La caída de “El Gasolero” parece interminable

Inmerso en un complicado presente institucional y deportivo, “El Celeste” se hunde en el campeonato, y con un magro promedio, comienza a complicar su permanencia en la Primera B Metropolitana. “Es una situación caótica y desesperante”, admitió el defensor Carlos Ciavarelli.

Lomas de Zamora, diciembre 6 (AUNO).- El defensor de Temperley Carlos Ciavarelli aseguró estar “dolido y preocupado” por el presente del equipo, que se encuentra en la zona comprometida de los promedios, sobre todo tras la derrota (1-0) ante Almagro —como local en cancha de Deportivo Morón—, y señaló que “el único método” para lograr revertir este momento es “poner la cara e ir para adelante”.

“Estamos viviendo una etapa muy fea. El club es un caos y la situación es desesperante. Por más que intentamos las cosas no se dan. A uno le genera mucha bronca y desazón todo esto”, expresó el defensor, que no encuentra explicaciones al mal momento futbolístico e institucional que atraviesa el conjunto del Sur del GBA.

La derrota ante “El Tricolor” significó la octava derrota del elenco de Adrián Adrover en lo que va del campeonato, que deja a “El Gasolero” prácticamente al borde del abismo, ya que se encuentra cerca de la zona de descenso directo.

Ya sin posibilidades de luchar en las primeras posiciones, “El Cele” debe focalizarse solamente –aunque muchos simpatizantes y dirigentes quieran evitar la realidad- en intentar mantener la categoría y no descender a la Primera C por tercera vez en su historia.

Hoy en día, “El Gasolero” se encuentra 18° en los promedios, (ya superado por San Telmo, que en el inicio de campeonato estaba más de diez puntos por abajo del elenco del Sur del GBA.

Temperley se ubica solamente por encima de Sportivo Italiano y General Lamadrid, dos equipos que por ahora estarían jugando la Promoción y descendiendo, respectivamente.

“Es todo muy delicado. Es difícil. Somos conscientes de esta realidad. Se armó un equipo para pelear arriba, pero los resultados no acompañaron. Las victorias no aparecen, y lamentablemente estamos obligados a mirar la tabla de abajo”, apuntó Ciavarelli.

Debido a la resolución que dictó el Coprosede hace ya casi un mes, “El Celeste”, que no puede jugar más en su estadio por lo que resta del año —una medida que posiblemente se extienda también para el 2012—, debió jugar sus últimos dos partidos de local en terreno ajeno: primero en Almagro ante Nueva Chicago, y luego en cancha de Deportivo Morón ante el equipo de Villa Raffo.

Si el “Cele” tenía problemas para sumar puntos de local, tener que hacer “de local” en estadios neutrales, le terminó saliendo caro. En ambos encuentros, los equipos visitantes se olvidaron de “la localía” y salieron mucho menos temerosos en busca del triunfo.

Para el defensor, el hecho de no jugar en el estadio Alfredo Beranger “influye mucho”, y expresó su deseo de volver a jugar en Turdera “cuanto antes”, para así “intentar revertir esta historia”.

“Jugar en casa en una cancha ajena no es grato. No te sentís local, y menos cuando no hay público. Encima, muchas veces te sentís más visitante que el rival. Me gustaría que se pueda jugar de nuevo en nuestro estadio, para así tener más posibilidades de revertir este panorama”, señaló el lateral derecho del equipo de Adrover.

El próximo rival del “Gasolero” será dentro de 10 días – este fin de semana queda libre – frente al difícil Defensores de Belgrano, que sorpresivamente merodea por la mitad de tabla.

“Tenemos tiempo y debemos aprovecharlo al máximo. Hay que poner la cara, trabajar, y sacar esto adelante. El próximo rival es difícil, y será una prueba complicada. Esperemos poder estar a la altura del desafío”, concluyó Ciavarelli.

AUNO-06-12-11
MJ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>