En el Congreso, Macri aseguró que Argentina”se está poniendo de pie”

Durante la 135° apertura de sesiones ordinarias del Congreso, el Presidente volvió a cuestionar al kirchnerismo, al que le atribuyó llevar al país “a un enfrentamiento permanente”. Durante el discurso recibió aplausos y abucheos de la oposición que cuestionó al mandatario por la detención de Milagro Sala, la pérdida de poder adquisitivo de los salarios y el acuerdo entre el Estado y el Correo Argentino, entre otros temas.

Pablo Miglio

El presidente Mauricio Macri convocó hoy a todos los argentinos” a colaborar “juntos en la tarea de cambiar el país” y destacó la necesidad de “acabar con el enfrentamiento que nos ha estancado”, durante su discurso de apertura del período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional.

Dentro del recinto, colmado por miembros del gabinete, gobernadores, legisladores y representantes del cuerpo diplomático, el mandatario habló durante una hora sobre los principales ejes de su plan de gobierno que, según el mandatario, giran en torno a tres objetivos puntuales: “Pobreza cero, combatir al narcotráfico y unir a los argentinos”.

En este sentido, destacó a la pobreza como “su principal preocupación y prioridad” y afirmó al respecto: “Pese a los miedos que muchos querían imponer, mantuvimos, ampliamos y fortalecimos derechos sociales”.

Entre ellos destacó la creación de la “Pensión Universal para Adultos Mayores”, la ampliación de la cobertura de asignaciones universales, que benefició a “más de un millón y medio de chicos”, y la implementación del programa “El Estado en tu Barrio”.

Además, planteó la necesidad de mayor presencia estatal a través de “obras de infraestructura social” en villas y barrios precarios, y prometió así “mejorar la situación de más de 480 mil familias, urbanizando 381 asentamientos informales con agua potable, cloacas, veredas iluminadas y espacios públicos de calidad”.

A medida que el discurso avanzaba con reiteradas críticas a la gestión kirchnerista, la respuesta de sectores opositores no se hizo esperar: abucheos, silbidos y reiterados cantos sobre la polémica en torno a Correo Argentino, entre otros, buscaron silenciar las permanentes ovaciones del oficialismo.

Respecto al área de salud, el Presidente confirmó la creación de un plan de cobertura nacional para beneficiar aquellos que carecen de obra social o prepaga, y valoró el fortalecimiento de las “obras sociales sindicales, reconociendo una deuda histórica que reclamaban y haciendo reformas para servir mejor a sus afiliados”.

En medio del enfrentamiento con los gremios docentes de todo el país, Macri enfatizó la necesidad de llevar adelante una “revolución educativa” para que los chicos “vayan a la escuela con entusiasmo por aprender y que no abandonen”, por lo que anunció el lanzamiento del programa Asistiré, “para detener la deserción y salir a buscar a quienes abandonaron la escuela”.

En este contexto, Macri dijo que Roberto Baradel no necesita “que nadie lo cuide”, tras lo cual el jefe del gremio docente bonaerense Suteba radicó una denuncia penal contra el primer mandatario por “amenaza velada”.

Recordó, además, el aumento en el presupuesto para las universidades públicas y la implementación del Operativo Aprender, llevado a cabo en 2016, al tiempo que impulsó “el proyecto de creación del Instituto de Evaluación de la Calidad Educativa”.

A una semana del Paro Nacional de Mujeres, que se llevará a cabo el próximo miércoles, el mandatario instó a los argentinos a unirse al grito de “Ni una menos”, y distinguió la puesta en marcha del “Plan Nacional contra la violencia de género”.

Llegado el momento de hablar de economía, criticó la “manipulación de datos reales” durante el kirchnerismo y aseguró que “en 2017 la economía va a crecer”, luego de “cinco años sin crecimiento ni generación de empleo”.

Señaló, a su vez, a la inflación como uno de los principales problemas en materia económica, pero destacó que “hoy está en un claro camino descendente”, así como ponderó la reducción del déficit fiscal y el aumento de la confianza a partir del “sinceramiento fiscal”.

Respecto al agro, afirmó que “al mejorar sus condiciones, los productores respondieron con inversión y crecimiento”, lo que “significa más exportación, más comercio, más transporte y más empleo en todo el país”, y aprovechó para anunciar la apertura de “22 nuevos mercados internacionales para 40 productos argentinos”.

Al subrayar la importancia de aumentar las exportaciones y las inversiones en el país, planteó la necesidad de una reforma tributaria, una “nueva Ley de Mercado de Capitales” y una reforma en la coparticipación de las provincias.

Cerca del final, el jefe de Estado anunció el “plan de transporte más ambicioso de la historia” que consta de una inversión en infraestructura en autopistas, vías, transportes de cargas y aeropuertos.

Uno de los momentos más tensos del discurso llegó con su crítica sobre la “década de despilfarro y corrupción”, en referencia a la problemática energética, área que según el Presidente se “está normalizando”.

Al respecto, aseguró que “cuatro millones de usuarios acceden a las tarifas sociales de energía”, a la vez que anunció inversiones privadas en energías renovables y la creación de puestos de trabajo en el sector.

En materia de seguridad, reavivó la polémica por el Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil, a tratarse en el Senado; elogió el programa Barrios Seguros, y el aumento del despliegue de fuerzas de seguridad en los municipios bonaerenses y las provincias.

“Enviamos parte de las fuerzas federales a los lugares con más problemas de violencia y comenzamos a trabajar juntos con las provincia”, afirmó el mandatario, quien agregó que lo mismo hicieron en provincia de Buenos Aires, donde están “asistiendo a 31 municipios con más de 6 mil efectivos de fuerzas federales”,

Luego de recordar la muerte del fiscal Alberto Nisman, aseguró que están “avanzando con el plan Justicia 2020, que busca lograr una reforma integral del sistema judicial y hacer una Justicia cercana a la comunidad, moderna, ágil y transparente”, y destacó al respecto los avances en la lucha contra la corrupción cuando “hasta hace poco tiempo, el Estado manipulaba sus estadísticas públicas”.

Finalmente, el Presidente resaltó el establecimiento de “relaciones maduras y pragmáticas con el resto del mundo” y enfatizó: “Argentina es cada vez más un actor protagónico en la región y en el mundo; empieza a ser reconocida más por sus virtudes que por sus defectos”.

“Después de 15 meses de gestión, sigo convencido de que se puede. Tenemos todo para salir adelante. Lo que logramos juntos es enorme”, manifestó en el cierre del discurso que tras el cual quedaron oficialmente iniciadas las sesiones ordinarias del Congreso.

AUNO 01-03-2017
PM-AFG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>