El Gobierno enviará 6 mil gendarmes a la provincia

Se trata del Operativo Centinela anunciado por la Presidenta. Para Scioli significa “se hace eco de la preocupación ciudadana”. De Narváez lo calificó como “un parche”. La Provincia, el Ministerio de Seguridad y la Gendarmería se reunirán este martes a coordinar la puesta en marcha.

Lomas de Zamora, diciembre 20 (AUNO)-. Con reclamos al Poder Judicial y reivindicaciones de la política de seguridad del Gobierno, la presidenta Cristina Fernández de Kichner lanzó hoy el Operativo Centinela, una nueva medida que envía seis mil efectivos de la Gendarmería a la provincia de Buenos Aires para apoyar a la policía local en la prevención del delito y el combate al crimen organizado. El anuncio fue recibido con elogios por el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y muy pocas críticas del arco opositor.

Los gendarmes que integran el flamante Grupo de Operaciones Centinela se sumarán a los tres mil efectivos que se encuentran en el Conurbano desde 2004 y el despliegue comenzará el 1 de enero, con la asistencia de 443 vehículos y una inversión por parte de Estado de 150 millones de pesos. La medida, tomada poco después de la creación del Ministerio de Seguridad, se enmarca en la oxigenación que la Presidenta comenzó a darle a un área que volvió a quedar en el centro del debate tras las tomas de tierras.

La jefa de Estado anunció el operativo durante el acto que encabezó en la Escuela de Gendarmería Nacional General Martín Miguel de Güemes, en Ciudad Evita, partido de La Matanza. Allí estuvo acompañada por Scioli; el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; la ministra de Seguridad, Nilda Garré; el titular de la Gendarmería Nacional, comandante general Héctor Schenone; y el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, entre otros.

“Todo el mundo sabe que la seguridad en la provincia de Buenos Aires es responsabilidad de sus autoridades, pero no podemos ignorar la magnitud en cuanto a la población de los 24 distritos del conurbano”, remarcó la Presidenta al fundamentar el lanzamiento del operativo.

Además, ratificó los lineamientos de su gestión en materia de seguridad al afirmar que “está claro que un país en el que falte trabajo, como sucedía en 2003, donde casi un cuarto de la población no tenía trabajo y tenía malos salarios, jamás puede ser un país seguro”. En esta línea, destacó la asistencia del Estado a los sectores más postergados y, particularmente, la Asignación Universal por Hijo.

La jefa de Estado llamó a “superar los falsos debates” en materia de seguridad y señaló que “pretender que la pobreza es la causa de la delincuencia es no entender que también existe el crimen organizado, que muchas veces pivotea sobre las necesidades de la gente”.

Un pasaje de su discurso estuvo dedicado al rol de la Justicia y, en primer lugar, pidió “la colaboración del Poder Judicial en las provincias y en la Nación” para trabajar contra la inseguridad. “Resulta casi inexplicable que las cámaras de televisión sigan con minuciosidad caras de personas que agreden y sin embargo no existan detenidos ni órdenes de captura”, indicó.

No obstante, aclaró que “esto no es ser ni garantista ni mano dura, sino criteriosos y lógicos”, y sostuvo que “muchas veces las fuerzas de seguridad se ven desanimadas cuando tardan horas, días de investigación en aprehender a alguien que cometió un delito y por uno u otro motivo después los dejan en libertad”.

“La ingenuidad es para los 15 años y yo hace bastante que los cumplí”, concluyó.

REACCIONES DE PROPIOS Y AJENOS
Tras participar del acto en Ciudad Evita, Scioli celebró la medida y anticipó que el nuevo plan contempla “más prevención y operativos sorpresa”. Además, el gobernador bonaerense remarcó que “es muy importante el esfuerzo propio se está haciendo en la provincia con más presencia policial”.

“Vamos a ir optimizando los recursos humanos y logísticos en esta dinámica de trabajo (a partir de) este eco que nos hacemos de la preocupación ciudadana”, sostuvo Scioli.

Por su parte, el diputado nacional Francisco de Narváez fue el único referente opositor en manifestarse sobre el operativo y estimó que la medida “va a ser un parche más” si no es acompañada de un “plan integral” de seguridad. En ese sentido, el dirigente del Peronismo Federal explicó que se necesita “modernizar y equipar a la Policía Bonaerense y una firme decisión política para luchar contra las mafias y el crimen organizado”.

No obstante, destacó la decisión de Cristina Kirchner aunque no dejó pasar la oportunidad de deslizar una chicana política: “Luego de siete años de gobierno es bueno que empiecen a asumir su responsabilidad sobre la principal deuda de inseguridad en el Conurbano”.

PUESTA EN MARCHA
Para coordinar la acción de la fuerza bonaerense y la
Gendarmería, este martes se llevará a cabo una reunión entre la Provincia, la Gendarmería y el flamante Ministerio de Seguridad. El cónclave tendrá lugar a las 10 en el edificio central de la Gendarmería, ubicado en avenida Antártida Argentina 1480, de la Ciudad de Buenos Aires.

Del encuentro para acordar la puesta en marcha del operativo participarán Garré, Schenone, el jefe de la Policía Bonaerense, Juan Carlos Paggi, y el ministro de Justicia y Seguridad de Buenos Aires, Ricardo Casal.

PS-AFD
AUNO-20-12-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>