El chico que escuchaba a Madonna y otras historias arriba del Roca

Amores repentinos, consejos para cuidarse, gente que busca objetos olvidados en los vagones e información del servicio conviven en una página con más de 145 mil usuarios/fans. Con humor punzante e ironía, _Cosas del Roca_ te cuenta cómo es viajar día a día en la línea más importante de la red ferroviaria metropolitana.

Lucía Paz

Lara espera sentada que arranque su tren con destino a Glew. Afuera pega el sol de las cuatro de la tarde y en el vagón no hay mucha gente. Por los pasillos se escuchan las ofertas de los vendedores. Las voces se entremezclan y alguien que se sienta al lado tuyo.

alt_text

Esa noche la publicación mantuvo en vilo a más de 1500 personas en la página. Muchos compartieron la imagen y sumaron al debate:

alt_text

Finalmente los usuarios lograron dar con la identidad del pasajero. Pero también supieron que estaba en una relación, y la novela no prosperó.

Historias como éstas, consejos para cuidarse de los pungas, gente que busca cosas olvidadas en los vagones (desde las camisetas de los pibes de la categoría 2005 del club Spegazzini hasta el paraguas de la señora que escribe con la esperanza de encontrarlo) e información del servicio conviven en la página Cosas del Roca. Con más de 145 mil usuarios y un humor picante e irónico cuenta cómo es viajar día a día en la línea más importante de la red ferroviaria metropolitana.

alt_text

El proyecto arrancó en 2014. “La idea de armar la página la pensamos con un compañero de trabajo. Los dos somos usuarios diarios del tren y nos gustan las redes sociales”, cuenta a El Cruce Eduardo, uno de los cuatro administradores de Cosas del Roca. “Vimos que nadie contaba las cosas que pasaban en el tren y decidimos armar una página que hiciera humor con las cosas cotidianas: pasajeros durmiendo, perros que viajan, detalles que la gente ve todos los días”.

alt_text

Poco a poco fue creciendo una comunidad virtual en torno al tren del sur; los queridos “roqueros”, como los llaman los administradores. Los mismos pasajeros empezaron a mandar y pedir información sobre el servicio y así fueron moldeando la función de Cosas del Roca. “Empezamos a informar lo que pasaba en el tren porque la misma gente nos avisaba: ‘che, mira que el tren se demoró’, o nos contaba que había pasado un accidente, así que lo sumamos como un agregado”, explica Eduardo.

“Como vimos que la información también nos traía seguidores, porque nadie informaba y la empresa menos, empezamos a movernos para buscarla. Nos fijábamos qué iba a pasar el fin de semana, si iba a haber corte de vías, si iban a realizar algún arreglo; a la vez, los mismos ferroviarios nos pasaban información que les bajaba a ellos la empresa y nosotros la reescribíamos con nuestras palabras”.

alt_text

Bestiario roquero

Pasajeros, vendedores, trabajadores, enfermos, artistas son algunos de los personajes que conviven en los vagones del Roca. ¿Qué define a un auténtico roquero? ¿Cuál vendedor merece todos los aplausos? ¿Existe un producto estrella entre los bolsos llenos de ofertas ambulantes?

En 2015, cerca de cumplirse un año desde la puesta en funcionamiento de la página, Cosas del Roca se propuso responder estas preguntas y organizó los Premios Don Roca, con lo mejor y lo peor del año en las siguientes categorías: mejor roquero, mejor publicidad, estación heavy, capital del piquete, vendedor estrella, estación estrella, banda sonora, ramal preferido y producto estrella.

Algunos de los más votados fueron:

alt_text

La publicación generó cientos de comentarios con palabras de aliento hacia la vendedora, e incluso llegó a emocionar a la mujer:

alt_text

¿Y para ser considerado “el mejor roquero del año”?, ¿Qué se necesita? Blas lo sabía y por eso fue galardonado con La argolla de oro (imitación) por los miembros de la comunidad:

alt_text

Esta semana Cosas del Roca cumplió 3 años. Durante este tiempo sus cuatro administradores supieron ponerse la camiseta de la línea, mantener a la gente informada* e invitarla a la reflexión sobre sus errores como usuarios*. Pero quizás una de las tareas más comunes fue dejarle en claro a los seguidores que la página no es administrada por gente de la empresa ni por personas que está en su contra del servicio.

“Nueve de diez nos confunden con una página oficial, nos puteaa por el día a día, porque el tren se demora, porque hubo un accidente o porque le robaron el celular. Hay gente que incluso sabe que no somos la página oficial pero nos putea igual para descargarse, *porque somos sus psicólogos y porque sabe que nosotros les contestamos igual los mensajes*”, cuenta uno de los cuatro administradores de Cosas del Roca a esta revista.

En este tiempo la comunidad también se fue fortaleciendo y hoy están cerca de alcanzar los 150 mil seguidores. Además la página tiene una galería con más de 600 fotos de los pasajeros, que ellos mismos envían y se agranda cada semana.

alt_text

También tienen presencia en Twitter e Instagram y hace muy poco lanzaron una aplicación para Android referida 100 por ciento al horario de los trenes. Con esta tecnología, los usuarios puede chequear desde el celular cuánto falta para que el tren llegue a la estación, ver a las formaciones en un mapa en tiempo real y enterarse si hay demoras o cancelaciones en el servicio.

Cosas del Roca es un ejemplo de canal de comunicación nacido desde abajo, a partir de los mismos usuarios y por una necesidad de información que ni siquiera la empresa contemplaba.

Quizás esta cuna popular haya sido la que marcó su forma de informar: distendida, punzante, y con un cariño enorme hacia el ramal y sus viajeros. Como dice una publicación del 2015: “Si bien sabemos que el servicio no es de lo mejor, creemos que de nosotros depende cuidar el medio de transporte que, más allá de sus falencias, es el más económico y efectivo. Nosotros, roqueros desde la cuna, seguiremos levantando nuestra copa por todos los usuarios y trabajadores que ponen día a día su aporte para que todo camine sobre rieles”.

0 comentarios sobre “El chico que escuchaba a Madonna y otras historias arriba del Roca

  • Cómo me gustaron sus palabras!! Hace poco que soy seguidora de la página, pero la han descrito tan fiel a lo que es… Que me enorgullece ser usuaria del roca, simplemente por todas las anécdotas que suceden día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>