El tamaño de la cintura de los niños es un marcador del riesgo de sufrir diabetes

Así lo sostiene una investigación desarrollada por especialistas del Hospital Durand. El estudio se realizó en 84 chicos de Capital Federal entre 6 a 12 años. Según el informe, una amplia circunferencia de la cintura tiende a desencadenar una resistencia a la insulina “#8220;condición necesaria para la aparición de diabetes tipo 2-, como así también a contraer enfermedades cardiovasculares.

Por Rosalía Costantino

(AUNO).- Los estudios sobre obesidad y sobrepeso en adultos han sido profundizado desde hace décadas por distintos informes médicos que demuestran que el exceso de masa corporal es un indicador de riesgo de distintas enfermedades. Sin embargo, este campo no ha sido lo suficientemente investigado en los niños. Un estudio reciente desarrollado por especialistas del Hospital Durand comprobó que, al igual que lo que ocurre en las personas adultas, la medida de la cintura de los chicos es un factor de riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares.
La investigación reveló que la distribución de la grasa a lo largo de la cintura de los niños está directamente relacionada con la hipertensión arterial y el nivel de colesterol. “Lo que nosotros observamos es que los chicos con sobrepeso poseían mucho más insulino resistencia que aquellos cuya medida de la cintura era menor, es decir, que no tenían obesidad abdominal” explicó a AUNO la responsable y autora de la investigación, Valeria Hirschler.
A partir de este estudio, se verificó en los niños lo mismo que ocurre en adultos: el exceso de grasa en el organismo disminuye la función efectiva de la insulina. Por lo tanto, la medicina infantil cuenta con una nueva herramienta para combatir la obesidad y sobrepeso en los niños como así también evitar el desarrollo de diabetes precoz y de distintas enfermedades cardiovasculares, entre ellas el infarto.

“Los resultados de la investigación nos permitirán actuar en la prevención porque al incorporar dicho indicador en los controles periódicos que se realizan en los niños se podrá contar con un aliado más para la detección del síndrome metabólico, para combatir el sobrepeso y para evitar el desarrollo de enfermedades más complejas”, manifestó Hirschler, especialista en Nutrición y Diabetes.
Para describir el tamaño de la cintura se recurre a percentiles. Como los centímetros cambian de acuerdo a la edad y al peso “#8220;sostuvo Hirschler- se los percentila. La cifra establecida por el estudio indicó que la medida de la circunferencia de la cintura en los niños que exceda el percentil 90 es patológico, por lo que tiene mayor riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular o diabetes tipo 2.

El estudio, que comenzó en el 2003 y finalizó a mediados de 2004- se realizó en 84 chicos que estudiaban en escuelas primarias de Capital Federal. “Los niños fueron seleccionados de distintos colegios elegidos al azar. De ellos, 16 eran chicos sanos mientras que los 68 restantes padecían obesidad o sobrepeso”, comentó la directora de la investigación.
En los adultos, la medida de la cintura ya es considerada como un índice de insulino resistencia y, por lo tanto, un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares y la diabetes tipo 2. El objetivo de la investigación realizada por los médicos del Hospital Durand fue comprobar si en los niños la circunferencia de la cintura también se convierte en un marcador de riesgo.

“El problema es dónde se aloja la gordura. Medir la cintura del paciente permite conocer la obesidad abdominal o visceral porque da una idea más cierta que el índice de masa corporal”, manifestó el director del Instituto del Corazón del Hospital de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Pablo, Brasil, Raúl Dos Santos.
Las medidas que se recomiendan para evitar en los chicos un percentil superior a los 90 es “tratar de que el niño no sea obeso, para lo cual será fundamental una buena dieta alimenticia, importante actividad física, tratar de comer sano y evitar la vida sedentaria”, puntualizó Hirschler, médica pediatra del Servicio de Nutrición del Durand.
En el mismo sentido, Dos Santos afirmó que “cuando la obesidad es abdominal, está dando una señal de la posible presencia de un conjunto de factores de riesgo que componen el síndrome metabólico, y éste aumenta cuatro veces la probabilidad de morir por enfermedad coronaria. Llevar un estilo de vida más saludable desde chicos nos evitaría la necesidad de usar medicamentos, pero lamentablemente esto no ocurre en América latina.”

Si bien el punto central de la investigación realizada por los médicos del Durand fue la circunferencia de cintura, también analizaron en los chicos el colesterol, la glucosa en sangre y la adiponectina, que es una hormona muy específica que mide la insulino resistencia.
AUNO 21-08-05 RC/EV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>