El equipo de los derechos humanos

Simpatizantes y socios de nueve clubes de Primera A y B Nacional y Metropolitana crearon un espacio para denunciar “cada acto de injusticia en donde el Estado tenga responsabilidad”. La idea es comprometer a las instituciones.

Gabriel Santana

Lomas de Zamora, diciembre 11 (AUNO).- “El sueño que nos trajo hasta acá es armar un equipo que juegue de memoria, con la verdad en los pies y la justicia en el corazón”, dice el escrito con el que se presentaron. Ese sueño se convirtió en realidad con la creación de la primera Coordinadora de Derechos Humanos del fútbol argentino, formada por hinchas de nueve clubes de diferentes divisiones.

A mediados de noviembre, representantes de Banfield, Argentinos Juniors, San Lorenzo, Lanús, Racing, Rosario Central, Ferro Carril Oeste, y Defensores de Belgrano se reunieron en la Casa de la Cultura Sanlorencista y dieron el puntapié inicial de esta nueva organización que se comprometió a levantar las banderas de Memoria, Verdad y Justicia.

Juan Quiroz, miembro de la subcomisión de socios de Banfield y representante del “Taladro” en la coordinadora, contó a AUNO que la primera reunión “fue muy productiva” y que en ella se terminó de armar la línea discursiva para definir qué temáticas serán tratadas por la organización.

En la misma línea, Federico El Lakkis, representante de Defensores de Belgrano, dio su palabra de que “ante cada acto de injusticia en donde el Estado tenga responsabilidad” van a realizar una actividad en conjunto. Como la bandera que decía “¿Dónde está Santiago Maldonado?” que en septiembre compartieron los planteles de “Defe” y Acassuso antes de un partido de la Primera B.

La idea de formar la coordinadora surgió en la presentación del libro “Los Desaparecidos de Racing” del periodista Julián Scher en Defensores de Belgrano y de la cual también participaron las subcomisiones de Derechos Humanos de Ferro y San Lorenzo. Los tres clubes ya contaban con un marco institucional abocado a la temática, y a partir del intercambio de teléfonos lograron llegar a más instituciones. A las ocho iniciales ya se les sumó Huracán y próximamente se unirán All Boys y Nueva Chicago, reveló El Lakkis a esta agencia.

La meta es llegar a más clubes. Para sumarse solamente hacen falta dos requisitos: realizar actividades relacionadas con los derechos humanos y representar a un grupo de simpatizantes que no necesariamente deben ser socios sino que basta con que integren, por ejemplo, una peña, medios partidarios o filiales.

Las tribunas del “Taladro” tomaron relevancia este año cuando varios hinchas colgaron banderas contra el 2X1 de la Corte Suprema a favor de los genocidas y cuando reclamaron por la aparición con vida de Santiago Maldonado, por entonces desaparecido. Este último episodio fue recordado por Quiroz porque lograron “ingresar las cartulinas de queruza”. “La policía había reforzado los operativos y esperaban encontrar una bandera”, recordó.

Quiroz también contó a AUNO que en el caso de Banfield, “todas las movidas fueron por abajo”, sin relacionarse con la dirigencia. Sin embargo, el dialogo con los directivos comenzó a fluir en el último tiempo y no pierde las esperanzas de que en un futuro el club tenga una secretaría o subcomisión de derechos humanos.

Lo contrario sucede en Defensores, donde desde 2001 se llevan a cabo actividades relacionadas con esa temática. Además es el único club con una tribuna con el nombre de una persona que no fue jugador ni dirigente. Se trata de “Marquitos” Zucker, un hincha del “Dragón” y militante montonero, secuestrado y desaparecido durante la última dictadura cívico-militar.

Con el paso del tiempo los socios de Defensores lograron entablar una relación de amistad con la gente del Espacio Memoria y Derechos Humanos, que funciona en el predio que perteneció a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). Es que el club está ubicado en frente a ese ex centro clandestino de detención, y en más de una oportunidad le cedieron sus instalaciones a la Agrupación HIJOS.

Para El Lakkis, “las casualidades no existen” y la creación de la coordinadora se produjo en una coyuntura donde “el Gobierno quiere negar que fueron 30 mil los desaparecidos y restablecer la teoría de los dos demonios”.

“El sueño que nos trajo hasta acá no distingue colores. El sueño que nos trajo hasta acá no fragmenta camisetas”, esboza el manifiesto de la organización. Para el futuro, informaron que tienen que terminar de planificar la próxima reunión. Hasta el momento se manejan con independencia de la AFA, pero la idea es que la Coordinadora incluya a la mayor cantidad de instituciones posibles y representar a todo el fútbol argentino. Porque los derechos humanos no distinguen colores ni los fragmentan las camisetas.

GAS-AFD
AUNO-11-12-17

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>