Detectan amplias desigualdades entre municipios del Conurbano en el acceso al transporte

Un relevamiento de la ONG Poder Ciudadano sostiene que hay mayores dificultades en el sur y el oeste que en el norte. Y muestra una asociación entre facilidad de acceso geográfico y nivel socioeconómico. Incluso percibe grandes diferencias dentro de cada distrito: Lomas de Zamora, por caso, salió bien parado, pero aún así tiene 30 mil habitantes con problemas con el servicio.

Un informe de la organización de la sociedad civil (OSC) Poder Ciudadano revela fuertes desigualdades en el acceso al transporte público en diversas zonas del primer y segundo cordón del Gran Buenos Aires. Y concluye que esas diferencias mantienen un indisociable vínculo con las carencias económicas. Y con la mayor o menor cercanía con la Capital Federal.

El relevamiento de Poder Ciudadano al que accedió AUNO-Tercer Sector incluyó a siete municipios del norte, oeste y sur del conurbano, cada uno con distintas realidades: San Isidro, Moreno, Morón, La Matanza, Lomas de Zamora, Quilmes y Florencio Varela. En total, concentran al 10 por ciento de la población del país.

Los datos usados fueron los que la Secretaría de Transporte recabó durante dos años en el marco de la Investigación de Transporte Urbano Público de Buenos Aires (INTRUPUBA). Poder Ciudadano cruzó esta información con mapas satelitales disponibles en sitios de Internet como www.maps.google.com y www.wikimapia.org y con los testimonios de miembros de diversas OSC del Gran Buenos Aires, nucleadas en Red Conurbano.

Además, los miembros de la OSC georeferenciaron en un mapa en Internet las zonas con dificultades para acceder al transporte público, redactaron un informe diagnóstico y crearon una guía de reclamos para incentivar la participación ciudadana.

Del conjunto, aquellos distritos que presentan la menor accesibilidad relativa (Florencio Varela, Moreno y La Matanza) son al mismo tiempo los que, en base a estadísticas del INDEC, presentan un mayor índice de necesidades Básicas Insatisfechas.

De todos modos, el estudio asegura que, a pesar de que los habitantes del Gran Buenos Aires disponen, en general, de un alto nivel de accesibilidad geográfica al transporte público de pasajeros, esta afirmación “esconde la experiencia cotidiana de miles de personas que no ‘acceden’ a esta ventaja”.

“Se trata de una dimensión del transporte que generalmente aparece menos visible y que afecta principalmente a ciudadanos de escasos recursos que habitan en barrios o asentamientos de baja densidad poblacional o intersticios suburbanos que, alejados de las principales vías de transporte, conforman demandas no atrayentes para la operatoria privada”, reza el informe. Por caso, en el municipio de Lomas de Zamora, y a pesar de ser uno de los mejor calificados en el estudio, unas 30 mil personas no poseen una adecuada cobertura del servicio.

Se trata del 5 por ciento de su población lomense, que no cuenta con servicio alguno en un radio de 300 metros desde sus hogares. Esa es la situación ideal según la Encuesta Permanente de Hogares. A esto se suma que el 15 por ciento de los habitantes del distrito vive en zonas no pavimentadas.

En La Matanza, el municipio con mayor población de Buenos Aires, quienes sufren esta dificultad son el 11 por ciento de la población, unas 140 mil personas. Y en Florencio Varela el valor es aún más alto: un 18 por ciento de quienes viven allí se ven afectados por el problema, algo más de 50 mil personas.

El municipio de Quilmes, en tanto, cuenta con un 8 por ciento de sus 500 mil habitantes en esas condiciones. Y en Moreno se llega al 10 por ciento, aunque por la baja densidad de población se trate de sólo 4 mil personas.

Sin embargo, otras zonas del oeste y en el norte tienen una situación más liviana. En Morón apenas el 2 por ciento de la población no tiene transporte público en el radio de 300 metros, apenas 6 mil personas. Y en San Isidro, sólo el 4 por ciento de sus pobladores tiene dificultades: representa a unas 12 mil personas.

Poder Ciudadano concluyó que las dificultades en el acceso geográfico al transporte público aumentan en los municipios del segundo cordón. Y en especial en el oeste y sur del Gran Buenos Aires.

Además, infiere que los problemas están “estrechamente ligados a condiciones de pobreza”. El hecho de que San Isidro, ubicado en el segundo cordón pero con los mejores niveles socioeconómicos, tenga un acceso casi total, mientras que Florencio Varela y Moreno, también situados en el segundo cordón pero al sur y al oeste, no accedan del mismo modo al servicio parece demostrarlo.

GDS
AUNO / 05-05-09

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>