Juntaron firmas contra la inseguridad en Lomas

Abuelos víctimas de asaltos en la calle y en casas se reunieron espontáneamiente frente a la Municipalidad para “terminar con los casos de maltratos a ancianos durante robos”. Presentarán un petitorio a las autoridades comunales.

Alrededor de 70 vecinos del centro de Lomas de Zamora juntaron firmas frente a la Municipalidad para avalar un petitorio que será presentado a las autoridades de la comuna para que resuelvan los problemas de la “inseguridad” de la zona, particularmente aquellos robos a ancianos que devienen en maltratos físicos.
Los abuelos autoconvocados en la Plaza Grigera, ubicada en Hipólito Irigoyen, entre Portela y Sáenz, fueron víctimas de casos de violencia durante robos en sus propiedades y buscan con esta iniciativa conseguir una mayor protección a su integridad física y seguridad de sus bienes materiales.
En estos hechos, los asaltantes suelen buscar el dinero de jubilaciones o ahorros y atacar a quienes viven solos. Usualmente, este tipo de delitos incluye un trabajo previo de inteligencia, a través de un estudio de horarios y movimiento de las futuras víctimas, así como también del grupo familiar y las personas con las que habitan.
En declaraciones televisivas, la nieta de una de las víctimas explicó el caso de su abuela: “Era su cumpleaños y se acercó una pareja diciendo que le traían un paquete. Mi abuelo no estaba porque había ido a hacer unos trámites y mi abuela les abrió la puerta porque estaban bien vestidos y no parecían estar drogados (sic)”.
“Cuando ella abrió la puerta —agregó— entraron tres personas que golpearon y ataron al jardinero. Con un cuchillo amenazaron a mi abuela diciéndole que si no les daba los euros y dólares le iban a sacar los ojos. La golpearon hasta desprenderle la dentadura inferior y estuvo internada una semana.”
Según los testimonios, el operativo suele ser similar en la mayoría de las situaciones: parejas jóvenes, bien vestidas y en autos nuevos, se acercan a los abuelos diciendo que tienen un número telefónico para entregarle a algún familiar. Luego los reducen y golpean hasta quitarles todo el dinero que guardan en sus casas.
Si bien muchos casos incluyen “visitas” a cajeros automáticos de la zona, algunos adultos mayores sufrieron maltratos tales que los asaltantes no pudieron sacarlos de su casa para ir hasta un banco.
En septiembre de 2006, el Ministerio de Desarrollo Social y varias organizaciones sociales habían creado un programa contra los abusos y maltratos a abuelas y abuelos a través de la Dirección Nacional de Políticas para Adultos Mayores (Dinapam)
Ese programa de prevención estuvo destinado a capacitar a profesionales y familiares que tienen a su cargo a personas de la tercera edad. La iniciativa también contempló la presencia en los barrios de equipos profesionales para que brinden asesoramiento e intervengan en los casos de abuso que se presenten.
Los robos seguidos de golpes y maltrato a ancianos es una tendencia que durante los últimos años se acrecentó en tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el conurbano bonaerense. Los resultados para la iniciativa de la Dinapam aún no se han demostrado en la comuna; los de este avance de los vecinos, aún quedan por verse.

LP-AFD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>