Méndez, el patrón de la defensa

El “Gallego” fue el primer refuerzo que trajo Falcioni para este Apertura. Lideró la última línea y formó una dupla impasable con Víctor López. Tras dar la vuelta olímpica, anunció su retiro del fútbol. “El campeonato es un broche de oro”, resumió.

Lo venía masticando. Semanas atrás, Sebastián Méndez había deslizado que su carrera entraba en el tramo final. No sabía hasta cuándo iba a extenderse. Ni cómo iba a terminar. Hasta ayer, que tomó la decisión definitiva. “Ya está, me quedé sin nafta”, lanzó el defensor después de conseguir su octavo título en 16 años de carrera. Por eso, a pesar de ser el dueño y patrón de la defensa y tener la posibilidad de disputar la próxima Copa Libertadores, el “Gallego” dijo ‘chau’…¿reverá su sentencia?

Por el momento todo parecería indicar que no. Ese abrazo interminable con Walter Erviti y el regalo de la camiseta al entrenador Julio Falcioni son una clara muestra del final de una etapa. Mucho más si se tienen en cuenta las explicaciones del ex San Lorenzo. “Fueron muchos años jugando y verdaderamente no estoy bien en lo físico. Eso influyó en la determinación”, contó Méndez que en los últimos meses jugó con un dolor de rodilla que lo tiene a maltraer desde hace un año.

“Quería retirarme jugando”, continúo el zaguero y, dejando de lado la nostalgia, remarcó que el campeonato es “un broche de oro” para finalizar su carrera. Sin embargo, desde la intimidad del plantel conducido por Julio César Falcioni ya adelantaron que harán “todo lo posible” para convencer a Méndez de que siga jugando. Pero la última palabra, obviamente, la tendrá el “Gallego”.

En ese punto la cuestión se torna difícil. Porque Méndez hoy tiene como preferencia “pasar más tiempo” con su familia. Además, cree que su “tiempo en el fútbol terminó”, aunque aclaró que eso no quiere decir que se aleje definitivamente del mundo de la redonda. ¿Será entrenador, ayudante, manager? Por el momento no quiso hablar de eso.

Méndez llegó a Banfield hace seis meses como el primer refuerzo de Falcioni. Fue la apuesta fuerte del entrenador, que apuntó a la recuperación futbolística del defensor ya que venía siendo cuestionado por sus últimas actuaciones en San Lorenzo. Pero con el correr de las fechas se afianzó y supo formar una pareja de centrales muy solvente con Víctor López.

Así, se transformó en uno de los pilares de este Banfield campeón. Al punto que disputó todos partidos desde el arranque. “Fue un torneo muy duro. Newell’s fue un gran competidor, pero por suerte nos tocó a nosotros”, apuntó en medio de los festejos. ¿Cuál fue la clave del título? “Todos se comprometieron con el proyecto y formamos parte de un grupo muy ensamblado, con mucha humildad y unión”, resaltó el zaguero.

Con una trayectoria envidiable, el futbolista, de 32 años, debutó en Vélez en 1994 y hasta 2002 fue seis veces campeón. Luego desembarcó en el Celta de Vigo, adonde fue cacique y antes de llegar a Banfield, pasó por San Lorenzo, equipo con el que ganó el Clausura 2007. Ahora sumó una nueva estrella a su pared y todo parecería indicar que es la última en calidad de jugador.

Habrá que ver si finalmente esa postura se mantiene. En el caso de que sea así, se deberá decir que se retiró el “Gallego” Méndez. Después de 16 años como futbolista profesional. Luego de hacer historia con Banfield. En grande.

NS-MFV
AUNO 14-12-09
Deportes@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>