Comienza el juicio por el crimen de Anahí Benítez

La familia de la víctima pedirá la pena máxima para los dos acusados, Marcos Bazán y Marcelo Villalba.

El juicio por el femicidio de Anahí Benítez, la joven de 16 años que fue asesinada en la Reserva de Santa Catalina, comienza esta mañana en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora. El proceso judicial tiene dos acusados, Marcos Esteban Bazán (36) y Marcelo Sergio Villalba (42), imputados por abuso sexual y homicidio.

La comunidad del colegio al que asistía Anahí, el ENSAM, convocó a concentrar desde las 8 en el establecimiento educativo ubicado en Manuel Castro 990 -Banfield-, para marchar hacia los tribunales de Lomas.

En cuanto al juicio el abogado de la familia de la joven, Guillermo Bernard Krizan, anticipó que quieren conseguir la cadena perpetua para ambos implicados. “Vamos por la pena máxima, tanto de Villalba como de Bazán, porque consideramos que hay pruebas más que suficientes”, aseguró Krizan en diálogo con AUNO.

Respecto a si hay alguna prueba nueva para sumar al caso anticipó que sólo resta adjuntar una pericia, la de un pelo, que “había sido hallado en la casa de Bazán”. “El centro de antropología forense estaba haciendo un resumen y lo vamos a aportar en el transcurso del debate, el resto ya está todo incorporado”, explicó el especialista.

El juicio

El proceso judicial arrancará a las 9 y declararán los familiares directos de Anahí: la madre, el padre, el hermano, la abuela y tal vez un amigo. El resto de la jornada aún no está pautada y se establecerá en el transcurso del día.

La totalidad del juicio constará de 12 a 15 días aproximadamente. “Será en el transcurso de estas jornadas cuando se vaya estableciendo el panorama y las pautas a seguir”, detalló el abogado.

Según Krizan los plazos estimados “se cumplieron bastante bien”. “Es más, de hecho, nosotros queríamos que el debate se iniciara un poquito más adelante por si faltaba alguna prueba pero el tribunal determinó que no”, analizó.

El tribunal se encuentra integrado por los magistrados Roberto Conti, Elisa López Moyano y Roberto Lugones, mientras que el fiscal de la causa será Hugo Daniel Carrón.

El caso

La joven salió de su casa en la tarde del 29 de julio de 2017 y se dirigía al parque Eva Perón, de Lomas de Zamora. Gracias a los aportes de las cámaras de seguridad municipales se supo que nunca llegó a destino. Su último rastro fue identificado gracias a su celular en el Cruce de Lomas, por eso la investigación hizo foco en este espacio.

Finalmente el 4 de agosto efectivos de la policía bonaerense hallaron el cuerpo de la joven semienterrado en la Reserva de Santa Catalina y gracias a la autopsia se determinó que murió por asfixia. También que este presentaba signos de abuso sexual.

En cuanto a los acusados el primero en ser detenido fue Bazán. Un perro encontró rastros de Anahí en el galpón de su casa, ubicada a 300 metros de donde fue hallado su cuerpo. Luego fue detenido Villalba, al reactivarse el celular de la joven y descubrirse que lo tenía el hijo del acusado.

La detención de Bazán fue luego de que un perro rastreador marcase su casa ubicada a metros del lugar del hallazgo, donde se encontró una olla con arroz similar al encontrado en el estómago de Anahí, ropa de mujer, pelos y manchas de sangre. En su defensa el presunto culpable aseguró que no conocía a la joven y que la ropa era de su novia.

La fiscal especializada en violencia de género que instruyó la causa, Fabiola Juanatey, pidió que Bazán sea juzgado como coautor de “privación ilegal de la libertad agravada, homicidio agravado por alevosía, criminis causa, por mediar violencia de género”, y también como partícipe necesario de “abuso sexual agravado por acceso carnal”.

En lo que respecta a Villalba un estudio de ADN determinó que su perfil genético coincidía con el semen hallado en el cuerpo de la víctima por lo que quedó directamente involucrado como presunto autor de la violación.

Luego de Bazán, Villalba fue detenido cuando los investigadores dieron con que él le había regalado el celular de la víctima a su hijo. Se defendió asegurando que había encontrado el teléfono tirado y a su vez negó conocer al otro sospechoso y a la joven.

A este implicado la fiscal lo acusó por “robo”, “abuso sexual agravado por acceso carnal” en carácter de autor, por “privación ilegal de la libertad agravada”, “homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género” en calidad de coautor.

AUNO-18-02-2019
DESP-MDY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>