Da Graca se prepara para festejar el Día del Hincha

Hernán, el menor de la dinastía que dejó su huella en el club, analizó el presente del ‘Milrayitas’, a la espera de las celebraciones del sábado, cuando se conmemorará la recuperación de la sede social.

Sebastián Migueli

Lomas de Zamora, mayo 18 (AUNO).- En las vísperas del “Día del Hincha de Los Andes”, que se celebrará el sábado en un nuevo aniversario de la recuperación de la sede social, el ex jugador del ‘Milrayitas’ Hernán Da Graca señaló que “la pasión, el sentimiento y el corazón” son las principales características que distinguen a los fanáticos del club de Lomas de Zamora.

“Estando del lado de adentro he recibido mucho afecto de diferentes maneras. Chicos y chicas que por ahí cruzo hoy me dicen que ellos tenían cinco años cuando hice el gol y que todavía no se lo olvidan”, sostuvo Da Graca.

El ex delantero, que marcó el gol en la final ante Deportivo Armenio que valió el pasaje a la Primera B Nacional en 1994, comentó que lo más “lindo” que vivió en la institución fue haber logrado el ascenso de categoría como lo habían hecho su abuelo, Manuel, en 1938 y su papá, Abel, en 1967, un hecho histórico en el fútbol mundial.

“Lo más lindo que me tocó vivir fue el ascenso. Haberlo logrado como lo hicieron mi papá y mi abuelo. Y lo mejor fue tenerlo a los dos en la cancha en el momento que lo ganaba”, confesó en diálogo con AUNO.

-¿Qué significa Los Andes para vos?
-Significa prácticamente el fútbol. Jugué gracias a mi abuelo, gracias a mi papá, que a él le pasó lo mismo con mi abuelo. Ninguno de los dos podría haber jugado al fútbol si no fuera por lo que hizo mi abuelo en su carrera futbolística, sobre todo en Los Andes. Por eso, los dos le tenemos mucho aprecio, somos hinchas. Seguimos las campañas y estamos bien informados cuando juega.

-¿Cómo definirías al hincha de Los Andes?
-Es pasión. Tiene mucho corazón y sentimiento. Ese cariño que recibí en algún momento en las tribunas lo están recibiendo los jugadores de ahora.

-¿Te parece bien que se celebre el día del hincha en conmemoración por lo que se logró con la Sede Social?
-La verdad que sí. Me gustó y me llenó de alegría que se haya recuperado la Sede. Incluso conozco varios que hicieron mucho, con esfuerzo, para poder lograrlo. A mí me pone contento que se haya reconocido esa fecha como el día del hincha de Los Andes.

-¿Cuál fue el momento más fuerte que viviste del club?
-Lo más lindo que me tocó vivir fue el ascenso. Haberlo logrado como lo hicieron mi papá y mi abuelo. Y lo mejor fue tenerlos a los dos en la cancha en el momento que lo ganaba.

-¿Qué recuerdos tenés de aquel partido en cancha de Lanús?
-Muchos recuerdos: nerviosismo e incertidumbre antes del partido. Sucedió todo muy rápido. No bien arrancamos, yo hice el gol. Fue todo un momento de alegría que enseguida lo tuvimos que transformar en atención para no perder el partido. Imaginaba a mi abuelo y a mi viejo abrazándose en la tribuna. Mi papá me contó que cuando estaba subiendo a la tribuna escuchó el gol, todavía no estaban acomodados.

-¿Es un orgullo pertenecer a la historia de Los Andes?
-Totalmente. En eso estoy muy contento por el afecto que da la gente, aunque no así el club. A mí me hubiera gustado, en algún momento, tener un reconocimiento. No a mí, sino a la familia por todo lo que hizo por el club. A veces veo que le dan un reconocimiento a cierta gente allegada al club o el nombre de algún sector. Es más que nada por mi abuelo. No digo poner el nombre a una tribuna, pero a un sector podrían tranquilamente.

-¿Cómo ves al club en la actualidad?
-Noto que poco a poco se va progresando. Es un trabajo de hormiga prácticamente porque hay que hacer muchas cosas. Se han logrado muchas, pero faltan otras. Ahora no estoy trabajando en el club, pero sí lo estuve antes, y en las inferiores hay mucho por hacer. A veces hablo con la gente que está trabajando y me dicen que tienen que lograr cosas todavía. Sé que lleva trabajo, esfuerzo, gente que tiene que trabajar. Poco a poco se ve que lo van logrando. Yo me comunico, los felicito y trato de ayudar en la medida que uno pueda.

-¿Vas a ver al equipo al Gallardón?
-Lamentablemente ahora estoy trabajando en las inferiores de Arsenal y muchas veces no me coinciden los horarios para poder ir. Pero si no puedo ir a la cancha trato de verlo por televisión y mantenerme informado. A mí me gusta ir, no sólo para ver el equipo sino que uno se encuentra con gente conocida y con amigos. A mí me gusta mucho ir a la cancha de Los Andes.

-¿Te gusta el juego que propone el equipo de Fabián Nardozza?
-Sí, es un equipo que trata de jugar de igual a igual en cualquier cancha, no importa si es local o visitante. A veces no se puede porque los equipos contrarios proponen también su juego, pero Nardozza está haciendo las cosas bien. Uno se da cuenta de que está haciendo las cosas con criterio. Yo doy clases de director técnico en el Parque de Lomas y los tengo a Noriega (Alejandro) y a Gagliardo (Maximiliano), a veces hablo con ellos. Nos ponemos a charlar sobre los diferentes planteos en los partidos, y ahí te das cuenta de que Nardozza no hace las cosas a las apuradas, sino que las planifica, las estudia, las conoce y, la verdad, estoy muy conforme con lo que hace.

AUNO 18-05-15
SM-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>