Nueva tecnología para eliminar el PCB de los transformadores eléctricos

Se trata de una planta móvil que permite realizar el trabajo con los transformadores en el lugar donde están instalados. Fue desarrollada por ingenieros de la Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería (ENSI) junto a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). La limpieza se realiza por medio del potasio metálico y permite volver a utilizar los equipos.

Por Esteban Perez

(AUNO*).- Desde que diversas investigaciones periodísticas mostraron la existencia de transformadores eléctricos que utilizaban Policloruro de Bifenilo (mejor conocido como PCB) como refrigerante, y que a su vez este compuesto podría generar graves enfermedades (como el cáncer), se generó una alarma en toda la sociedad para que la sustancia se elimine por completo. A partir de ese momento, las empresas eléctricas buscaron diferentes caminos para sacar de servicio a los transformadores contaminados, como llevarlos al exterior para su posterior limpieza.

Ahora existe la posibilidad de descontaminarlos con tecnología 100 por ciento nacional. Es que la Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería (ENSI) “#8220;la misma que produce agua pesada para el funcionamiento de centrales nucleares”#8220; junto con la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) elaboraron una planta móvil que permite eliminar el PCB de los transformadores sin necesidad de que éstos sean trasladados. La planta tiene proporciones medianas (es de 12 metros de largo por dos y medio de ancho) y entra en un semiremolque.

Además, este tipo de planta permite resolver obstáculos legales existentes, los cuales prohíben a las empresas eléctricas que los transformadores contaminados sean trasladados de provincia a provincia.

La limpieza de los aparatos se realiza por medio del potasio metálico, que una vez incorporado al interior del transformador, reacciona con los átomos de cloro que se encuentran en el PCB, dando como residuo el cloruro de potasio, que es la sal utilizada para los que sufren hipertensión arterial. De esta forma, el hidrógeno ocupa el lugar del cloro y el equipo queda totalmente limpio de PCB y con la posibilidad de volver a utilizarse. Los especialistas de ENSI informaron que “la limpieza dura unas cuatro a cinco horas”.

Según el ingeniero Raúl Falco, uno de los miembros de ENSI en esta rama, “se decidió utilizar potasio metálico ya que es un material que nosotros producimos en la planta para la elaboración de agua pesada”. Asimismo, destacó que “el potasio, a diferencia de otros compuestos químicos utilizados para este mismo tipo de trabajo, tiene un menor punto de fusión, por lo que nos permite trabajar con temperaturas más bajas, lo que genera más seguridad”. Es el caso de la empresa Kioshi S.A., que mediante la llamada “Reacción de Wurtz” realiza en el país la misma tarea pero utilizando el sodio.

Falco informó a la Agencia Universitaria de Noticias y Opinión (AUNO) que ya están “realizando tareas de limpieza a los transformadores de diferentes empresas eléctricas del país”. El ingeniero no quiso arriesgar un costo para las empresas “ya que eso depende de cada situación en particular, luego de que se realizan todos los estudios previos necesarios”.

Por el momento, las grande distribuidoras de electricidad en el área metropolitana no utilizan el servicio de ENSI. Mario Yanikovski, vocero de Edenor, aseguró que “la empresa está realizando la limpieza de sus transformadores por medio de las compañías Tredi S.A. y Kioshi S.A. (ambas bonaerenses) por una cuestión de organización y percepción”. “La mala impresión que generaría en la gente el hecho de que estén limpiando el transformador cerca de sus casas es la principal razón, por eso optamos por la limpieza en nuestros galpones o el traslado de los aparatos a las empresas que brindan el servicio”, explicó. Sin embargo admitió que “se está teniendo en cuenta el servicio que brinda ENSI”.

Ingenieros de ENSI afirmaron que “el transformador queda en condiciones operativas y libre de PCB, sin riesgo alguno para el medio ambiente”. “Nosotros no solamente eliminamos el PCB de los aceites sino que también protegemos el medio ambiente y la inversión de nuestros clientes, devolviéndoles transformadores limpios”, sentenciaron.

La empresa estatal neuquina cuenta actualmente con dos plantas para limpiar el PCB. Una de ellas tiene a su cargo los trabajos que se realicen en esa provincia, mientras que la restante es utilizada para las limpiezas en el resto del país. Además, Falco adelantó que “estamos en vistas de construir un par de plantas más ya que la fecha del 2010 “#8220;año previsto como límite máximo permitido para admitir la existencia de transformadores con PCB- no es tan lejana y hay muchos lugares que requieren de este trabajo”. Otro de los puntos que el ingeniero destacó fue que recibieron “contactos con empresas eléctricas de países vecinos que querían contar con este servicio”.

El representante de ENSI sostuvo a AUNO que “la fabricación de cada planta tiene un costo promedio de 300 mil dólares”, aunque también remarcó que “el valor puede ser mayor o menor dependiendo de los materiales que se utilicen para su construcción”.

El PCB es una sustancia utilizada como refrigerante. Su alta toxicidad hace que figure entre los 12 contaminantes más peligrosos del mundo. Puede ingresar al cuerpo humano a través del contacto con la piel, por la inhalación de vapores o por la ingestión de alimentos que contengan residuos del compuesto. Además, el PCB es considerado cancerígeno por la Agencia Internacional del Cáncer.

AUNO. 27.10.04 EAP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>