“Latinoamérica es la única región del mundo donde se puede ‘reventar’ al capitalismo”

Así lo afirmó el embajador de Venezuela durante un seminario internacional que se realizó en la UNLZ sobre la situación de la izquierda en el sur del continente, y donde se debatió a cerca de la unión regional, la influencia de los medios masivos y el surgimiento de nuevas formas de representación social.

Cómo construir un medio que represente lo que el pueblo quiere decir, cómo enfrentar a la oligarquía y al imperialismo generando fuerzas políticas populares y articularlas al poder político instalado, cómo crear un lenguaje propio del socialismo y que cada país de latinoamerica encuentre sus pontencialidades para “reventar” al capitalismo. Estos son los “desafíos” que quedaron planteados en el debate sobre las “perspectivas de la izquierda democrática y los movimientos sociales” en el contexto de la nutrida cantidad de mandatarios tendientes a una unión latinoamericana, que se realizó en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

El Seminario Internacional de América de Sur Siglo XXI se llevó a cabo en la Facultad de Sociales de la UNLZ y contó con la participación del embajador de la República Bolivariana de Venezuela, Arévalo Mendes; el presidente de Centros de Estudios del Sur, Oscar Laborde; y el profesor de periodismo y editor de la agencia de noticias Telam Jorge Benedetti. Se esperó la presencia del embajador de Bolivia, Sixto Valdez Cueto, pero se ausentó por problemas de salud.

A horas de comenzar en su país el referedum por la reforma constitucional que podría abrir una nueva etapa de cambios, el embajador de Venezuela explicó que “ha sido difícil no encontrar salida al marco teórico, nos hemos perdido en definiciones del socialismo cuando el socialismo es sólo uno. No hay salidas si las buscamos desde el capitalismo, es construcción propia”.

Antes de continuar con su disertación, el embajador hizo un lapso para reconsiderar la idea planteada por el seminario sobre una “izquierda democrática”, y aclaró que “la izquierda es democrática, el capitalismo es el que ha demostrado a lo largo de la historia no serlo”.

En este sentido, afirmó que “la primera trampa de la que hay que escapar es la del lenguaje. Construir uno propio y no ir detrás del lenguaje del enemigo histórico, el capitalismo. Un ejemplo, es el de cómo ese sistema nos ha robado la palabra ‘libertad’”.

Por su parte, el editor de Telam especialista en política latinoamericana hizo “un paneo sobre cómo está la comunicación” en el continente para enfrentar estos desafíos y sobre cómo se conforman los espacios para “las otras voces, las voces del pueblo para contar otra historia, que no muestran los medios”.

“Cada uno es un sujeto de la historia que se cuenta y debe comprometerse a confirmar que sea correcta. Los proyectos de medios públicos y alternativos donde lo público significa que la palabra es la nuestra, se dan los intentos contra los medios privados, intentos de empezar a contra la otra historia”, analizó Benedetti, que además explicó que “la información no es una mercancía, siempre lo supimos y lo tenemos que decir”.

El presidente del Centro de Estudio del Sur, Oscar Laborde, apuntó que a lo largo de la historia latinoamericana, el capitalismo y los grandes países desarrollados intentaron “sacarnos la idea de que podía haber un sistema mejor”, y analizó que “venimos de una derrota de los sectores populares por la dictadura militar, que aún padecemos. Somos aquellos que buscamos la transformación dentro de una etapa de transición histórica”.

Por esto mismo es que alegó que “no debemos pedirles a nuestros gobernantes más de lo que ellos nos pueden dar”, en esta transición entre los restos del neoliberalismo y el surgimiento de nuevos movimientos sociales.

Asimismo se preguntó “¿Hasta dónde puede llegar la derecha?”, dado a que si no se asienta una fuerza política y popular podemos ser “coptados” por la fuerza política “imperial”.

Es a partir de aquí que Laborde hizo hincapié en que se debe plantear un “nuevo paradigma” que responda a las necesidades de la historia de Latino América, porque ésta se enfrentará “eternamente” a la “oligarquía aliada al imperialismo”, y para lograrlo “cada país tuvo que mirar su historia, para hallar un movimiento genuino”.

Debe haber una historia “común y hay que comprenderla, nutrirnos de ella y mirar hacia el futuro”, ese es el “desafío” con que “deben cumplir los movimientos populares”, argumentó el ex intendente de Avellaneda. A partir de este punto, añadió, debemos “articular con los pueblos hermanos”, de modo tal que se pueda “lograr construir la fuerza política y la alternativa política” para salir adelante.

Por su parte, el diplomático venezolano sentenció que “cada país de Latinoamérica debe encontrar sus pontencialidades para que los pueblos tengan bienestar y justa redistribución, y la región consiga una integración no economicista”.

Para concluir con las perspectivas a un futuro horizonte, Méndes afirmó que “Latinoamérica es el único continente donde el ideario de izquierda tiene posibilidad de concretarse. No somos una alternativa, decir eso nos mata. Somos una realidad”.

CP-NL-AFD
AUNO-30-11-07
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>