Los 20 años de la Fundación Che Pibe: balance y expectativas

Tras los festejos de la organización con sede en Villa Fiorito, que incluyeron un encuentro social y cultural con más de mil personas, la vicepresidenta de la organización habló con AUNO-Tercer Sector y prometió “profundizar los proyectos”.

La Fundación de Ayuda a la Niñez y la Juventud “Che Pibe” cumplió 20 años de vida en el barrio Villa Fiorito de Lomas de Zamora. Después de los festejos en el microestadio del club Lanús, el 11 de este mes, que reunieron a más de mil personas, la vicepresidenta de la entidad, Marcela Val, compartió con AUNO-Tercer Sector los resultados del encuentro y las expectativas para el año que comienza.

“Crecimos, nos costó mucho llegar hasta el encuentro pero volvimos con muchas más energías”, afirmó Val al referirse al festival en el que participaron Madres de Plaza de Mayo, representantes de pueblos originarios, vecinos, familiares, chicos de otros hogares y miembros de otras instituciones.

Durante el encuentro se realizaron shows artísticos, obras de teatro y musicales, pero el momento “más conmovedor”, según indicó Val, fue cuando los chicos de la Fundación recrearon una coreografía con los colores de la Whipala, simbolo de los pueblos originarios. “Fue espectacular, vimos la alegría de los pibes”, continúo.

“Che Pibe” es una institución no gubernamental que nació en Villa Fiorito, a pocas cuadras de donde vivió Diego Armando Maradona. “La pobreza se multiplicó”, aseguró la vicepresidenta de la entidad, haciendo una comparación con la realidad del barrio, 20 años atrás. Y planteó: “Hoy los chicos se manejan con disvalores y el verdadero cambio se debe dar en las escuelas”.

Para hacer frente al nuevo horizonte social de una de las zonas más postergadas del conurbano bonaerense, “Che Pibe” cuenta con una escuela materno-infantil a la que concurren 200 niños; con la Casa del Niño, a la que asisten 100 chicos de entre 6 y 12 años en contraturno escolar; y con la Casa del Joven, formada por chicos desde los 13 años.

Además, tiene en funcionamiento talleres como el de cine, el de maestros panaderos, que es implementado junto a la Dirección de Cultura de Lomas de Zamora, la escuela de folclore y la de fútbol.

En el diálogo con AUNO-Tercer Sector, Val afirmó que seguirán “profundizando con los proyectos”. En este momento, la fundación se encuentra palnificando la colonia de verano, en la que participarán muchos chicos del barrio.

“El tiempo corrió y nos dimos cuenta de que debiamos ir más allá”, resaltó Val, quien también es coordinadora de la Casa del Niño. A horas del comienzo del 2008, también puso la mira en el futuro: “Siempre hay algo nuevo que nos nutre y nosotros tendemos hacia un cambio social”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>