Las voces de la inundación

“Los vecinos se van a ‘morir de frío’ y el tema es que muchos son chicos”, lamentó Armando Chávez, delegado del barrio lomense 17 de Noviembre, ubicado en Recondo y Camino Negro, en referencia a la situación que “desde hace meses” viven a causa de las inundaciones que empeoraron por el último temporal. Además, los […]

“Los vecinos se van a ‘morir de frío’ y el tema es que muchos son chicos”, lamentó Armando Chávez, delegado del barrio lomense 17 de Noviembre, ubicado en Recondo y Camino Negro, en referencia a la situación que “desde hace meses” viven a causa de las inundaciones que empeoraron por el último temporal. Además, los vecinos denunciaron que el Ejecutivo local “no resolvió” la problemática y “no respondió” a los llamados que realizaron para pedir colaboración.

Alrededor de 3700 son las familias que están intentando sobrevivir en el barrio que lleva como nombre el día en que el predio, de más de 100 hectáreas, fue tomado y “entre 50 centímetros y un metro” de agua que entró en sus casas, según estimó Chávez, que gracias a que tiene parientes cerca del lugar podrá dormir seco.

Pero no todos corren con la misma suerte. Más de un cuarto del barrio (unas 30 manzanas) está anegado y eso ocurre porque el municipio de Lomas de Zamora aún no pagó la expropiación de las tierras, lo que permitiría comenzar con obras hídricas que desabastezca el agua luego de cada temporal, según informó Chávez.

Las familias del barrio, que en su mayoría cuentan con niños de entre 2 y 5 años, debieron “agruparse en grupos para compartir las frazadas, los colchones y todo lo que tengan” para poder hacerle frente a la situación ante la ausencia de ayuda estatal. “Nos desatendieron desde el mismo día en que nos instalamos en el predio”, sentenció el delegado del barrio, que aún no cuenta con servicios de gas, luz y agua.

A la hora de rastrear el por qué de las anegaciones, una de ellas es la obra de arroyo del Rey, que linda con el predio, aunque pretende ser un entubamiento para prevenir este tipo de situaciones, desde hace ocho meses está parada y provoca la “obstrucción del agua. El caudal (que debería correr por el canal subterráneo) es cada vez más angosto y rebalsa”, explicó a esta agencia Chávez.

La otra causa es que los desagües “están tapados” y el agua no drena. Por eso, ahora “más de un cuarto” del 17 de Noviembre está inundado, reiteró el delegado.

CP-AFD
AUNO-22-07-09
aauno@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>