Militantes y soñadores

E.D.F.

Hace 31 años, un grupo de adolescentes militantes de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) fue secuestrado durante un operativo que quedó en la historia con el mismo nombre que le pusieron los represores que lo llevaron a cabo: “La noche de los lápices”. Durante la madrugada del 16 de septiembre de 1976, los jóvenes fueron secuestrados y trasladados al centro de detención “Pozo Arana” y tiempo después al “Pozo de Banfield”, donde los vieron por última vez. Ellos fueron:

  • Claudio de Acha nació el 21 de septiembre de 1958 en el barrio Los Plátanos, cerca de la ciudad de La Plata. Sus padres, Ignacio Javier de Acha y Olga Koifman, fueron trabajadores y militantes políticos.

Tras la muerte de Perón, el tímido y ya gran lector adolescente alumno del Colegio Nacional de La Plata se incorporó a la UES, y desde allí luchó por sus ideales participando junto a sus compañeros en las distintas actividades, como las manifestaciones por el boleto estudiantil.

  • Maria Clara Ciocchini nació el 21de abril de 1958, fue hija de Héctor Ciocchini y Elda Suárez, y tenía tres hermanas. Concurrió a un colegio católico donde se alistó como scout y militó en la UES de Bahía Blanca. Debido a la seguidilla de crímenes de la Triple A y la Concentración Nacionalista Universitaria (CNU) en su ciudad, a fines de 1975 se refugió en la cuidad de La Plata e ingresó en el Colegio de Bellas Artes, donde conoció a María Claudia Falcone y juntas militaron por el boleto estudiantil secundario.
  • Maria Claudia Falcone fue hija del primer intendente (por entonces “comisionado) peronista de La Plata, Jorge Falcone, y de la docente Nelva Méndez de Falcone. Nació el 16 de agosto de 1960 en la capital provincial.

Fue alumna de tercer año del colegio de Bellas Artes y al poco tiempo de ingresar en él se sumó a la UES. También participó en tareas de apoyo y sanidad en los barrios pobres de su ciudad y dos años después formó parte del grupo de estudiantes que reclamó por el boleto secundario. La madrugada del 16 de septiembre fue secuestrada junto con María Clara Ciocchini.

  • Francisco López Muntaner nació el 7 de septiembre de 1960, fue el cuarto de siete hermanos e hijo de Francisco Ernesto, un trabajador peronista preso durante el plan Conintes (de militarización de zonas industriales) y en 1973 se alineó con el sindicalismo ortodoxo, y de Irma Irene Muntaner.

“Panchito”, el hincha de Gimnasia y Esgrima de La Plata, en 1974 ingresó al Colegio de Bellas Artes becado por ser hijo de una familia numerosa, y al poco tiempo militó en la UES donde conoció a María Claudia Falcone y con quien también participó en trabajos voluntarios en villas y barrios.

  • Daniel Alberto Racero nació el 28 de julio de 1958 en el Hospital Naval de Puerto Belgrano. Sus padres fueron Juan Antonio Racero, un suboficial naval peronista, y Elsa Pereda. “Calibre”, como le decían desde los 8 años, en 1967 se mudó junto a su familia a La Plata. Este niño extrovertido y simpático de ojos celeste trabajó como mensajero y en 1971 ingreso la Escuela Normal 3, un año después se sumo a la UES. Los suyos lo recuerdan como un joven solidario con aquellas personas que vivían en la intemperie realizó labores de vacunación, recuperación de viviendas y apoyo escolar en los barrios marginales de La Plata y del Gran Buenos Aires.
  • Horacio Angel Ungaro nació el 12 de mayo de 1959, vivió en Gonnet. Alfredo Ungaro y Olga Felrman eran sus padres y él, el menor de cuatro hermanos. Proveniente de una familia comunista, a los 15 años decidió romper con la tradición familiar al sumarse a la UES del Normal 3. Dos años antes, su hermana Marta que era miembro de la Juventud Comunista quiso reclutarlo, pero él no accedió y siguió militando por un “país más justo y solidario” junto con los estudiantes secundarios.

Compartía tareas de apoyo escolar y asesoramiento jurídico en la villa miseria ubicada detrás del hipódromo de platense con Mirta Aguilar, una estudiante avanzada de derecho que se convirtió en su referente político, y que luego fue asesinada el 12 de marzo de 1975. Participó de la campaña por el boleto estudiantil gratuito y fue secuestrado de la casa de su madre junto a su compañero Daniel Racero, en la madrugada del 16 de septiembre de 1976. A la semana del secuestro de Horacio, de la misma casa fue llevada su hermana Nora, estudiante de veterinaria de 22 años.

Volver a la nota principal

Trabajo de archivo: Eva Natalia Fernández

ENF-AFD
AUNO-14-09-07
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>