la falta de contundencia en el arco rival se le suman los problemas en el fondo, por eso la idea es reforzar la última línea y todas las tratativas apuntan a Gustavo Cabral, que disputó el pasado torneo con la camiseta de River.

“Ahora es momento para prepararse y lograr una puesta a punto acorde a las exigencias que tenemos en los próximos meses. Los refuerzos deben llegar pero necesitamos también que este plantel no se desarme. Si conseguimos eso podemos pelear por los objetivos que tenemos en mente”, cerró ilusionado Velázquez.

AUNO- 06-01-10
MRQ-LDC
DEPORTES@AUNO.ORG.AR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>