Mi abuela se hubiese indignado: Colmenero, censurada en TV

Verónica Randi, licenciada en periodismo de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, analiza el caso de la chica que ganó un Gran Hermano que fue censurada en un canal.

Lomas de Zamora, sept 29 (AUNO)- Mirando la tele hace unos días recordé a mi abuela porque ella miraba Gran Hermano porque la tenía “enganchada” la conmovedora historia de una chica que era prostituta que tenía un hijo y que “hacía eso por necesidad”.

Mi abuela me decía que en la Casa de Gran hermano “todos la atacaban por eso”. Cada vez que iba me contaba algún capitulo nuevo sobre las cosas que pasaban adentro de la casa, en sus últimos años la tele se había convertido en su único entretenimiento.

Yo no entendía mucho porque no miraba el programa, además mi profesión me impide tener ingenuidad a la hora de evaluar “un personaje” de un reality. Pero yo a mi abuela la escuchaba, y aunque no recuerdo mucho que me contaba, recuerdo muy bien que estaba del lado de Viviana Colmenero.

Incluso Tita, una mujer que contaba desde chica las moneditas, un día me “confesó” que había llamado por teléfono para que “Viviana” ganara. Creo que para mi abuela esta chica era como una nieta más que tenía que ayudar. Tita era así. Siempre ayudaba y nunca juzgaba a nadie. Todo lo contario a lo que es la Tele.

Decir que se censura a la hoy astrologa Viviana Colmenero, ex protituta y “ganadora” de Gran Hermano, quizá a algunos les parezca una enormidad. Porque el censurado hoy, según Clarín, es Eduardo Feinmann. Y compar a la Colmenero con Feinmann parece ridículo. Pero la TV no pudo soportar las verdades que la “ganadora Colmenero” les tiró en la cara a Pasman y Ciccioli.

Esta imperceptible censura sucedió en el mismo canal que los martes a la noche utiliza “la libertad de prensa” para mostrar imágenes de peleas callejeras, algún atraco frustrado, choques, a borrachos haciendo papelones, incautos que se echan un polvito en la plaza, en la moto o en el auto, imágenes todas, obtenidas de las cámaras que los municipios tiene para “controlar la seguridad”, el otro tema preferido de los medios.

También es el mismo canal que tiene informes de la mañana a la noche sobre prostitución VIP, o de la otra. Pero a la Colmenero la rajaron del estudio porque les salió mal querer mostrar a la “prostituta ganadora del Reality” en contraposición a la “prostituta perdedora del reality” que de tan perdedora hasta perdió la vida. Como buena astróloga les tiró las cartas y dijo la verdad: “los únicos que ganan son los productores y los conductores”.

*Repaso de la mañana feminicida de la TV argentina *

Todo vino a cuento de la chica asesinada en Perú por su novio luego de asistir a un Reality, donde “confesó” que bailaba en un club nocturno con poca ropa y que había aceptado dos veces dinero a cambio de sexo.

Esto lo dijo bajo detector de mentiras y delante de su madre y su novio quienes se encontraban en el estudio de TV. Formatos televisivos le dicen, a esa execrable manera de degradar al ser humano.

La historia terminó en tragedia: la chica asesinada, el novio preso y la televisión libre de culpa y cargo. Según se informó, la fiscalía peruana dice que la televisión no tiene ninguna responsabilidad en el hecho. Domman estuvo de acuerdo, “¿si la chica le ‘confesaba’ al novio en un bar que era prostitura, el bar tendría alguna responsabilidad?”, se preguntó Domman con sentido común de perfecto conductor televisivo.

¿Domman es tan inocente que piensa que una conversación en un bar puede tener las mismas consecuencias que un programa de televisión? Sería bueno entonces, que las noticias las “confiese” sentado tomándose un café en la Biela y veremos qué repercusiones tiene.

Pero la tele tiene que mostrar siempre su inocencia. Incluso nos quieren hacer creer que la gente “gana” siendo utilizada. Y la invitaron a la Colmenero a tomar el desayuno americano para que “confiese”. Y no confesó nada. “Vos confesaste en Gran Hermano que eras prostituta, por eso ganaste”, así rompieron el hielo los conductores.

“Perdón, porque decís ‘confesar’, si la prostitución no es un delito”. Rápidamente, estaban todos, conductores y chicas de poca ropa, indignados con la astrologa porque se negó a decir que el secreto de su éxito era ser prostituta.

“Gané porque mi estrategia fue eficaz, y por lo que soy como persona, yo no soy sólo una puta”, les dijo dándoles una pequeña clase de dignidad. No lo soportaron y la acusaron a ella, si lean bien, la acusaron a ella de “utilizar a la tele para salir de la prostitución”.

La chica quedó impávida unos minutos, pero siguió con la estrategia eficaz de decir la verdad. Y la Colmenero sin sacarse la ropa, desnudó a Ciccioli “a mí me da asco lo que vos haces por televisión, todas las semanas, hace más de dos años( y se quedó corta), mostrás la prostitución de manera superficial, para tener un punto más de raiting. Usan a las chicas y los únicos que ganan dinero son los productores y vos que sos el conductor”.

Pasman fue al corte “ahora seguimos con vos Viviana, es muy interesante lo que contás”. Obviamente, eso nunca ocurrió y siguieron con el caso de la “famosa infraganti en la playa”.

Hoy más que nunca, me gustaría ir a la casa de mi abuela y encontrármela, siempre linda y justiciera, para ponernos juntas del lado de Viviana Colmenero, una verdadera winer, que aunque nadie lo haya notado, y mañana no salga en ningún diario, fue censurada por decir la verdad de la televisión. Mi abuela estaría indignada.

A la memoria de María Josefa del Carmen Rodríguez de Álvarez, más conocida por Tita. Una mujer que le hubiese encantado que censuren a de una vez por todas a Eduardo Feinmann.

AUNO 29-09-12
VR-HRC

Fuente: Verónica Randi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>