El arte para recordar a Darío y Maxi

Con murales, stencil y distintas manifestaciones artísticas, varias organizaciones sociales conmemoraron los crímenes ocurridos en 2002 durante una represión en la estación de trenes de Avellaneda. “Para nosotros la estación ‘Dario y Maxi’ es un símbolo de memoria y justicia”, dijeron los organizadores.

Lomas de Zamora, junio 28 (AUNO).- Un hombre subido a una escalera con una brocha en la mano pinta con múltiples colores un mural en una de las paredes del frente de la estación. Rodeado de tachos de pintura, pinceles y personas que lo observan atentamente, resignifica esa pared con colores enérgicos y signos que representan la lucha de las organizaciones del campo popular. Esa escena pertenece a la jornada cultural que se realizó en la estación de Avellaneda, tras cumplirse nueve años de los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.

“Para nosotros la estación ‘Dario y Maxi’ es un símbolo de memoria y justicia. Creemos que este espacio es una escultura popular. Así como cada pared donde hacemos pintadas y stencil, cada espacio es de lucha y de resistencia. No sólo la estación cumple esa función, sino que los barrios también”, reflexionó Julia, referente del MTD Almirante Brown y del Frente Popular Darío Santillán, que coordina un grupo de jóvenes de distintos barrios del Conurbano.

Durante toda la jornada, de la que participaron cerca de 400 personas, el arte fue la principal herramienta de lucha: hubo pintadas de murales, exposiciones de fotografías y dibujos, stencil, serigrafía, obras de teatro, bandas y diversas intervenciones culturales que tuvieron como consigna el pedido de “justicia, memoria y dignidad”, frente a los asesinatos de Darío y Maxi y también de Luciano Arruga y Mariano Ferreyra.

En la entrada a la estación del lado de Hiopólito Yrigoyen, cuatro chicas, estudiantes de Bellas Artes de La Plata, llegaron con latas de pintura y pinceles en mano se apropiaron del espacio para plasmar en el piso un mural con la frase “un futuro es un pasado resuelto”, propuesta por un vecino que pasaba por ahí. Ya que el objetivo de las estudiantes era que las personas interactúen con la pintura y propusieran consignas.

“Duhalde, candidato a la cárcel”, fue una de las banderas principales de las agrupaciones políticas que se materializó en carteles pegados en toda la estación y que repudiaban la candidatura del ex presidente durante cuyo mandato se cometieron los crímenes, por lo cual es sindicado como el principal responsable político de esa represión policial organizada del 26 de junio de 2002 que, además, provocó 90 heridos y 160 detenidos.

Por el caso, el ex comisario Alfredo Franchiotti y el ex cabo Alejandro Acosta fueron condenados a cadena perpetua por el Tribunal Oral Nº7 de Lomas de Zamora. Sin embargo, las organizaciones exigen que se condene a los responsables intelectuales de la tragedia ya que a nueve años no hay imputaciones sobre las responsabilidades políticas del ex presidente Duhalde ni del ex gobernador Felipe Solá.

“Darío Santillán es un ejemplo de lucha, pero era un compañero más al igual que los que formaron parte de aquel 26 de junio de 2002. Nosotros tomamos su ejemplo de lucha, y sobre todo la intención es multiplicarlo”, subrayó Julia, del FPDS.

MLC-AFD
AUNO-28-06-11

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>