Denuncian que hay un “mercado negro” en el cambio de monedas

Un grupo de pasajeros de transportes públicos reclamó que empresas de colectivos cobran comisiones por el cambio de monedas. Exigen mayores controles a las empresas que, según precisaron, desde hace dos años mantienen esta práctica en un contexto continuo de falta de monedas circulantes en la calle.

Vecinos de Lanús denunciaron a AUNO que a causa de la falta del cambio para viajar en medios de transportes de pasajeros diversas líneas de colectivos venden “ilegalmente” monedas y cobran comisiones promedio del 5 por ciento del monto entregado en billetes. Entre las líneas denunciadas se encuentran la 9, 158, 100, 299 y 526 entre otras, en cuyas terminales “el horario de comercialización (del cambio) es de lunes a viernes de 10 a 17, y por cada 100 pesos en billetes se entrega aproximadamente 95 pesos en moneda”, precisó Isaac Blue, vecino de Remedio Escalada.

Para este hombre que denunció la situación, “estas empresas se aprovechan de la necesidad de la gente. Todo el mundo sabe de esta comercialización ‘ilegal’, sin embargo nadie dice nada y las empresas están llevando a cabo este negocio desde el 2005”.

En la actualidad, los vecinos se están “organizando para reclamar formalmente que haya más control en las empresas de transportes y de otros organismos que obtienen grandes ganancias” con ese tipo de práctica a la que Blue definió como la puesta en marcha de un “mercado negro”.

Hace dos meses, un grupo de personas denunció a la línea 9 ante la comisaría de Caraza lo que estaba sucediendo, pero a pesar de ello “desde hace un mes se volvió a rehabilitar la venta de monedas”, se quejó Mirta, otra vecina del barrio.

“Se aprovechan de la necesidad, me cobran 200 pesos por darme 193 pesos en monedas. Acepto porque las necesito; sino no tengo monedas para dar de vuelto y me quedo sin hacer ventas”, contó Mariana, encargada de un maxikiosco cercano a la terminal del 9, que pertenece a la compañía General Tomás Guido, ubicada en Marcos Avellaneda y Mendoza, Villa Caraza.

La comerciante reflexionó con dos preguntas: “¿Cómo quieren que demos los vueltos en los comercios si los bancos no dan monedas y las empresas de colectivos te las venden?, ¿voy a tener que remarcar los precios para agregar también el gasto en monedas?”

Durante una recorrida de AUNO por algunas terminales, la mayoría de los empleados reconocieron que en “un horario determinado se vende monedas” e indicaron que la causa de esas operaciones es “porque los bancos les cobran a las empresas por recibirlas”, en tanto que los colectiveros consultados niegan absolutamente que las empresas vendan el dinero.

¿HAY O NO HAY CIRCULANTE?
En la actualidad hay en total 4.450 millones de monedas en circulación, lo que en teoría implica que hay aproximadamente unas 120 monedas a disposición periódica para cada persona. Sin embargo, la cantidad sigue siendo escasa: usuarios de colectivos, comercios y bancos padecen a diario la falta de cambio.

De todos modos, si la situación se revirtiera, aún faltaría cambio hasta tanto la autoridad monetaria tome algunas decisiones clave. Según se informó públicamente, el Banco Central prevé poner en circulación en los primeros meses del año próximo unos 300 millones de monedas de 25 centavos y 200 millones de 50; y seguirá inyectando en el sistema más monedas de otros valores.

La aparición de “casas de cambio” del tipo que funciona en las terminales de colectivos es producto de que las monedas que hay en circulación “son insuficientes”, aseguró una fuente del Banco Nación de la sucursal de Lomas de Zamora.

El BCRA acaba de iniciar una investigación para determinar quiénes están lucrando con la falta de monedas. Al menos en Lomas de Zamora, “aún no recibimos ninguna denuncia formal pero de diferentes bancos nos avisaron que hay organizaciones que están vendiendo monedas”, reconoció una fuente de esa entidad a esta agencia.

HIPÓTESIS SOBRE LA FALTA DE CAMBIO
La causa de la falta de las monedas puede responder a dos factores: uno podría ser al aumento del precio internacional del níquel y del cobre —dos metales cuyo precio en los mercados mundiales se duplicó— tendría estrecha relación con las dificultades en la provisión de la materia prima; el otro factor está vinculado a lo que plantea este artículo periodístico, que organismos y empresas de colectivos retengan enormes cantidades de monedas.

Los métodos de cambio habituales cada vez están más restringidos ya que en la mayoría de negocios hay carteles que indican que “no hay cambio” o “no hay monedas” y en los bancos se cambia pero con un limite de 20 pesos por persona.

Esta cifra es menor a la establecida por las normas del Banco Central, que exige a las entidades otorgar hasta 50 pesos en monedas, y “esto es lo que fomenta a contribuir al comercio ilegal”, sostuvo Delia Gelman, otra vecina de Lanús.

El cobro de un porcentaje por el cambio otorgado también podría ser producto de la falta de controles y de regulación del Estado al respecto; en este caso, los consumidores deberían denunciarlos ante las autoridades.

EG-AFD
AUNO-14-12-07
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>