Entregarán en hospitales botiquines de emergencia para violaciones

La iniciativa también alcanza a centros de asistencia privados. La idea es que los profesionales de la salud unifiquen los procedimientos de prevención de embarazo y contagio de VHI-sida en esos casos. Antes de que los botiquines fueran entregados, se está implementando en los municipios cursos de capacitación para su uso.

El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires distribuirá en los hospitales públicos y centros de atención privados un botiquín de emergencias para casos de violación que incluirá medicación indispensable para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

La coordinadora del Programa de VIH-Sida e Infecciones de Transmisión Sexual bonaerense, Sonia Quiruelas, calificó a esos instrumentos como “un documento que unifica los procedimientos médicos” de modo tal que cada profesional de la salud esté en condiciones de afrontar situaciones de ese tipo.

“Lo importante es no exponer a la víctima a numerosas revisaciones en diferentes consultorios públicos o privados”, expuso Quiruelas.

Las medidas de prevención podrán aplicarse siempre y cuando las consultas que los pacientes realicen sean inmediatas, ya que la prevención del contagio del VIH-sida y la anticoncepción de emergencia pierden efectividad transcurridas las 24 y 72 horas, respectivamente.

Como actividad previa a su distribución de botiquines, el programa provincial para la Prevención de Violencia Familiar y Sexual y la Asistencia a las Víctimas está implementando en cada municipio cursos de capacitación para su utilización.

La capacitación de los profesionales está dirigida al buen empleo del protocolo de acción ante violaciones, por considerar que no sólo debe cubrir la parte estrictamente médica.

Es que los profesionales deben estar capacitados para atender los casos desde el punto de vista humano, psicológico y legal.
Según explicó la encargada del programa, Magdalena Grau, “en cada caso las necesidades pueden ser diferentes y los médicos deberán estar preparados para responder a esa demanda”.

La especialista plantea que otro aspecto a tener en cuenta es la necesidad de que en los centros de salud se deban registrar los datos de los pacientes para posteriores evaluaciones psicofísicas.

En efecto, deben mantener la confidencialidad de los datos relevados y el paciente tiene que estar al tanto y dar consentimiento de los procedimientos médicos que le serán aplicados.

Este último requisito tiene en cuenta que ante casos de víctimas menores de edad, el consentimiento será otorgado por el padre, madre o tutor.

JM-AFD
AUNO-16-04-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>