“Enfrentar la venta de drogas es un trabajo colectivo”

Son alrededor de 300 mujeres las que integran la Red de Madres frente a las Adicciones. Organizan a la gente para enfrentar la problemática de la venta y consumo de drogas prohibidas en barrios de Lomas de Zamora, Lanús, Almirante Brown y Esteban Echeverría, entre otros partidos.

“El tema de enfrentar la venta de drogas es un trabajo colectivo”, resaltó Beatriz Delagardillo, coordinadora general de “Madres en Red frente a las Adicciones”, una organización popular compuesta por referentes sociales de distintas localidades del conurbano, dedicada desde mediados de 2001 a promover espacios de contención, intercambio y encuentro con personas con problemas de adicciones a drogas prohibidas.

Existen diferentes factores de riesgo que contribuyen al crecimiento del consumo de sustancias psicoactivas. En la evaluación de la coordinadora, algunos son “la pobreza, la exclusión social, la inseguridad, la distorsión de valores y las presiones en el ámbito laboral, que incrementan la vulnerabilidad social para el desarrollo de las adicciones”.

La iniciativa se expande a lo largo del conurbano, a través de la creación de redes barriales y el impulso de espacios orientados a la búsqueda de líneas de acción que resuelva el problema que afecta, sobre todo, a los jóvenes.

“Para lograr un control tanto en la distribución (o venta), como en el consumo, deberíamos contar con un respaldo social y político estable que hoy no lo obtenemos desde ningún sector”, denunció Beatriz.

En una oportunidad, la agrupación realizó una asamblea en la localidad de Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora, para analizar la situación particular de la zona. Durante esta reunión, una miembro de la red observó que en esa localidad “la droga es moneda corriente”, y lamentó: “Corrupción hay en todos lados y Fiorito no es la excepción; existe mucha organización para la distribución de la ‘mercancía’, una infinidad de familias viven de esta actividad y la gente no se involucra por miedo a represalias”.

Según María Angélica Pérez Menconi, psicóloga del Centro de Prevención de las Adicciones del distrito de Cañuelas, “en algunas oportunidades la intervención positiva de las madres se ve obstaculizada porque el tema de la drogodependencia esta demasiado ‘encubierto’ debido a que lo sabe todo el mundo pero nadie se atreve a denunciar a las personas que obtienen un rédito de esta actividad”.

Barrios como San Martín y Villa Itatí, de Quilmes, tampoco quedan exentos de esta problemática; desde “Madres en Red” afirman que “las autoridades (gubernamentales) deben impulsar un programa de concientización a escala social, si es que realmente quieren una mejor calidad de vida para la población”.

“Todas las drogas prohibidas son mortales, pero particularmente la adicción al ‘paco’ es un camino sin regreso; consume a las personas en cuestión de dos o tres meses”, destacó la coordinadora Delagardillo y prosiguió que “desgraciadamente, desde 2005 ha adquirido un porcentaje mayor de reclutas tanto para el consumo como la distribución en todos los puntos de la provincia de Buenos Aires”.

La diversidad de factores que intervienen en la aparición y desarrollo de las adicciones hace que al drama se lo considere como un “problema multicausal, determinado no sólo por factores biológicos y psicológicos, sino también sociales”, agregó Pérez Menconi.

La especialista manifestó que “la problemática de las adicciones se presenta como un fenómeno complejo, dinámico y en evolución, con indicadores propios como el inicio del consumo en edades cada vez más tempranas. A esto se le suma la aparición de diferentes formas de consumo y nuevas sustancias en el mercado ilegal de venta de drogas prohibidas, generadoras de un deterioro físico y psíquico cada vez más rápido”.

El programa de “Madres en Red” tiene un equipo de coordinadoras regionales integrado por Maria Ruiz, Silvia Carbozo, Liliana Medina, Alicia Cintio, Roxana Aráoz, y como último eslabón del grupo de trabajo —pero no menos importantes— se encuentran los integrantes que participan en los barrios.

El programa nuclea a unas 300 madres residentes de los partidos de San Martín, San Miguel, Morón, Berazategui, Berisso, Lomas de Zamora, La Plata, Cañuelas, Lanús, Esteban Echeverría, Quilmes, Almirante Brown y San Isidro sensibilizadas por el aumento en la población del consumo de drogas prohibidas. Los interesados pueden comunicarse al número telefónico 0800-222-5462.

Las jefas regionales se dedican a orientar a los grupos barriales donde acuden madres de chicos con problemas de adicciones y personas en recuperación. Allí tratan de contenerlos y acompañarlos. “No somos profesionales, pero sí estamos capacitados para asistirlos”, concluyó Beatriz.

AAF-AFD
AUNO-22-06-07

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>