Clausuraron otras seis empresas por presunta contaminación ambiental

Operan a orillas del Riachuelo en los partidos de Lomas de Zamora, Avellaneda y Cañuelas. La medida es provisoria y la tomó la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación.

Cuatro empresas industriales que presuntamente perjudicaban a “la integración física de los habitantes” y además producían peligros ambientales en la cuenca Matanza-Riachuelo fueron clausuradas tras un operativo llevado a cabo por inspectores de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo sustentable de la Nación.

Las medidas recayeron sobre los predios de las empresas Proteinar S.A., de Cañuelas; Petroquímica Argentina S.A. y Conte Todo S.A, de Lomas de Zamora; La Galvanoplástica Técnica S.H., de Avellaneda; y “se mantendrán vigentes hasta tanto se constate que ha cesado la situación de peligro para el ambiente y la integridad física de los ribereños”, según un comunicado de la Secretaría de Ambiente.

Según precisaron, las industrias presentaban “irregularidades” en las documentaciones que las habilitan para desechar ciertas sustancias en el Riachuelo y tampoco exhibían las “condiciones adecuadas” de seguridad para operar.

Específicamente en la localidad de Máximo Paz, la empresa Proteinar Argentina S.A., mantenía una “inadecuada gestión” en la disposición de materias primas y residuos y, a su vez, “no contaba con los escritos requeridos para poder operar”.

Además, los sistemas de contención se encontraban en “mal estado”, tenían derrames de aceites industriales y acopio de residuos, no contaban con el permiso para emitir efluentes gaseosos ni con las condiciones de seguridad e instalaciones sugeridas por la autoridad ambiental.

La Petroquímica Argentina, de Banfield, siempre según la secretaría, “no está en correctas condiciones” para su funcionamiento, dado que puede desarrollar en los vecinos lindantes dificultades respiratorias, quemaduras en la piel y afectar al sistema nervioso central y en el sistema cardiovascular, y demás requisitos.

Por otro lado, fue clausurado preventivamente un depósito de sustancias peligrosas y un baño donde realizaban baños de cobre, bronce y cianuro de zinc, perteneciente a La Galvanoplástica S.A en la localidad de Piñeiro, de Avellaneda.

Aquí, al igual que en la petroquímica, tampoco contaban con la habilitación para el manejo de sustancias altamente inflamables y peligrosas.

Lo mismo ocurrió con la empresa Conte Todo S.A., de Lomas de Zamora, que se dedicaba a transporte, operación y tratamiento de materiales reciclables y al almacenamiento y estacionamiento de equipamientos.

Tras ser inspeccionada, los efectivos precisaron que “había tanques aéreos y subterráneos en desuso sin declarar ante la Secretaría de Energía de la Nación, residuos de distintos tipos y chatarra de forma dispersa y estacionada”.

“También contaba con la ausencia de un lugar para el acaparamiento de residuos especiales y un sistema de desagüe pluvial apto para evitar perjuicios ambientales”, concluyeron.

Participaron de las inspecciones efectivos de la Dirección de Prevención Ecológica y Sustancias Peligrosas de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, el Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina y personal del Organismo de Delitos Ambientales para el Desarrollo Sostenible bonaerense, en el marco del Plan Integral de Saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo.

CP-NS-AFD
AUNO-10-04-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>