No se baja de la lucha

Brown de Adrogué se reencontró con la victoria. Luego de tres empates consecutivos, derrotó por 3-0 a Defensores de Belgrano que poco pudo hacer ante un rival que quiere seguir en pelea por el ascenso directo. “Fuimos un equipo muy sólido”, remarcó Facundo Lemmo, una de las figuras del encuentro.

Lomas de Zamora, marzo 13, (AUNO).- Tras la contundente goleada, por 3-0 ante un tibio Defensores, el volante izquierdo tricolor Facundo Lemmo señaló que se “encontraron los goles en los momentos justos”, y que su equipo manejó “la pelota y el ritmo durante todo el partido”, por eso la victoria fue “más que merecida”.

“Creo que se hizo un buen partido, porque además de ser contundentes arriba, casi ni sufrimos en el fondo. No nos crearon situaciones de peligro, y eso habla bien de todo el equipo”, analizó el mediocampista, en declaraciones a* AUNO*.

Con goles de los volantes Martín Fabro, Fernando Enrique y el delantero Martín Minadevino, los de Adrogué redondearon una goleada indiscutible, para lograr su segunda victoria en el año, ambas de local, ante un “Dragón” que aún no pudo ganar en ésta segunda mitad de campeonato (siete derrotas y un empate).

“Me pareció que hicimos un gran encuentro, quizás sin brillar, pero cuando se pudo, se jugó y cuando se tuvo que meter, se metió. Había que definir el partido y también lo hicimos, por eso, creo que tuvimos un gran rendimiento”, agregó el carrilero.

Asimismo, el zurdo, amplió su análisis sobre el triunfo: “Más allá del mal presente de Defensores, sabíamos que ellos tienen grandes jugadores de mitad de cancha hacia adelante. Sin embargo, no nos crearon muchas situaciones de peligro. El rival sólo se limitó a atacarnos con centros o pelotas paradas. No sufrimos ningún sobresalto, nos mostramos muy firmes atrás y aprovechamos las oportunidades que tuvimos”.

“En una cancha como ésta con dimensiones chicas, una pelota parada significa una situación de gol. El árbitro cobró muchas faltas a favor del rival que para mí no existieron y que nos ponían contra nuestro arco. Eso nos generaba temor de que nos conviertan después de haber hecho un esfuerzo enorme, pero en general no pasamos mayores sustos así que nos vamos muy contentos”, agregó.

El nacido en Balcarce fue uno de las piezas claves de la goleada; realizó un trabajo de ida y vuelta por la banda izquierda, e incansablemente, se mostró siempre cómo una opción para el ataque.

Lemmo colaboró también en la marca y además, dejó muestras de su enorme calidad, cuando, presionado contra la línea lateral, improvisó una habilitación de taco que sería el origen del segundo festejo, en una combinación colectiva deliciosa, digna del fútbol que a veces intenta plasmar el elenco del Sur del GBA.

“Estaba apretado contra la raya, lo vi a Martín (Minadevino) y trate de dársela de primera, y me quedó para darle con el taco. Por suerte salió, y lo más importante, que la jugada culminó en un lindo gol”, relató.

Con el buen resultado logrado ante “Defe”, el conjunto dirigido por Pablo Vico, aprovechó los empates (ambos 1 a 1) de Sarmiento y Colegiales, para lograr descontarles dos unidades, y ante el triunfo de Estudiantes (4-2 sobre Temperley), ahora se ubica a seis puntos de la cima de la Primera B.

Sin embargo, la tarde que debería haber sido plena alegría por el buen rendimiento colectivo general y el logro de los tres puntos, se vio opacada por una pelea entre los propios hinchas locales durante el transcurso del primer tiempo, lo que obligó al juez Paulo Vigliano a parar el choque hasta que se calmaran las aguas.

El hecho se produjo a falta de poco más de 15 minutos para el receso y con el partido 1-0, cuando las dos facciones de la hinchada de Brown se tomaron a golpes de puño en plena popular local.

Además, una baranda de la tribuna se desplomó a causa de la presión ejercida por la gente que pretendía alejarse de los disturbios, lo que ocasionó al menos cuatro heridos.

Tras diez minutos, luego del accionar de la policía y de que varios jugadores del conjunto local se acercaran a pedirle tranquilidad a sus seguidores, el juego se reanudó.

Ante esta situación, Lemmo expresó que le dio “mucha tristeza y mucha bronca”, porque el “club no se merece éstas cosas”.

“Ojala, Dios quiera, no tomen sanciones en contra del club y sí tienen que determinar que cierta gente no debe ingresar más a ésta cancha que lo hagan”, pidió.

La próxima cita para “El Tricolor” será este domingo desde las 20, cuando visite Saavedra para enfrentar al “Calamar” en un duelo trascendental para las aspiraciones de ambos clubes.
“Platense va a ser durísimo, en una cancha muy difícil y un rival que sabe a lo que juega, que ha sumado muchos puntos en éstos últimos partido. Va a ser un duelo importante”, concluyó el mediocampista.

Para ese duelo, el DT Pablo Vico podrá contar con el volante central Gustavo Ruíz Díaz, quién ya cumplió su fecha de suspensión por haber acumulado diez amarillas.

AUNO-13-03-12
PMR-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>