La coronación, a pedir de Boca

El ‘Granate’ vive las vísperas de su primera vuelta olímpica en el fútbol grande de la Argentina. Un grito postergado por 92 años. El domingo visita al equipo de Miguel Russo y con sumar un punto será el campeón del Apertura. Con el uno asegurado, en el peor de los casos deberá jugar un desempate con Tigre el martes 4 de diciembre.

Martín Voogd

Existe una generación de hinchas de Lanús que sólo fue a la cancha los sábados por cuestiones de programación televisiva. Los sub 15, incluso, ni siquiera conocieron los viejos tablones que vestían las estructuras de las tribunas de la cancha de Guidi y Arias. Ellos, que ya disfrutaron de la conquista de la extinta Copa Conmebol, están a horas de ser testigos de la primera vuelta olímpica de la historia del club en el fútbol grande.

Lo gozarán tanto como aquéllos que tuvieron la fortuna de ver a los ‘Globetrotters’ con Daponte, Guidi y Nazionale. O los que luego vibraron con las paredes de Silva y Acosta, los ‘Albañiles’. Ni hablar de los que padecieron la maldita definición por penales ante Platense, prólogo de la caída libre hasta la C. O de los que seguían al otro equipo de Ramón Cabrero en la vieja Primera B, con el uruguayo Gilmar Gilberto Villagrán como abanderado.

Las malas horas, aquéllas de penurias económicas y deportivas, aquéllas de la oscuridad del ascenso, están a punto de quedar enterradas en el olvido. El domingo, en La Bombonera, el ‘Granate’ necesita un punto para convertirse en el nuevo monarca del fútbol argentino le lleva tres puntos a Tigre.

Y el destino quiso que Boca sea la última escala del camino que conduce a los libros de historia. Justamente Boca, que un año atrás, con Ricardo La Volpe como entrenador, veía cómo se le escurría un título que parecía tener entre manos por culpa del oportunismo de Claudio Graf y Rodrigo Archubi.

El mismo Boca, curiosamente, le abrió la puerta de atrás para jugar la próxima edición de la Copa Libertadores. ¿Seguirán las gentilezas de los ‘Xeneizes’? ¿Será un menú a pedir de Boca? ¿O habrá pase de facturas impagas para, de paso, ayudar a un amigo de la casa como Diego Cagna, DT del ‘Matador’?

Está claro que Lanús no necesita favores de nadie para quedarse con la corona sería el primer equipo en debutar como campeón desde Argentinos Juniors en 1984. La claridad conceptual que baja desde el discurso del sabio Cabrero y su mano derecha, Luis Zubeldía, se vierte con naturalidad sobre el campo de juego. Entonces, no sorprende que no le tiemble el pulso en la recta final del certamen.

Ayer, en la ‘Fortaleza’, se sobrepuso a los nervios y a la presión que le había metido Tigre con su victoria sobre Boca. Así, con personalidad y buen fútbol, despellejó a Gimnasia y Esgrima La Plata con un filoso 4-0. José Sand, con un cabezazo, usó el machete para abrir el camino. Luego, el correntino repitió para llegar a los 14 gritos en el Apertura. Diego Valeri aumentó con su habitual clase. Y Nelson Benítez puso el moño con un remate con tres dedos que culminó una exquisita jugada colectiva.

Y lo de anoche no fue casualidad. Con 18 partidos jugados, Lanús suma 37 puntos y es indiscutiblemente el mejor del Apertura. Once triunfos, cuatro empates y tres derrotas todas como visitante y dos en las primeras tres jornadas del certamen, con 33 goles a favor y 20 en contra hablan a las claras de la fortaleza de un equipo que mostró un nivel superlativo en las últimas fechas de la competencia.

A Lanús sólo le falta un punto para que sus fanáticos puedan morir tranquilos. En el peor de los casos es decir, derrota ante Boca y victoria de Tigre sobre Argentinos, volverá a tener una chance en el hipotético desempate de 4 de diciembre. Pero no sirve de nada pensar en negativo. La gloria está cerca… Después de 92 años de vida. A pedir de Boca.

29-11-2007
AUNO-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>