Mil razones para festejar

El conjunto conducido por Rodolfo Della Picca logró un ascenso indiscutido, ya que demostró ser el mejor a lo largo del Torneo Reducido y en la Promoción que disputó ante Nueva Chicago. Con goles de Jonatan Tridente y la seguridad de Luciano Díaz en el arco, el elenco de Lomas de Zamora superó como visitante por 2-0 al equipo de Mataderos y retornó a la Primera B Nacional después de cuatro años.

Matias Mazzocchi

Hace cuatro años que Los Andes soñaba con volver a la Primera B Nacional, y por una razón u otra, el ansiado retorno siempre se postergaba, en medio de frustraciones y reproches que resonaban en el final de cada temporada. Por eso, el 28 de junio del 2008 quedará en el recuerdo de todos los simpatizantes del “Milrayitas”, pues con dos goles de Jonatan Tridente, el equipo dirigido por Rodolfo Della Picca derrotó por 2-0 a Nueva Chicago en el partido de vuelta de la Promoción, disputado en estadio Diego Armando Maradona, del barrio de La Paternal, y cristalizó así un ascenso anhelado por sus hinchas.

Toda la alegría que desató el gran triunfo conseguido en el reducto de Argentinos Juniors, se logró gracias a que las famosas tres patas que deben acompañar un éxito deportivo –cuerpo técnico, jugadores y directivos— funcionaron de forma aceitada y posibilitaron que la conquista sea para Los Andes.

Además, se cortó con el mito de que los equipos de la Primera B Metropolitana no podían vencer a los de la B Nacional en una Promoción. El elenco albirrojo demostró estar a la altura del desafío y se quedó con esta definición. Y Los Andes lo justificó con buen fútbol, porque demostró ser superior a lo largo de los 180 minutos de esta serie, tanto en el triunfo (1-0) logrado en el Gallardón, como en el choque que se desarrolló en La Paternal.

Antes de que arrancara el Torneo, el objetivo de la directiva “Milrayitas” era conseguir el pasaporte para B Nacional, que se materializó por el camino más largo y complicado. Un recorrido en el que debió sortear varios inconvenientes, como la renuncia del entrenador Alberto Pascutti, a raíz de la disconformidad que generó en la parcialidad la derrota en la clásico ante Temperley (2-3), que llegó en medio de una racha de malos resultados.

Pero todo cambió y el sueño de ascenso volvió a ponerse en marcha, ya que con el arribo de Della Picca como DT, en la fecha 32ª, los resultados y el funcionamiento del equipo mejoraron sensiblemente hasta llegar a su pico máximo durante el Reducido, en el que Los Andes se impuso con holgura.

Y son las estadísticas las que avalan la gestión de “Fito”. En los 16 partidos que estuvo a cargo del plantel, Los Andes sólo perdió cinco encuentros, igualó tres y ganó diez. Además, en todo el Reducido, ningún conjunto lo pudo vencer: obtuvo cinco victorias y dos empates. Gracias a estos números y al nivel futbolístico exhibido por sus jugadores, el elenco del Sur del GBA logró conquistar el tan ansiado retorno a la Primera B Nacional. Salud por la vuelta del “Milrayitas”.

AUNO-28-06-08
MM-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>