Convenio entre UNLZ y el Obispado para atender la problemática social

El acuerdo fue firmado entre el rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, Diego Molea, y el obispo Jorge Lugones. Se creará un observatorio de la deuda social, integrado por docentes, graduados e investigadores de las facultades, y profesionales externos.

Lomas de Zamora, jun 19 (AUNO) – El rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ), Diego Molea, y el obispo lomense, monseñor Jorge Lugones, firmaron un convenio destinado a iniciar un trabajo conjunto entre ambas instituciones para atender las problemáticas sociales de la región.

“A partir de la firma del acuerdo, se pautó la creación del Observatorio de la Deuda Social y la integración de la casa de estudios al proyecto solidario Manos a la Obra, además de otras iniciativas a concretarse próximamente”, informó la UNLZ en un comunicado.

“Este es un paso trascendental para la historia de la Universidad”, manifestó Molea, y agregó: “Cuando fue creada hace 40 años en el conurbano tuvo el objetivo de brindarle posibilidades a los sectores que menos posibilidades tienen y por eso la importancia de unirnos con la Iglesia y con su tarea humanista y solidaria que viene desarrollando desde hace muchísimos años en la región”.

El rector aseguró que el objetivo común “es luchar contra el flagelo de la pobreza. Nosotros no somos una Universidad que le da la espalda a la sociedad. Al contrario, nos comprometemos y trabajamos para involucrarnos con los problemas de la gente y buscamos soluciones”.

Por su parte, monseñor Lugones destacó que el acuerdo es “muy importante para la difusión del trabajo que viene realizando la Iglesia desde hace tres años con el proyecto solidario Manos a la Obra en el ambiente universitario, entre los más de 45 mil estudiantes” de esa casa de estudios.

El obispo de la Diócesis de Lomas de Zamora, que comprende los municipios de Lomas, Esteban Echeverría, Almirante Brown, Ezeiza, Presidente Perón y San Vicente, aclaró que el Observatorio “no está destinado a la denuncia sino a funcionar de una forma propositiva, esto es, qué se está haciendo y qué se puede mejorar”.

“De esta manera, los estudiantes, docentes y graduados van a poder ayudar con un servicio que está destinado a los más pobres, aportando desde las herramientas que le brinda su profesión”, explicó Lugones.

Ejemplificó: “Es importante, por ejemplo, que un estudiante de Periodismo le pueda brindar a la gente más postergada, que vive en lugares donde no llega Internet o wi-fi, espacios para poder informarse y comunicarse”.

El programa de voluntariado Manos a la Obra tiene como objetivo que los jóvenes profesionales pongan sus conocimientos al servicio de la comunidad con acciones solidarias y mediante una atención específica, se informó.

El Observatorio de la Deuda Social es un centro de investigación, extensión y formación que se enfoca en estudiar, evaluar y monitorear el estado de desarrollo humano y social en la región, se explicó.

El observatorio estará integrado por docentes, graduados e investigadores de las facultades, y profesionales externos, y tiene como meta de los estudios “promover el conocimiento y la toma de consciencia por parte de sectores dirigentes, de especialistas y de la opinión pública sobre los alcances de la problemática de la pobreza, la marginalidad, la desintegración social y la desigualdad económica, así como sus causas”.

En el final de la reunión, monseñor Lugones le obsequió a Molea dos libros: el documento de Aparecida, texto conclusivo de la V Conferencia General del Consejo Episcopal Latinoamericano y del Caribe (CELAM), celebrado en Aparecida, Brasil; y el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia.

AUNO 19-06-13
GP-HRC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>