El 60 por ciento de los inscriptos en el Julián Aguirre quedará afuera por falta de espacio

Se trata del principal conservatorio del distrito. El edificio no puede contener a las 850 personas que se anotaron en los profesorados de distintas disciplinas. Los directivos buscan una sede donde descomprimir la cantidad de alumnos que cursan y albergar a más inscriptos.

El Conservatorio de Música Julián Aguirre, de la ciudad de Banfield, comenzará el ciclo lectivo con menos de un tercio de los aspirantes inscriptos debido a la falta de espacio para albergar a un número de alumnos cada vez mayor: “De los 850 aspirantes que tenemos este año, sólo podrán cursar 300”, precisó Omar Martínez, director del instituto, quien adelantó que por esta razón se realizará un sorteo entre los ingresantes a tecnicaturas, profesorado y post-títulos.

Ante este panorama, las autoridades del conservatorio estudian la posibilidad de crear una sub sede porque actualmente, entre niños y adultos, tienen una matrícula de 2000 estudiantes de la que no pueden excederse.

El Julián Aguirre es un reconocido instituto que funciona en la avenida Hipólito Yrigoyen 7672, fue inaugurado en 1951 como una filial del Conservatorio de Música de la Plata y, por su prestigio, es uno de los que mayor demanda de vacantes tiene en la zona sur.

Actualmente, el Julián Aguirre comparte el edificio con la ESB 314 y con la EPB 31, lo cual llevó a una situación que hizo “colapsar” al establecimiento en el que conviven “abarrotados” docentes y alumnos.

“Hace varios años que estamos haciendo gestiones para conseguir un edificio propio”, se quejó Martínez, pero desde la Dirección de Educación Artística que funciona en La Plata “nos dijeron que es más factible conseguir una sub sede en otro lugar”.

La posibilidad sería funcionar en la Escuela Primaria Básica (EPB) 5 de la localidad de Adrogué, Almirante Brown, aunque “todavía está todo en veremos”, evaluó.

No obstante, una de la dificultades, en caso de concretarse la apertura del anexo, tiene que ver con la escasez de personal y la necesidad de que sean asignados otros cargos directivos que se ocupen a tiempo completo de la nueva casa de estudios.

De hecho, una situación similar vivió la institución desde 1989 hasta 2003, época en la que funcionó un anexo en la localidad lomense de Temperley, que finalmente fue trasladado a la sede central en Banfield.

El conservatorio es, tal vez, el más reconocido del distrito, su primer director fue el célebre compositor Alberto Ginastera, autor de la ópera Bomarzo, basada en una novela de Manuel Mujica Láinez y cuyo estreno fue prohibido en el país por el dictador Juan Carlos Onganía en 1967.

A fines de la década de 1950 el instituto fue calificado por la Dirección de Educación Artística como de “primera categoría”, mención que significó un incremento en la cantidad de aspirantes inédito para la época.

Sin embargo, recién en 1972 se les otorgó validez nacional a los títulos emitidos por los institutos oficiales de la provincia.

Desde su fundación hasta el presente, fue tal la importancia que ganó el conservatorio que en 1997 el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora declaró a Banfield “Ciudad de la Música Antigua”, en homenaje a la trayectoria de esa institución.

RNF-AFD
AUNO–11-03-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>