En busca del hondo destino americano

El libro _Horacio Quiroga. El hondo destino americano_ presenta análisis de cuentos, cartas y escritos políticos. Allí están las profundas “raíces americanas”. Los autores Horacio Raúl Campos y Luis Launay además enfatizan sobre el trabajo periodístico y literario del escritor uruguayo.

Lomas de Zamora, julio 2 (AUNO) – Horacio Quiroga. El hondo destino americano es el título del libro de Horacio Raúl Campos y Luis Launay, en el que los autores destacan que en textos del escritor uruguayo se hallan las profundas “raíces americanas”.

La publicación de Editorial Fabro enfatiza el trabajo periodístico y literario en revistas y diarios de la Ciudad de Buenos Aires, sus inicios, su afición por el cine, su viaje a París y sus polémicas con escritores extranjeros y locales.

En el nuevo libro, cuya presentación se hará en el Senado de la Nación, los autores realizan un análisis de cuentos, cartas, escritores políticos y de la novela corta Las fieras cómplices.

El nativismo, corriente literaria, es también analizado en el libro, en el que se citan además las novelas cortas escritas por el “argentino oriental”, descendiente del caudillo federal Juan Facundo Quiroga, que son casi desconocidas.

Por otra parte, hay capítulos vinculados a la relación de Quiroga con Leopoldo Lugones y sobre el viaje que ambos hicieron a las ruinas jesuíticas, cuyo resultado es el libro El Imperio Jesuítico escrito por el cordobés.

En la introducción, se señala el contexto político y social en que le toca actuar (1878-1937) y que en varios de sus relatos da cuenta del estado laboral de peones en las explotaciones misioneras y de la flora y de fauna bordados entre “realidad y ficción”, en una región de cruces de lenguas: guaraní, castellano y portugués.

La publicación ubica al escritor uruguayo como uno de los narradores “más importantes de la literatura universal” y que en varios de sus escritos “provee hondura al destino de un continente”.

La vida detrás del narrador

Quiroga, según los autores, además de escribir, se dedica a realizar varios trabajos: talla, cría animales salvajes, hace pequeños emprendimientos industriales, es juez de paz, ciclista, siembra y es funcionario diplomático. En algunos de sus textos, rechaza el europeísmo.

Escribe en diferentes épocas y sus colaboraciones son pagas en El Gladiador, La Alborada, Mundo Argentino, Fray Mocho, Plus Ultra, Crítica, La Novela del Día, Atlántida, La Novela Semanal, La Nación, El Hogar y Caretas y Caretas, dicen en el libro.

Se analizan también sus lecturas y guías: Leopoldo Lugones, Edgar Allan Poe, Fedor Dostoievski, Guy de Maupassant, Rudyard Kipling y Antón Chejov, entre otros. Y se destaca también la gran valorización de la literatura de Quiroga que hace el crítico uruguayo Emir Rodríguez Monegal y en la influencia en algunos textos de la literatura latinoamericana.

Otro capítulo está relacionado con las críticas y burlas que se le hacen a Quiroga desde la revista vanguardista Martín Fierro en la que figura Borges y después también desde la revista Sur.

Por otra parte, examinan los escritos del salteño sobre política nacional e internacional, la guerra de 1914 y el machismo tanguero; el stalinismo, la democracia y la maquinaria bélica de las potencias colonialistas.

Hacia final se abordan cartas en que relata su enfermedad, su encuentro con Batistessa en el Hospital de Clínicas, sus penurias económicas y la soledad en los últimos meses de su vida y un texto homenaje de Alfonsina Storni.

Libro

Horacio Raúl Campos y Luis Launay, Horacio Quiroga. El hondo destino americano, Ediciones Fabro, Buenos Aires, 2016.

AUNO-2-7-16
SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>