“El Celeste”, de mal en peor

El “Gasolero” volvió a perder como local, esta vez ante Chicago (1-0), y estiró a seis encuentros su racha sin victorias. Con este resultado, quedó a dos puntos de la promoción de descenso y tendrá que luchar por mantener la categoría. En este contexto de crisis deportiva, diversas agrupaciones de socios exigen la renuncia del presidente del club, Mauro Morrone.

Lomas de Zamora, noviembre 22 (AUNO).- Tras la derrota por 1-0 como local ante Nueva Chicago, Temperley quedó a tan sólo dos puntos de la promoción de descenso, una realidad que preocupa a varias agrupaciones de socios, que se movilizaron con el propósito de reclamar r la destitución de Mauro Morrone como presidente de la institución del Sur del Gran Buenos Aires.

Hacía muchos años que Temperley no vivía una situación tan comprometedora. Desde principios de siglo que el elenco del Sur del GBA no atravesaba un momento difícil, tanto en lo deportivo como en lo institucional.

Es que “El Cele” no levanta cabeza, y estos momentos recuerdan mucho a los duros tiempo vividos en los años ’90, cuando debido a los reiterados desmanejos dirigenciales, el club entró en proceso de quiebra que amenazó seriamente su existencia.

Luego de dos derrotas consecutivas (2-0 ante Colegiales y 1-0 frente a Chicago), y con ya seis encuentros sin conocer la victoria, “El Celeste” está al borde del precipicio, ya que se encuentra a tan sólo dos unidades de San Telmo, ubicado hoy en Promoción de descenso a la Primera C.

Tras 99 partidos (las temporadas 09-10, 10-11 y 11-12) “El Gasolero” tiene 1.171 en los promedios. Es decir, logró nada más que 116 puntos. Mientas que San Telmo, con un coeficiente de 1.163, acumula 114 unidades.

Sin embargo, hay un dato importante que podría oscurecer aun más el panorama para los dirigidos por Adrián Adrover. “El Candombero” lleva jugados 98 encuentros, es decir, un encuentro menos que el resto de los equipos.

Por lo tanto, si los de la Isla Maciel ganan el partido pendiente que adeudan, podrían dejar a Temperley en zona de Promoción, algo que no sucedía desde hace cinco años.

Pero eso no es todo. Si la realidad del “Cele” es ya de por sí angustiante, todavía queda una arista más para el análisis. General Lamadrid, hoy último en el campeonato con apenas doce unidades, podría complicarle, y mucho, las cosas al equipo celeste.

Es que vale recordar, que Lamadrid ascendió esta temporada proveniente de la Primera C. Por lo tanto, “El Carcelero” divide por menos temporadas, por lo que una racha positiva, podría hasta mandar a Temperley a zona de descenso directo.

Claramente, la gente de Temperley no es ajena a estos datos, y es por eso que el pasado sábado, cerca de 400 socios de Temperley se manifestaron frente a la sede social del club para pedir la renuncia del presidente, Mauro Morrone, por entender que el dirigente incurrió en mal desempeño de sus funciones.

Antes, por la tarde, se elaboró un petitorio por parte de las agrupaciones Nuevo Temperley, Primero Temperley, Resurgimiento Celeste, Todos por Temperley, Alma celeste, el Grupo Obras y las peñas Capital y Monte Grande en el cual se pidió la renuncia de toda la Comisión directiva.

Además, 320 socios firmaron un petitorio para que se realice una asamblea extraordinaria por tratar el pedido de revocar el mandato de la actual dirigencia.

Pero a su vez, la realidad estadística no es lo único trascendente que sucede en estos días por los pasillos de la entidad del Sur del GBA. Es que la nueva derrota el fin de semana ante Chicago, golpeó duro en el seno del plantel, que ya no está unido como en el arranque de la presente temporada.

“No nos está saliendo nada. Es una situación horrible. Tenemos que trabajar, levantar la cabeza y darle para adelante. El grupo no está bien. No estamos bien como grupo. Es todo muy difícil esto, pero no nos queda otra. Es el único método posible”, indicó con honestidad el defensor Iván Macalik, el único protagonista que habló al terminar el encuentro.

Así las cosas, el único camino posible que tiene “El Celeste” es comenzar a ganar, si es que no quiere terminar como su histórico rival de toda la vida, Los Andes, que en la última temporada debió revalidar su permanencia en al categoría en una serie frente a Central Córdoba de Rosario.

El próximo cotejo del “Gasolero” será ante Tristán Suárez como visitante en Ezeiza, por la 18° fecha de la Primera B Metropolitana. Aunque aún no hay día ni horario confirmado, se especula con que el encuentro iría el sábado a partir de las 17.

AUNO- 22-11-11
MEJ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>