La primavera anticipada de Cambiemos

Entre música tropical, luces de colores, globos y un catering especial, el de Macri fue quizás el búnker más sofisticado de todos. En Costa Salguero, el oficialismo se adelantó a los resultados de las PASO con una gran fiesta.

Fernanda Cartolano

Lomas de Zamora, agosto 14 (AUNO).- Cambiemos se anticipó a los resultados de las PASO con una gran fiesta en su búnker, ubicado en el pabellón 6 de Costa Salguero, donde los precandidatos Esteban Bullrich, Elisa Carrió y Graciela Ocaña, entre otros, esperaron el avance del conteo de los votos entre música tropical, luces de colores, globos y un catering especial para la prensa y los invitados.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, fue la que dijo las frases más fuertes durante la noche, en la que afirmó: “A vos que no nos votaste, te digo que nos vamos a quedar acá en la provincia”.

Éste, tal vez, haya sido el búnker más sofisticado de todos. Contaba con un catering que tenía un menú variado, con medialunas y café para el horario del ingreso de los trabajadores de prensa, agua y Coca-Cola light servida por los mozos, pizzas y empanadas sabor caprese. Cumbia, reggaetón y luces de colores generaban el clima de festejo como si fuese un cumpleaños de 15.

Las primeras declaraciones las brindó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien aseguró que estaban “confiados” por cómo se desarrollaron las elecciones primarias y sostuvo que “hubo un gran operativo de seguridad” para que sean transparentes.

Para interrumpir la espera en el hall principal, dónde se iban a escuchar los discursos de los candidatos principales, la vicepresidenta, Gabriela Michetti, salió al frente del escenario para aclarar que “el equipo” (en referencia a la gestión) estaba “trabajando en conjunto” y aseguró que eso iba “a dar buenos resultados”.

Al mirar hacia el techo, podían verse los globos tradicionales de Cambiemos envueltos en tres redes, lo que se traducía en que iba a haber tres discursos a lo largo de la noche.

Todo tenía sus tiempos, no era necesario correr. En la dinámica de la celebración antes de conocerse los resultados, la comida y la bebida sin alcohol eran repartidas por los mozos que estaban con el uniforme: camisa blanca, pantalón y delantal negro.

Al compás de Memphis La Blusera —“Ella, es la flor más bella / vagando por las estrellas / brilla más que el sol”— ingresó al escenario el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, junto al plantel de candidatos por la Ciudad de estas PASO. La precandidata a diputada Elisa Carrió salió con su vestido dorado y con una amplia sonrisa, preparada para festejar.

“Estoy un poco conmovida. Estoy acostumbrada a perder, no a ganar”, expresó Carrió al iniciar su discurso y sostuvo que “la República se ha reformado”, para la gente que no dejaba de gritar “Lilita, Lilita” y de perseguir al Mago Sin Dientes, que estaba allí a la espera de que todos le pidan una foto.

Música de Tan Biónica como toque para terminar con el discurso de Carrió —“qué noche mágica, Ciudad de Buenos Aires”—, quien, hasta ese momento, obtenía más del 45 por ciento de los votos.

description

El jefe de Gobierno, al bajar del escenario, dio una breve conferencia de prensa en la que explicó que “seguramente haya muchas coincidencias” con las personas que no votaron a Cambiemos: “Mañana vuelvo a recorrer los barrios para escucharlos”.

Seguía sonando Gilda en la enorme pista de baile. Los presentes, que lucían calzados de charol y camisas de seda, no paraban de bailar y de decir que “Vidal será la próxima presidenta”.

Pasada la noche, en la que se esperaba la llegada del precandidato Esteban Bullrich, se escuchaba a la gente gritar “no vuelven más, no vuelven más”, en alusión a la gestión del kirchnerismo.

Otra vez, entre las pantallas que replicaban los hashtags con las consignas “Vamos juntos” o “Juntos es posible”, subieron al escenario los precandidatos por la provincia de Buenos Aires junto a la gobernadora María Eugenia Vidal.

La primera que habló fue Graciela Ocaña, quien agradeció al “dream team” de candidatos de su partido.

El ministro de Educación y precandidato a senador, Esteban Bullrich, aseguró que esta gestión está “construyendo la verdad” y advirtió que “al decir la verdad tienen miedo los corruptos y los mafiosos”.

Lo aplaudieron, le gritaron “Vamos, Esteban”, mientras él abrazaba a la gobernadora y le brindaba el micrófono para que ella dé su discurso.

Ella agradeció a los fiscales que “desde tempranito estuvieron trabajando para que estas elecciones sean transparentes”. Parecía emocionada, aunque sin lágrimas. Y profundizó: “Sé que sabés que estamos haciendo obras que todavía no llegaron a tu calle o que simplemente tuviste un año duro. Por eso quiero decirte que nos vamos a quedar para escucharte”.

La canción de la campaña empezó a sonar, cayeron papelitos de colores por todo el pabellón y se soltó la segunda red de globos; tanto candidatos como público miraban las pantallas que emitían la programación de TN, que mostraban el provisorio porcentaje de los votos que, pasadas las 22, graficaban a Bullrich por arriba de la precandidata a senadora por Unión Ciudadana Cristina Fernández de Kirchner.

La música comenzaba a sonar cada vez más fuerte, el cansancio se veía en los rostros de los mozos. El pabellón 6 del sofisticado Costa Salguero seguía de fiesta. Los candidatos por la provincia de Buenos Aires que hablaron en el escenario no fueron al área de conferencia para responder a las preguntas de la prensa.

Un asistente personal de los anfitriones del búnker se asomó a la puerta a avisar a la prensa que había que esperar afuera, que en breve hablaba Mauricio Macri en el escenario. Antes de las 23, el presidente subió al escenario, escoltado por sus precandidatos, y se encargó del cierre de la noche del búnker.

“Azo, azo, azo, se viene el Lilazo”, gritaba el público del búnker, lo que fue puntapié para un comentario del presidente, que la retó a Carrió: “La intenté de convencer ‘comé liviano que vas a festejar y a hablar’, pero no hubo manera. No dejó nada en la parrilla”.

La conferencia de prensa estuvo a cargo del Presidente y de Peña. Macri recibió a los periodistas con la frase: “Con ganas de irse a casa ¿no?”.

En un momento se le preguntó sobre Santiago Maldonado, el joven desaparecido el 1º de agosto en Bariloche durante el desalojo de una manifestación mapuche. El presidente no contestó y delegó el micrófono a Peña, que expresó su preocupación y que esperan a que la Justicia “investigue a fondo para que aparezca”.

description

AUNO-14-07-2017
FC-MDY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>