Comenzarán a construir en Olavarría una planta que generará biogás de un relleno sanitario

El municipio bonaerense de Olavarría dará en los próximos meses un importante paso para generar un emprendimiento que permitirá la recuperación de gases perjudiciales para el ambiente, en el marco de los mecanismos buscados a partir de la firma del Protocolo de Kyoto para disminuir el efecto invernadero.

(AUNO*).”#8221;El programa fue desarrollado por especialistas de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN) y apunta a la producción o recuperación de biogás generado por un relleno sanitario de esa comuna, y de esta manera evitar que esos gases repercutan en el calentamiento global.
Actualmente, el relleno cuenta con unas 140 mil toneladas de basura que generan gases, y la ciudad, de unos 100 mil habitantes, genera unas 85 toneladas diarias de desechos sólidos.
La reducción de estas emisiones de gases será certificada por expertos internacionales y los certificados serán vendidos al “Fondo de Carbono para el Desarrollo de Comunidades”, mecanismo contemplado en el Protocolo de Kyoto y la Convención de Cambio Climático.
El último paso de este proyecto se dio días atrás, cuando el intendente de Olavarría, Helios Eseverri, firmó el contrato para la construcción de la planta de recuperación del gas, otorgado a la empresa Fanit SA, que ofreció un presupuesto de 373.745 pesos. Según está previsto, la compañía deberá realizar todas las tareas de instalación, hasta llevar a “la puesta en marcha de la planta hasta lograr un régimen estable de captura de biogás”.
Una vez en marcha, según se explicó desde la Secretaría de Obras y Servicios Públicos del municipio, “se capturará el gas metano y dióxido de carbono del relleno sanitario” local.
Los gases capturados generarán un “crédito” para el municipio, que, negociados ante el Banco Internacional para la Reconstrucción y Desarrollo,(IBRD), le permitirá contar con fondos para destinar a “mejoras ambientales”. Según planea el municipio, esos fondos serán utilizados para la construcción de una red de agua potable en una localidad de cerca de 500 habitantes que solo se nutre de perforaciones, además del aprovechamiento del gas capturado para utilizar como fuente de energía.
El proyecto desarrollado por los ingenieros de la UNICEN Estela Santalla y Gabriel Blanco, contempla un sistema de recolección de gas generado pro el basurero, con pozos de extracción, cañerías de succión, equipo de transporte y unidad de tratamiento.
Según está previsto, se podría recuperar el 50 por ciento de los gases generados por los desechos, en su mayoría orgánicos, con una tasa promedio calculada en cerca de 300 metros cúbicos de biogás por hora durante un par de décadas.
La alternativa de la planta de recuperación de biogás surgió después de analizar otras para el manejo de los residuos urbanos en la zona, como la recuperación de materiales para reciclado o la fabricación de un combustible sólido apto para ser utilizado en los hornos de cemento locales.
Además, la captura del biogás no inutiliza ninguna de las otras opciones, sino que más adelante también podrían ser implementadas.
AUNO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>