Organizaciones sociales exigieron justicia para Fátima Catán

Con una movilización frente a los tribunales lomenses, alrededor de 200 personas entregaron una carta a la UFI que investiga la muerte de la joven que falleció con el 90 por ciento del cuerpo quemado. Exigen justicia y denuncian que podría tratarse de un femicidio.

Organizaciones sociales, de derechos humanos y vecinos entregaron ayer a los Tribunales de Lomas de Zamora una carta con el fin de alertar a la Justicia y exigirle que acelere los pasos en la investigación del caso de Fátima Catán, la joven de Villa Fiorito, de 24 años, que murió con el 86 por ciento de su cuerpo quemado hace tres días en un supuesto accidente doméstico en el que está involucrado su novio, Martín Santillán. Además, repudiaron los casos de discriminación y violencia de género como el de Wanda Taddei, esposa de Eduardo Vázquez, el baterista de Callejeros.

Desde temprano las organizaciones se concentraron frente a la puerta de la sede judicial local para manifestar la tardanza en el proceso de investigación del caso de la joven que estaba embarazada de tres semanas y que, según los padres, tenía una “relación violenta” con su novio.

“Intentamos establecer vínculos con la familia para ponernos a su disposición en lo que podamos aportar como organización social, en defensa de los derechos de las mujeres. Nos parece fundamental que se pueda esclarecer cuáles fueron las causas que llevaron a la muerte a Fátima ya que los padres denuncian a través de los medios de comunicación que fue un accidente doméstico”, explicó a AUNO Laura Berardo, referente del colectivo Mujeres de Pie de la organización Juana Azurduy.

En ese sentido, además de exigir a la Justicia que actúe rápidamente en el caso, las agrupaciones manifestaron que es necesaria la inmediata aplicación de la nueva ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, votada en el Congreso en 2006 y reglamentada el 20 de julio último, porque consideran que un gran porcentaje de ellas tiene sus derechos vulnerados. “Reclamamos a la Justicia que haga valer la ley contra la violencia de género. Es terrible que hoy las mujeres sigan muriendo como víctimas de la violencia familiar, de género o de pareja. En la época de la Inquisición las mujeres morían quemadas”, denunció Berardo.

En representación de cada espacio adherente, una comisión de diez personas se dirigió hasta a la Fiscalía General y a la Unidad Fiscal de Investigaciones (UFI) Nº6, donde firmaron y entregaron la carta en el cual exigieron a la Justicia que acelere la investigación. Allí, mientras Berardo firmaba y entregaba la carta, insistió a quienes la recibieron: “Nos preocupa muchísimo lo que pasó con Fátima y la situación dolorosa en la que se encuentra su familia. Pero nos preocupa mucho más pensar que éste sea un caso más que quede archivado. Por eso les pedimos a ustedes, como instancia máxima de los fiscales, que hagan llegar esta carta a la Fiscalía responsable de llevar adelante la investigación.”

La actividad, además tuvo como objetivo reivindicar todos los derechos de las mujeres a través de carteles, pancartas y volantes que se repartieron en la puerta de Tribunales, con consignas como “Basta de mujeres muertas por violencia de género”, “¡Basta de femicidios!” y “El mayor enemigo es el silencio”.

En 2009 fueron registrados 247 casos de mujeres víctimas de femicidios, de los cuales la mayoría están vinculados a sus parejas o ex parejas, mientras que cada 36 horas muere una mujer en el país, por causas evitables, según informaba uno de los volantes que se entregaban a quienes por allí pasaban, con el objetivo de “concientizar a la sociedad”.

Luego, se realizó un “silbatazo” para que la Justicia “escuche el reclamo, esté alerta, dé respuestas y también para que toda la sociedad tome conciencia de la importancia de respetar nuestros derechos y defender a todas las mujeres, que en general están en una situación de vulnerabilidad mayor que los hombres”, manifestó la referente del colectivo Mujeres de Pie, que trabaja en distintos barrios del Conurbano bonaerense como Villa Fiorito, La Loma e Ingeniero Budge en pos de erradicar la problemática social.

“Fátima es otra víctima más de la falta de aplicación de las leyes y de las convenciones de derechos humanos. La sociedad naturaliza que haya violencia y eso es lo que hay que revertir”, consideró Marcela Val, integrante de la Fundación Che Pibe, de Fiorito. Y luego agregó: “La impunidad es algo que se tiene que erradicar desde los estamentos más elevados del Poder. Es una forma de violencia y de injusticia que sigue reinando en algunos sectores, por ejemplo en las fuerzas de la Policía, que son la muestra más clara de cómo se avasallan los derechos humanos”.

La referente de Che Pibe manifestó la importancia de que la Justicia avance en la causa de Fátima y que su novio sea procesado e investigado, pero según ella la lentitud del procedimiento se da porque “la aplicación de las leyes que protegen a las mujeres no están funcionando”.

De la actividad participaron integrantes del área de género de la organización Barrios de Pie, el movimiento Libres del Sur, la Fundación Che Pibe, integrantes del programa de Género de la Casa del Niño ‘Nuevo Sol’ y vecinos de Lomas de Zamora, Lanús, Esteban Echeverría, Almirante Brown, Presidente Perón y Ezeiza.

MLC-TR-AFD
AUNO-26-08-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>