“No quisieron dar la cara”

Así definió el uruguayo Mario Regueiro la actitud de Banfield durante el empate (0-0) en el Clásico del Sur, y señaló que los dirigidos por Luis Zubeldía no supieron encontrar los caminos para obtener la victoria. “Al final estuvimos cerca de ganarlo. No supimos aprovechar las oportunidades que se nos presentaron”, consideró.

Matías Quercia

El centro de Sebastián Blanco le queda servido a Silvio Romero, que remata. Tapa el arquero Enrique Bologna. Nuevamente el delantero y otra vez el portero de Banfield responde. Rebotes, tapadas en la línea con la cara, y polémicas. La pelota queda una vez más en los pies de Romero y Bologna despeja al córner.

Pasó el Clásico del Sur. Pasó un empate en cero en el que Lanús tuvo la más clara para destrabar el resultado, pero los reflejos del portero del “Taladro” le impidieron quedarse con una victoria en la “Fortaleza” de Guidi y Arias. Jugada que hasta se torna inexplicable para los propios protagonistas.

“En ese momento teníamos el partido en nuestras manos y no pudimos convertir. La pelota no quería entrar y la verdad que es increíble como no logramos un triunfo. Eso no es falta de definición, sino que en una jugadas así influye mucho la suerte. Igualmente, nos vamos conformes y sabiendo que hay que continuar este camino”, observó.

La palabra la toma el uruguayo Mario Regueiro, delantero del elenco granate, que intenta explicar lo que parece inexplicable, pues a partir de ese instante, el local dominó el trámite del encuentro. Y tuvo varias chances para ganar, pero no pudo ser y la igualdad fue definitiva.

“Hicimos todo lo posible por llevarnos los tres puntos pero no se dio. Nos faltó el gol porque tuvimos las situaciones necesarias y no logramos desnivelar. Son cosas que se resuelven en el día a día. Hay mucho por rescatar de este partido. Estuvimos más sólidos y eso nos da motivación para lo que viene” apuntó el uruguayo en diálogo con AUNO.

Primer clásico en la Argentina para el delantero venido desde Nacional. Y con experiencia detrás, saca a relucir sus conclusiones en relación a estos tradicionales enfrentamientos.

“Estos partidos son muy parecidos a los que se juegan en Uruguay. Son los clásicos para los hinchas que alentaron al equipo en todo momento.
Lamentablemente, no le pudimos dar la alegría de la victoria sobre Banfield. Pero hay que seguir trabajando y encontrar la manera de saber jugar cuando un equipo espera atrás y no da la cara”, señaló.

Con un desarrollo friccionado y muchos nervios a la hora de manejar la pelota, Lanús fue un poco más que el “Taladro”, fundamentalmente en los minutos finales, cuando lo arrinconó contra su arco, aunque con más ímpetu que claridad.

“Tuvimos actitud en todo momento para salir a ganar el partido. No conseguimos jugar bien, faltan mucho por corregir, pero la intención que demostramos sirvió para superar al rival. Debemos mejorar la contundencia y ser eficientes. Eso nos va a dar tranquilidad. Aunque en un clásico, la tranquilidad, a veces, es imposible”, analizó.

Y continuó: “Estos clásicos parecen darse igual en todos lados. El equipo local sale a buscar el resultado y el visitante se queda expectante en el fondo, y no tiene ganas de encontrar la victoria. Lamentablemente no supimos hallar los caminos para desequilibrar al rival”.

El conjunto dirigido por Luis Zubeldía suma con este empate seis unidades, producto del triunfo ante Arsenal (2-1) en la primera fecha y tres empates consecutivos, que lo dejan invicto en el Torneo Apertura, después de cuatro jornadas disputadas.

En ese tramo, Regueiro mostró pinceladas de su fútbol; ejemplos de su potencial ofensivo de la mano de la velocidad y la fortaleza física, que le permite ser uno de los pilares del “Granate”. Y desde su visión, el delantero dio su parecer en relación al rendimiento cumplido por el plantel de la Zona Sur del GBA.

“No me sentí cómodo porque no pude manejar la pelota como pretendía y así aportar mayor dinamismo a la ofensiva del equipo. Hubo más lucha que toque y entonces se hizo complicado sobresalir. Pero en los otros compromisos me sentí tranquilo, sabiendo que tengo compañeros con los que puedo asociarme”, remarcó.

El próximo compromiso será en La Plata, cuando visite a Gimnasia, en busca de mantener el invicto y acercarse a River, que con diez unidades es el único líder del campeonato.

“Hay que continuar trabajando duro. El plantel está confiado que puede mejorar partido a partido. Somos conscientes de que se va a lograr con mayor eficacia en la ofensiva y solidez en el fondo. A medida que pasan las semanas, eso se va a ir notando cada vez más. Así vamos a pelear el campeonato”, comentó.

Ya pasó el clásico. Terminó empatado en cero. En un partido en el que local mereció algo más. Por la ansiedad para anotar, el infortunio a la hora de convertir y los reflejos de Bologna, Lanús sumó nada más de un punto. Para algunos de sus jugadores parece inexplicable.

AUNO-30-08-10
MRQ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>