Llamaron a licitación para la construcción de una planta de residuos en el límite entre tres distritos

Se trata de un predio ubicado en el cordón ecológico en el límite entres Esteban Echeverría, Lomas de Zamora y La Matanza. En el marco de sus continuos reclamos, los vecinos volvieron a cortar Richieri. Los sobres con las ofertas y propuestas se abrirán la próxima semana. Los encargados del estudio de impacto ambiental serán profesionales de la Universidad de La Matanza, que se manifestaron “ni a favor ni en contra” del proyecto. Los detalles de la licitación.

La Coordinación Ecológica Metropolitana Sociedad del Estado (Ceamse) efectivizó el llamado a licitación para instalar una planta de transferencia y tratamiento de residuos en un predio declarado patrimonio histórico que se encuentra en el límite de Esteban Echeverría, La Matanza y Lomas de Zamora, a la que diferentes grupos de vecinos autoconvocados de los distritos se oponen por la cercanía y la posible contaminación que pueda llegar a generar.

Aún así, la Universidad de La Matanza (UNLaM), contratada por la coordinadora ecológica, ya realizó una primera etapa de estudios que, según indicó un especialista del área medioambiental de la misma, “están interrumpidos porque hay viviendas en el lugar”.

Alrededor de 100 vecinos autoconvocados de Ciudad Evita realizaron hoy un corte en la autopista Richieri desde las 16:30 hasta las 20 con el fin de repudiar la instalación de la planta en el predio que se encuentra en la entrada de la misma, y que también limita con el Matanza-Riachuelo.

En diálogo con AUNO, un vecino de la “Ciudad”, Alberto Schein comentó irónicamente que “pasaron a saludar” a la ex secretaria de Medio Ambiente, Silvia Suárez Arocena, del distrito que desarrolló su función hasta diciembre de 2007 y denunció “que su marido (el de Suárez) amenazó con matarlos” si continuaban con la movilización.

De todas formas, aclaró que no hubo incidentes mientras llevaron a cabo el corte en dos de los carriles de la Richieri y que pudieron entregar los volantes, informar y convocar a los automovilistas para el encuentro de la semana próxima.

Tanto ellos como los echeverrianos del Barrio San Sebastián, en la localidad de 9 de Abril, unificaron su reclamo con agrupaciones ambientalistas que se organizaron para llevar a cabo distintos tipo de manifestaciones en simultáneo desde el 14 de diciembre de 2007, fecha en la que se dio a conocer la posible instalación de la planta, para preservar el predio de 44 hectáreas. (ver Revelan que se instalará un basural en un lugar histórico )

Uno de los principales puntos que exigen es derogación de la ley 9.111/78 que se estableció durante la última dictadura militar y permitió la creación de la Ceamse que, además, le permite disponer de sus deshechos de forma exclusiva, es decir sin un ente regulador estatal que verifique el impacto ambiental que pueda llegar a causar.

Schein adelantó, también, que se presentarán el próximo jueves en la apertura de los sobres que revelará qué empresas harán sus ofertas para la construcción de la planta, a fin de cuenta de su reclamo frente a los funcionarios que “no dan respuestas y cambian sus discursos continuamente”, afirmó.

Por otro lado, esta agencia intentó varias veces contactarse tanto con funcionarios de la Ceamse como de la Municipalidad de La Matanza, pero ambos alegaron “no estar autorizados para dar determinada información”.

Mabel Álvarez, de Esteban Echeverría planteó a ésta agencia que junto con el asentamiento del Barrio Nuestra Esperanza (en Lomas de Zamora) serían “los más perjudicados”, dado que sólo los separan del lugar unos cuantos metros.

EL LLAMADO A LICITACIÓN
El último jueves 10 de julio se abrió la licitación para la instalación de la Estación de Transferencia de Residuos en el margen del Río Matanza, entre los distritos de La Matanza y Esteban Echeverría. La apertura de los sobres será el próximo 17 de julio.

En relación a los posibles daños ambientales de la futura estación que denuncian los vecinos, la Ceamse explica en el pliego de licitación –que puede consultarse en www.ceamse.gov.ar— que la construcción recibirá los residuos para ser transferidos por vehículos especiales que se dirigirán hacia otras plantas, que no fueron especificadas.

Los residuos que se recibirán en la estación serán desperdicios domiciliarios provenientes de la limpieza de calles, comerciales e industriales sólidos, todos de acuerdo con las leyes provinciales vigentes sobre el tema.

El jueves 17 se abrirán los sobres con las propuestas de las empresas oferentes para dar comienzo a las tres etapas de análisis del proyecto que, según se especificó, serán las siguientes:

En los primeros 90 días se deberá presentar el proyecto ejecutivo de la obra y el estudio de impacto ambiental, para que, cumplidos 60 días de esa fecha, se obtenga la aprobación de la ampliación del estudio de los efectos en el ecosistema por el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS).

El contratista deberá encomendar a la Universidad Nacional de La Matanza la ejecución y presentación de la ampliación del estudio de impacto ambiental de acuerdo con la legislación bonaerense para su posterior aprobación.

La segunda etapa comenzará con la aprobación del proyecto y la inmediata construcción de la estación y las obras complementarias, en un plazo máximo de ocho meses.

La última etapa se prolongará hasta la firma del “acta de recepción definitiva”, en un plazo de seis meses y que quedará supeditada a los trabajos de Ceamse.

LOS ESTUDIOS PREVIOS
La Universidad de La Matanza (UNLaM) será la encargada, mediante su Secretaría de Medio Ambiente, de realizar los estudios de impacto ambiental sobre la futura planta de transferencia. Para sus representantes, si las características del proyecto “responde a las condiciones legales fijadas, la instalación no debería molestar a los vecinos”.

El coordinador del área ambiental de la UNLaM, Mariano Jäger, fue cauteloso al explicar las consecuencias que una planta de este tipo podría causar en el ecosistema y se manifestó “ni a favor ni en contra” de su instalación. No obstante, destacó que si la Ceamse y la empresa que gane la licitación cumplen con las condiciones y los procedimientos ambientales adecuados, “debería funcionar sin problemas”.

En este sentido, destacó que la coordinadora ecológica estatal instaló una estación con las mismas características en el barrio porteño de Colegiales, donde “no produce olores ni ruidos molestos”.

En diálogo con AUNO, explicó que la planta que estará ubicada frente al barrio San Sebastián, de Esteban Echeverría, realizará un tratamiento del líquido lixiviado que producen los residuos y que, si se realizan correctamente las obras de nivelación del territorio, “no contaminaría el cauce del Río Matanza ni debería producir daños en Echeverría”, distrito lindante al área de Ciudad Evita, donde se instalará la planta.

El especialista explicó que su área ya realizó un estudio preliminar sobre los posibles daños que la planta pueda causar en la zona que, si bien fue positivo, no fue finalizado porque había viviendas instaladas en el territorio.

La segunda etapa del análisis se culminará cuando la empresa en uso de la concesión ya esté definida, de modo que la UNLaM deberá definir si avala o no el proyecto final.

DSB-NL-CP-AFD
AUNO-11-07-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>