Las incertidumbres del caso de Fátima Catán

Luego de cuatro meses del fallecimiento de Fátima Catán, a causa de quemaduras en casi la totalidad de su cuerpo, *AUNO* hace un paneo por el caso que engrosó la lista de mujeres fallecidas en situaciones que apuntan al femicidio. La familia critica el estancamiento de la causa y denuncia amenazas. Las claves para entender lo que hasta ahora es una muerte dudosa.

Lomas de Zamora, diciembre 29 (AUNO). A cuatro meses de la muerte de Fátima Catan, la joven de 24 años que el pasado 23 de agosto falleció con el 90 por ciento de su cuerpo quemado, el informe pedido por la familia para ampliar las pericias sobre el cuerpo “no aportó” a la hipótesis del crimen que sostienen desde el comienzo. Lo que deja al caso en una situación de stand by y de reorganización de la estrategia de la querella.

Hace pocos días, el médico forense César Rodríguez Paquete presentó a la fiscalía el informe pedido el mes pasado por la abogada de la familia, Karina Gindre, para conocer más detalles de la autopsia que se le realizó a la joven. “El informe no aportó ningún elemento específico que llevara a la hipótesis del asesinato”, contó a esta agencia Gindre, quien se mostró decepcionada con los resultados ya que “tenía muchas expectativas con las nuevas pericias”.

Fátima Catan era una joven de 24 años que estaba embarazada de pocas semanas. El 18 de agosto pasado, Martín Santillán, su novio, la llevó al Hospital Evita de Lanús con casi la totalidad del cuerpo quemado. Según las versiones de los médicos que los recibieron, el muchacho explicó que la joven se había quemado accidentalmente mientras estaba limpiando unos CD con alcohol y fumaba un cigarrillo.
Fátima fue trasladada al Hospital del Quemado de La Plata, donde luego de cinco días de agonía murió.

1) LA HIPÓTESIS DEL CRIMEN
La investigación de la causa está a cargo de la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) 6 de Lomas de Zamora al frente de Ramiro Varangot, y caratulada como “averiguación de ilícito”, por lo que las hipótesis que giran en torno al hecho son tres: pudo haber sido un asesinato, un suicidio o un accidente.

No obstante, desde el primer momento, tanto para los padres de Fátima como para la abogada que los representa, apuntaron a Santillán de ser el responsable de la muerte de la joven.

Los puntos fuertes para asegurar que Fátima fue asesinada son las graves quemaduras que sufrió en todo el cuerpo, el conocimiento de la relación conflictiva que mantenía la pareja, la ausencia del novio en el hospital durante los días que la joven agonizó y las amenazas de muerte constantes que recibió la familia.

Además, desde el comienzo se señalaron las similitudes del caso de Wanda Taddei, esposa del ex baterista de Callejeros Eduardo Vázquez, quien en febrero pasado también falleció tras agonizar durante días por haber sido quemada una parte de su cuerpo. Por este hecho fue imputado y detenido meses atrás Vázquez.

Fátima y Wanda fueron llevadas al hospital por sus parejas, quienes dijeron que las heridas que sufrieron las mujeres habían sido producto de un accidente con alcohol y cigarrillo.

2) LAS INTIMIDACIONES A LA FAMILIA
Días después de la muerte de Fátima y de que el caso adquiriera notoriedad pública, la familia denunció haber recibido amenazas telefónicas para que “pare con los medios” comunicación. Dos meses más tarde se sumaron nuevas intimidaciones, pero esta vez en la puerta de la casa de los Catán.

En todos los casos, los padres acusaron a su ex yerno y realizaron denuncias que actualmente son tratadas en las unidades fiscales de investigación 16,17 y 19 de Lomas de Zamora.

3) LOS “OBSTÁCULOS” QUE TIENE LA QUERELLA
Si bien los puntos detallados anteriormente podrían hacer sospechar de Santillán, hasta el momento para la Justicia no son suficientes, ya que en la causa también cuenta con otros elementos que favorecen a la ex pareja de Fátima. Estos elementos son:

-La declaración de una médica del hospital Evita, de Lanús, que atendió a Fátima y comentó que la joven le habría contado que ella misma se roció con alcohol, a pesar de que la misma médica no creyó en esa versión.

-El informe sobre las pericias del cuerpo de Fátima presentado en los últimos días por el médico forense César Rodríguez Paquete que fue pedido por Gindre el mes pasado para ampliar los detalles sobre los tipos de quemaduras que sufrió Fátima, “no aportó ningún elemento especifico que llevara a la hipótesis del asesinato”.

-No hay testigos directos que hayan visto o escuchado algo el día en que murió Fátima. La diferencia con el caso de Wanda Taddei es que el hijo de ella estuvo el día que se quemó (o quemaron) a la madre y la declaración del albañil que había trabajado días antes en la casa y habría escuchado las amenazas de Vázquez hacia su esposa.

4) EL ESTANCAMIENTO DE LA CAUSA
Desde que comenzó la investigación, no hubo grandes avances en la causa judicial, por lo que Elsa Jeréz, madre de la joven, se mostró molesta por el ritmo con el que se está trabajando: “A cuatro meses, no se hizo nada, el tipo (por Santillán) sigue haciendo su vida normal. Es un criminal”, expresó a AUNO.

En ese sentido, aseguró que a pesar de estar “conforme” con la representante legal que le asignó el Colegio de Abogados de Lomas de Zamora, “si tuviera plata pagaría un abogado, porque esto va muy lento y yo no sé si el fiscal está trabajando bien”.

La abogada Gindre adelantó que a pesar de que “el camino se haga dificultoso” van a “insistir con la reconstrucción del hecho” una vez que termine la feria judicial, en febrero del año próximo.

Además, vaticinó que “lo más factible es que la fiscalía cite a declarar como testigo a Santillán”, para ese entonces ya habrán pasado seis meses sin saber cómo y por qué murió Fátima.

YC-AFD
AUNO-29-12-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>