La enseñanza de oficios: otra manera de educar

La mayoría son cursos de capacitación para mayores de 16 años y con la primaria completa. Dependen del Estado y tienen una modalidad semejante a la enseñanza formal. Sin embargo, constituye una variante para insertarse en el mercado laboral.

Como una alternativa gratuita y poco difundida, el Centro de Formación Profesional 402 del barrio Don Orione, en el partido de Almirante Brown, constituye un lugar donde la propuesta pedagógica paralela a la tradicional es la enseñanza de oficios de la misma forma que cualquier modalidad educativa estatal, pero con una carga práctica más fuerte que permite una “efectiva inserción laboral”.

El centro utiliza una “modalidad educativa posprimaria”, que se asemeja a la de las escuelas técnicas estatales pero “con mucho más contenido práctico”, comparó Marta Peredo, una docente de la Escuela 19 de Burzaco, vinculada a la propuesta del centro.

Almirante Brown cuenta con dos de estos centros. Además del 402 está el 401, donde también se dictan cursos de mecánica para automóviles, reparador de pc, modista, cocina, electricista, herrería, gasista matriculado, inglés, contabilidad y peluquería; se dictan cuatro veces por semana, tiene una carga de tres horas por jornada y se dictan en tres turnos.

Peredo destacó a AUNO que este tipo de enseñanza “tiene una salida laboral directa”, ya que los chicos se reciben con títulos oficiales luego de dos años de curso, aproximadamente. A su vez, aclaró que antes de tener el título completo, hay otros intermedios que los obtienen a partir del primer cuatrimestre o del año de cursada.

La enseñanza está a cargo de “instructores, es decir, especialistas en cada rama que, sin ser docentes, deben hacer un curso de más o menos cuatro meses” para poder estar al frente de los grupos, explicó.

Estas cortas capacitaciones se adaptan a las necesidades de las instituciones, y si la demanda no es importante, el Gobierno no abre cupos para la formación docente; de todas maneras, el centro cuenta con personal que sí debe tener un título.

En el Instituto 402 son dos los maestros ayudantes que les corresponde contar con una formación pedagógica en adultos y su función es ayudar en la parte curricular como apoyo.

También hay docentes que se desempeñan como preceptores y se encargan de las tareas administrativas, al igual que todo el personal cuenta con las mismas condiciones laborales que un docente (obra social, jubilación y salario familiar).

Mas allá de que la sede del Centro 402 se ubica en el barrio Don Orione, los cursos se dictan en varias localidades del distrito para que la gente tenga un fácil acceso y para que el viaje no sea un impedimento para el aprendizaje.

Cada clase está compuesta por entre 20 y 30 alumnos mayores de 16 años y con el estudio primario completo, “sino no pueden ingresar”, aclaró Peredo, quien destacó la importancia de que se conozca este tipo de actividades que no están muy difundidas en la comunidad porque “constituyen una muy buena opción no sólo para la formación de profesionales, sino también para un positivo desarrollo social e individual”.

Volver a la nota principal

RCI-AFD
AUNO-02-03-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>