Ecos de la accidentada noche en el Gallardón

El vicepresidente primero de Temperley, Sergio Gianturco, y el delantero de Los Andes Alejandro Noriega, se refirieron a la escandaloso final del duelo, que fue suspendido por el árbitro Nicolás Lamolina cuando empataban 1-1 tras una batalla campal entre los jugadores. También hubo agresiones entre los plateístas locales y la dirigencia de la visita.

Lomas de Zamora, octubre 21 (AUNO).- Tras el escandaloso final del clásico entre Los Andes y Temperley (1-1), con una batalla campal entre los jugadores que decantó en la suspensión del partido y las posteriores agresiones entre los plateístas locales y los dirigentes visitantes, el vicepresidente primero del ‘Celeste’, Sergio Gianturco, y el delantero del ‘Milrayitas’ Alejandro Noriega manifestaron sus diferentes puntos de vista sobre la accidentada noche en el estadio Eduardo Gallardón.

“Faltó un dispositivo de seguridad adentro de la cancha. Tuvimos que salir corriendo, agachados. Fue muy complicado. No tenemos por qué soportar esto. Fueron inadaptados “, expresó Gianturco en declaraciones televisivas y en claro repudio a los episodios vividos por la comitiva de Temperley que presenció el duelo barrial.

“Fue un tumulto típico de un partido de ascenso así de importante. Fue una lástima porque también hubo algunos problemas en la platea, que son cosas que no deben pasar. Pero a veces la gente y nosotros mismos estamos a mil revoluciones, pero no hay que hacer ese tipo de cosas”, señaló Noriega, autor del gol de Los Andes, que supo recuperarse después de que Fernando Brandan abriera el marcador para la visita.

La riña entre los jugadores comenzó a partir de la expulsión del defensor visitante Cristian Quiñonez, que le propinó un codazo al delantero rival Oswaldo Blanco en el último minuto del encuentro. La agresión decantó en una batalla campal que obligó al árbitro Nicolás Lamolina a suspender el partido cuando se jugaba el tiempo agregado.

A pesar de las escenas de pugilato, en las que varios futbolistas lucieron fuera de sus cabales, Lamolina no mostró otra tarjeta roja –hay que esperar el informe para saber si algún otro jugador es sancionado-.

Los incidentes continuaron en la tribuna, ya que algunos plateístas de Los Andes intentaron agredir al numeroso grupo de dirigentes de Temperley que había sido autorizado a presenciar el clásico, más allá de la prohibición de ingreso para el público visitante.

La parcialidad local acusó a los directivos del ‘Celeste’ de realizar provocaciones antes de intentar sin éxito la protección de los efectivos policiales.

De ese modo y para evitar nuevos incidentes, los jugadores del ‘Gasolero’ abandonaron el Gallardón sin bañarse ni cambiarse y, al igual que los dirigentes, se dirigieron rápidamente al micro para regresar lo antes posible al estadio Alfredo Beranger.

AUNO 21-10-13
AS-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>